La Casa del Dragón 2x04: Eve Best explica decisión kamikaze de Rhaenys
La Casa del Dragón 2x04: Eve Best explica decisión kamikaze de Rhaenys - HBO MAX
Actualizado: martes, 9 julio 2024 10:05

   MADRID, 8 Jul. (CulturaOcio) -

   El final del cuarto capítulo de la segunda temporada de La Casa del Dragón se centró en una de las grandes contiendas de la Danza de Dragones: La Batalla de Reposo del Grajo. Allí, las fortaleza de Lord Staunton, leal a Rhaenyra Targaryen, se ve asediada por las tropas de los Verdes, el bando de los partidarios de Aegon II Targaryen, comandados por Ser Criston Cole. Una escaramuza que alcanza niveles épicos pocas veces vistos en pantalla con la participación de varios dragones y sus valerosos, pero en algunos casos excesivamente impulsivos, jinetes.

    ((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   En el episodio 4 de la ficción, Ser Criston Cole marcha con un ejército a tomar la pequeña fortaleza de Lord Staunton en Reposo del Grajo, un movimiento ante el que finalmente Rhaenyra, recién llegada de Desembarco del Rey, decide responder enviando un dragón, como le llevaban exigiendo hace tiempo los hombres del consejo.

   Y es que, si antes la hija de Viserys se había mostrado reticente a iniciar la guerra, consciente de la destrucción que provocaría el choque entre las bestias aladas de ambos bandos, ahora está convencida de que no hay otra salida.

    Así, Rhaenyra declara ante el consejo que ella misma irá a Reposo del Grajo a lomos de Syrax, algo que nadie parece ver con buenos ojos. Cuando esta decisión es discutida en el consejo, la líder de los Negros se niega a enviar a su hijo, Jacaerys, al campo de batalla pero sí acepta el ofrecimiento de Rhaenys, que alega que es ella quien debe ir, un ofrecimiento que es más una "instrucción", según ha señalado Eve Best en declaraciones a Business Insider.

   "Lo que está haciendo es mostrarle cómo ser una buena líder y cómo gobernar, y esto es lo que haces. No vas tú mismo porque eso es demasiado arriesgado para la situación en conjunto. Envías a tu mejor luchador", ha explicado la actriz. Por otro lado, el personaje es plenamente consciente de que no regresará de la misión a la que se presenta, algo que la intérprete consideraba necesario: "Tiene que ser un sacrificio, porque siento que Rhaenys ha hecho todo para evitar esta guerra".

"DESATAR UNA GUERRA NUCLEAR"

   Y es que Rhaenys había ejercido durante toda la ficción como una voz de la razón, firme defensora de los intentos de Rhaenyra por lograr la paz. De hecho, cuando en la primera temporada tuvo ocasión de iniciar el conflicto (o acabarlo antes siquiera de que hubiera empezado), matando a Aegon II y a la mayoría de los Verdes durante la coronación en el Septo, no lo hizo. Daemon le reprochó esta decisión, pero ella sentía que no era una elección que le correspondiera.

   "Deliberadamente, al final del noveno episodio, ella optó por no desatar una guerra nuclear, de forma muy acertada", observa Best, comentando que Ryan Condal, showrunner de la ficción, tenía esa visión de los dragones como el equivalente en Poniente a las armas nucleares.

   "Y se pasó toda la segunda temporada haciendo todo lo posible para alejar a todo el mundo de la guerra nuclear. Ella es la única persona, la única voz de la cordura, y la razón, y la sabiduría, y la experiencia, porque ella y Corlys son los únicos adultos que quedan en la habitación", explica la actriz.

    "Al final de la primera temporada le dije a Ryan: 'Quiero que en la segunda se convierta en samurái', porque en la primera había sido absolutamente ambigua. Había escondido mucho sus cartas, había jugado a la política", ha confesado por otro lado Best, admitiendo que a pesar de la naturaleza pacífica del personaje, quería que Rhaenys también que tomara parte de la acción.

   Así, cuando dicha "guerra nuclear" es inevitable, paradójicamente es Rhaenys una de las encargadas de iniciarla. Ante esto, la actriz ve lógico que el personaje no sobreviva. "Quien cruza esa línea no puede continuar. No hay vida después de eso. Tiene que ser una misión de sacrificio", razona Best que explica así por qué, en lugar de huir tras el primer ataque de Aemond a lomos de Vhagar, vuelve a sobrevolar el campo de batalla para enfrentarse, hasta en dos ocasiones más, a un dragón que triplica el tampaño de Meleys.

   RHAENYS, LA LANCELOT DE RHAENYRA

    "Ella es el equivalente del Lancelot de Rhaenyra. Es su mejor caballero. Y es una decisión honorable, de una guerrera", expone la actriz que también destaca cómo, durante la batalla, Rhaenys todavía se muestra reacia a usar todo el poder de su dragona ya que, a pesar de que están intentando matarla, es consciente de que Aegon y Aemond siguen siendo parte de su familia.

    Durante esa secuencia, subraya la actriz Rhaenys es muy específica en sus instrucciones a Meleys, al que a pesar de la fiereza de sus oponentes y el enorme peligro por su vida solo ordena a la dragona que ataque a Fuegosol y Vhagar, incluso cuando sus sobrinos gritan "Dracarys", atacando al bulto.

   "Creo que cada vez que alguien está sobre un dragón y dice 'Dracarys', el humano o la persona que lo monta había alcanzado un nivel de excitación realmente alto. Es desatar el caos, algo muy vengativo y de estar muy enfadado, de perder el control", expone Best. ""Para mí era muy importante que Rhaenys fuera diferente de todos los demás, que fuera una profesional absoluta hasta el final, que actuara con frialdad y precisión. Es lo que la caracteriza", concluye.

Más noticias
Contador

Leer más acerca de: