Publicado 19/07/2022 15:22

Zack Snyder usó cuentas falsas y bots para lanzar su versión de Liga de la Justicia

Zack Snyder usó cuentas falsas y bots para promover su versión de Liga de la Justicia
Zack Snyder usó cuentas falsas y bots para promover su versión de Liga de la Justicia - HBO MAX

   MADRID, 19 Jul. (CulturaOcio) -

   El 18 de marzo de 2021 vio la luz en HBO Max La Liga de la Justicia de Zack Snyder, un montaje de unas cuatro horas en el que el director ofrecía, al fin, su genuina visión de la reunión de héroes de DC. Un filme que veía la luz después de que, durante años, los fans reclamaran en redes sociales a través de la campaña #ReleaseTheSynderCut, que el director de Watchmen y 300 pudiera lanzar su montaje de la película que dejó inacabada por una tragedia personal para resarcir a los totems de DC tras la vilipendiada versión estrenada en cines tras la que estaba el ahora no menos repudiado Joss Whedon.

   Pero lo que en principio parecía como un ejemplo del triunfo de los fans frente a los tiburones de Hollywood, de la voluntad de unos seguidores anónimos entregados a la visión de un creador frente a los dictados de los trajeados directivos, podría tener un lado mucho más turbio y menos romántico. Y es que, según revela un extenso reportaje publicado por Rolling Stone, tras el movimiento #ReleaseTheSynderCut habría una campaña de acoso on-line orquestada por el propio Snyder para la que se valió del uso de bots.

   Zack Snyder, vinculado al Universo Cinematográfico de DC desde 2013, cuando dirigió Man of Steel con Henry Cavill como Superman, tras dirigigir Batman v Superman: El amanecer de la Justicia en 2016 iba a hacerse cargo del proyecto más ambicioso de la franquicia, Liga de la Justicia. El filme supondría la gran reunión de los más poderosos héroes de DC en un reparto liderado por el Batman de Ben Affleck, la Wonder Woman de Gal Gadot, el Cyborg de Ray Fisher, el Flash de Ezra Miller, el Aquaman de Jason Momoa, y, en última instancia, el héroe kryptoniano de Cavill.

   Sin embargo, cuando ya había rodado gran parte del metraje, el realizador se vio obligado a abandonar el proyecto tras la trágica muerte de su hija. Fue entonces cuando Joss Whedon recogió el testigo y se hizo cargo del proyecto que Warner Bros. estrenó en los cines en noviembre de 2017. Claro que las muchas modificaciones realizadas por el creador de Buffy Cazavampiros, no fueron del agrado de los fans, quienes además de sentirse decepcionados -especial mención merece siempre en este aspecto el bigote eliminado con un lamentable CGI de Henry Cavill- también se mostraron contrariados.

   Indignados, durante exigieron a Warner que la apuesta original de Snyder para Liga de la Justicia viese finalmente la luz, como tenía previsto inicialmente el realizador a través de intensas protestas en redes con los hashtags #ReleasetheSnyderCut (que llegó incluso a contar con un cartel luminoso en pleno Times Square en 2019) y #RestoreTheSnyderverse. Poco a poco, la bola de nieve se fue haciendo mayor hasta desembocar finalmente en el Snyder Cut de Liga de la Justicia, un montaje de cuatro horas que vio la luz en marzo de 2021 HBO Max. El director pudo así completar tanto el gran anhelo de miles de fans como el suyo propio.

   Ahora, según informa Rolling Stone, en un artículo que oportunamente ve la luz cuando va a salir a la venta las ediciones físicas del Snyder Cut de Justice League, dos estudios encargados por Warner Media en enero de 2021 a una empresa de seguridad cibernética, revelan que gran parte del apoyo que recibió Zack Snyder en redes sociales mediante estos hashtags no era real.

   Así, según los datos de estos estudios, más del 13% de las cuentas que promovieron estas campañas son falsas o lanzadas desde cuentas bots, por lo que una gran parte de su éxito fue impulsado y respaldado por perfiles no reales. Y, de hecho, varios expertos aseguran que, en temas de plena actualidad, lo normal a la hora de detectar este tipo de cuentas, oscila entre el 3 y el 5%.

   Así mismo, este informe también recoge que había tres responsables como fuerza impulsora de las campañas #RestoreTheSnyderverse y #ReleasetheSnyderCut, una para cada red social: Twitter, Facebook e Instagram, y han sido descritas como personas con una gran cantidad de seguidores, capaces de influir en la opinión pública en connivencia con el propio Snyder.

EL EJÉRCITO DEL SNYDERVERSE

   De hecho, el artículo señala que, después de ver cómo Batman v Superman recibía peores críticas de lo esperado, Snyder contaba con los servicios de una empresa de márketing digital para tener contacto directo con los fans y contar con una visión más certera de sus inquietudes. Un conocimiento que sería clave para, presuntamente, articular el ataque del fandom, para guiar a su ejército del SnyderVerse.

   Y precisamente, lo que también recalcan los analistas de ese estudio, es la connotación tan perjudicial y tóxica con la que actúan muchas cuentas, sean reales o falsas a la hora de difundir bulos o amenazas sobre Warner Media por no restaurar el SnyderVerse. Especialmente, en lo relativo a las que recibió Ann Sarnof, la que fuera hasta la fusión con Discovery, la presidenta del estudio, después de repetir en diversas ocasiones que "no existía ningún Snyder Cut".

   De hecho, Sarnof no fue la única en ser amedrentada, ya que según apunta el informe llevado a cabo por el estudio como respuesta a las inquietantes amenazas que sufrían varios miembros de Warner en redes sociales, el productor y responsable DC Geoff Johns, el presidente de DC Films, Walter Hamada, y el expresidente de Warner Bros, Toby Emmerich, también fueron intimidados en las redes sociales.

   Unos ataques de los que tampoco se libraron las películas Warner basadas en personajes de DC que no continuaban el Snyderverse, como The Suicide Squad de James Gunn o el Joker protagonizado por el oscarizado Joaquin Phoenix, e incluso otras que poco o nada tenían que ver como Godzilla vs. Kong, contra la que cargaron por estrenarse poco después de que viera la luz el Snyder Cut de Justice League. #BoycottWarnerBros fue también un hashtag usado en estas campañas.

   Además, en otros pasajes el artículo habla concretamente de dos figuras, Xavier Lannes y Fiona Zheng, impulsores del site forsnydercut.com, y respecto a los que Snyder ya negó en el pasado cualquier tipo de vinculación. También se alude a una discusión entre Snyder y los productores de Liga de la Justicia, Geoff Johns y Jon Berg, cuando estos se negaron a que quitara su nombre de los créditos del montaje de la versión de cuatro horas de Liga de la Justicia. "Me están dando largas para quitar sus nombres de mi montaje. Así que les voy a destrozar en redes sociales", reproduce.

   Este reportaje de Rolling Stone llega meses después de que The Wrap denunciara que tras el triunfo de Snyder en los flamantes premios del público que se incluyeron por primera vez en la última ceremonia de los Oscar, también hubo juego sucio con bots y cuentas falsas implicados. Entonces el cineasta vio cómo su película de zombies Ejército de los muertos se hizo con el premio al filme favorito del público y cómo el reconocimiento a la mejor escena de la historia del cine fue para una secuencia de The Flash (Ezra Miller) en el clímax de su montaje de La Liga de la Justicia.

Más información