Publicado 01/07/2022 13:31

Ezra Miller, acusado de acoso y agresión a dos mujeres en Islandia y Alemania: "Fue asqueroso"

Archivo - Ezra Miller (The Flash), detenido en Hawái por acoso y desorden público en un karaoke
Archivo - Ezra Miller (The Flash), detenido en Hawái por acoso y desorden público en un karaoke - CONTACTO - Archivo

   MADRID, 1 Jul. (CulturaOcio) -

   En 2020 Ezra Miller copó los titulares después de que saliera a la luz un vídeo en el que aparecía agarrando por el cuello a una mujer. El incidente tuvo lugar en Islandia, donde pasó una temporada después de que el rodaje en Londres de Animales fantásticos: los secretos de Dumbledore fuera suspendido por el coronavirus. Más de dos años después, la víctima se ha sincerado con Variety.

   Según tres fuentes diferentes, la mujer había estado hablando con Miller en un bar. Ella preguntó al actor que encarna a The Flash por unas heridas, y el actor explicó que eran cicatrices de una pelea. La mujer hizo una broma al respecto. "Para que lo sepas, podría ganarte en una pelea", dijo, a lo que Miller respondió "¿de verdad quieres pelear?", y ella contestó que se encontrarían en la zona de fumadores para enfrentarse.

   "Pensé que era una broma, pero no lo era", confesó la víctima a Variety. "¿Quieres pelear? ¿Es eso lo que quieres?", pregunta Miller en el vídeo mientras agarra a la mujer por el cuello. Variety ha corroborado que la persona que grabó el clip intervino para parar la agresión.

   OTRA MUJER LE ACUSA DE ACOSO

   A la agresión se suma una acusación de acoso en este caso en Alemania. Una mujer llamada Nadia contó a Variety que, tras dos años de contacto con el actor a través principalmente de mensajes de texto, invitó al intérprete a su casa de Berlín en febrero de 2022.

   "No se habían visto desde que tuvieron un encuentro sexual consentido en 2020. Pero después de una interacción amistosa, el estado de ánimo de Miller cambió bruscamente cuando le dijo que no podía fumar dentro de su casa", reza la publicación.

   "Eso simplemente le encendió. Le pedí que se fuera unas 20 veces, tal vez más. Empezó a insultarme. Me dijo que era un pedazo de mierda transfóbico. Que era una nazi. Se volvió muy, muy estresante para mí. Iba dando vueltas por mi casa, mirando todo, tocando todo, esparciendo hojas de tabaco por el suelo. Fue asqueroso y muy intrusivo", contó Nadia.

   Después de aproximadamente media hora de súplicas, Nadia finalmente convenció a Miller de que se fuera una vez que llamó a la policía. "Sentí que de alguna manera podría atacarme físicamente. Me sentí muy insegura", admitió la mujer.

   Dos amigos de Nadia, una defensora de los derechos de la mujer, una trabajadora social alemana y el abogado de Nadia declararon a Variety que hablaron con la mujer poco después de su supuesto encuentro con Miller y corroboraron su relato. En abril, Nadia presentó una denuncia por lo ocurrido, tal como Variety confirmó ante la Fiscalía de Berlín. El fiscal estaba investigando al actor por un cargo de allanamiento de morada, pero la investigación se suspendió porque el artista ya no está en Alemania.

   Aproximadamente un mes después de su presunto encuentro con Miller, Nadia vio en las noticias que el actor había sido arrestado en Hawái por alteración del orden público y acoso y había protagonizado un incidente en un bar. "Parece que hay un patrón. Es el abuso de la jet-set", lamentó Nadia.

   DE ESCÁNDALO EN ESCÁNDALO

   El pasado marzo Ezra Miller fue detenido en Hilo (Hawái) por un altercado en un karaoke. El actor intentó quitarle un micrófono a una mujer y se abalanzó sobre un hombre, por lo que fue acusado de acoso y desorden público. Tras pagar una fianza de 500 dólares, quedó en libertad. Horas después de su detención en Hilo, Miller amenazó de muerte a su pareja, que solicitó una orden de alejamiento contra él. En abril, de nuevo fue arrestado por agresión en Pahoa (Hawái).

   Ya en junio la estrella fue denunciada por manipular y drogar a una activista llamada Tokata Iron Eyes cuando ella era menor de edad. Además, Rolling Stone publicó un artículo afirmando que Miller había dado alojamiento a una madre de 25 años y a sus tres hijos menores en una granja de Stamford (Vermont) en la que supuestamente habría drogas y armas sin supervisión.

Más información