8 aciertos y un gran error de Vengadores: Endgame

8 Aciertos Y Un Gran Error De Vengadores: Endgame
MARVEL
Actualizado 28/04/2019 13:36:35 CET

MADRID, 28 Abr. (CulturaOcio - Israel Arias) -

Llegó, vio y venció. Vengadores: Endgame arrasa en taquilla y triunfa entre los fans más exigentes. Un hito del cine de superheroico pensado y ejecutado para marvelitas de corazón que condensa en tres breves horas toda la acción, emoción, humor y épica que han hecho del Universo Cinematográfico Marvel la franquicia más exitosa de la historia del cine.

El filme con el que los hermanos Russo dicen adiós a Marvel Studios cuenta con no pocos atractivos que lo convierten en una experiencia desbordante capaz de sorprender, conmover y colmar las altísimas expectativas de millones de fieles que han seguido religiosamente durante más de una década las aventuras de Tony Stark, Steve Rogers y compañía. Esto es lo mejor, y también lo peor, de Vengadores: Endgame.

EL COMPLETO FINAL DE INFINITY WAR

Endgame arranca exactamente en el momento que termina Infinity War con un extenso prólogo, que hace también las veces de epílogo de la anterior batalla, y derrota, de los Vengadores. Una introducción de una intensidad emocional y narrativa brutal con la que los Russo ponen aún más patas arriba el mundo de Marvel y con la que, desde el minuto uno, dejan ojiplático al respetable mientras aprovechan el viaje, literalmente, para tirar por tierra la mitad de las teorías fan. Ya nos tienen exactamente dónde querían... ¡que empiece el final de la partida!

TOCAR FONDO

Uno de los tramos más disfrutables de las tres horas de Endgame tienen lugar en su primera parte, cuando, tras ese inicio implacable, el filme pisa el freno para centrarse en la gran pérdida que supuso el triunfo de Thanos y en cómo los supervivientes lidian con ese fracaso, con su derrota. Los Russo retratan a los Vengadores en su momento más bajo y deprimente en pasaje pesimista, oscuro, sombrío... y resuelto cinematográficamente de forma brillante. En este particular, especial mención merece el personaje de Jeff Brid... perdón! de Chris Hemsworth.

TRABAJO EN EQUIPO

El Marvel de los hermanos Russo es un mundo coral, pero esta obviedad no es fácil gestionar de forma tan competente. Como ya demostraran en sus guerras anteriores, ya fueran estas civiles o infinitas, e incluso en su debut marvelita, la sobresaliente Capitán América: Soldado de Invierno donde Steve Rogers repartía el peso de la aventura en Viuda Negra, Falcon y Nick Fury, lo de salvar el mundo es, necesariamente, un trabajo en equipo. En Endgame todos los héroes supervivientes a la Decimación juegan un papel más o menos esencial y, de nuevo aplicando la máxima bélica 'Divide y vencerás', Vengadores 4 logra gestionar de forma muy astuta el overbooking de personajes y tramas ofreciendo a todos sus momentos de gloria. Eso sí, el estrellato, como era de justicia, es para los Seis Originales.

CARTA DE AMOR AL UCM

Una gran aventura, un torrente de emociones, un espectacular derroche de CGI... Vengadores: Endgame es todo eso, sí, pero sobre todo es un autohomenaje a todo el Universo Cinematográfico Marvel. El colofón a esas más de 20 películas se encarga, con un genial juego reflexivo de guiños y referencias que se apropia del grueso de la trama, de dejar bien claro que disfrutar del viaje es tan importante, o incluso más, que el propio destino.

LAS VENGADORAS

¿Hace falta decir más? No. Simplemente agradecer que nuestras plegarias fueran escuchadas. Ahora solo hay que abrir bien los ojos y las orejas... y gozar de ellas. Las jefazas de Marvel, en acción son un pasaje de autentico lujo.

FINAL DE FINALES

Quizá para dejar aún mas claro que estamos ante el fin de una era, Marvel decidió romper con su propia tradición y no incluir escenas postcréditos en Endgame. En su lugar, el filme sirve un final con varios finales. Tras un épico desenlace, el nudo en la garganta perdura con una sucesión de epílogos concatenados que aportan aún más grandeza a la figura de caídos y supervivientes. Tampoco hay que pasar por alto los magníficos títulos finales, con especial atención, como no, para los seis héroes originales.

EQUILIBRIO FRENTE AL CAOS

Un prologo desatado que es a la vez epílogo de Infinity War. Un arranque sombrío y pesimista. Un tramo central que, además de un homenaje autoreferencial, es también cine de atracos y aventuras con grandes dosis toques de comedia. Y un desenlace que, tras la épica apoteosis CGI, ofrece emoción y piel de gallina con sus conmovedoras resoluciones. Todo eso, y bastantes cosas más, se encuentra en una misma película, el filme más grande y heterogéneo de todo el Universo Marvel que, milagrosamente, nunca se abandona a caos.

EL ÚLTIMO CAMEO DE STAN LEE

¡Excelsior! Sí, el destino quiso que el último cameo del padre de los superhéroes de Marvel, fallecido el pasado 12 de noviembre de 2018, tenga lugar en el filme más colosal y autoreferencial de todo el UCM.

EL GRAN ERROR

El gran fallo de Vengadores: Endgame es... que no sea la última película de Marvel, al menos por un tiempo. Un cierre tan formidable merecería un punto y aparte prolongado. Tampoco sería necesaria una larga sequía, pero al menos sí un trienio de barbecho para poner en verdadero valor la Saga del Infinito. Por desgracia, eso es imposible en estos tiempos feroces. Hay que tener sobrealimentado al fandom... y Marvel lo sabe. Así que más allá del estreno de Spider-Man: Lejos de casa, cinta que formalmente pone fin a la Fase 3, la factoría ya prepara su remozada Fase 4 con las secuelas de Guardianes de la Galaxia, Black Panther o Doctor Strange y con nuevos bríos como Los Eternos.

Contador

Para leer más