Publicado 11/04/2022 18:44

El final de la temporada 5 de Élite, explicado: ¿Está muerto... SPOILER?

Escena de la quinta temporada de 'Élite'
Escena de la quinta temporada de 'Élite' - NETFLIX

   MADRID, 11 Abr. (CulturaOcio) -

   A pesar de las encendidas polémicas que han rodeado a esta quinta temporada, 'Élite' ha vuelto a conquistar al público. La serie escrita por Jaime Vaca y Carlos Montero lidera la lista de los contenidos más vistos de Netflix, desbancando a 'Los Bridgerton' y relegando al remake de 'Café, con aroma de mujer' al tercer puesto. Como ha sucedido en las cuatro anteriores tandas, la quinta ha tenido un final de infarto con chantajes, amenazas y... una posible muerte.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   La quinta temporada queda marcada por la muerte de Armando (Andrés Velencoso), cuyo cadáver aparece flotando en medio del lago y es encontrado por Omar (Omar Ayuso). El público sabe que el culpable es Guzmán (Miguel Bernardeau), pero Samuel (Itzan Escamilla) y Rebe (Claudia Salas) han pactado encubrirle, lo que significa contarle a Omar lo sucedido.

   Es Omar quien recomienda avisar a la policía, y esta pone el foco en la familia Blanco como sospechosa, concretamente piensa que ha sido Benjamín (Diego Martín), debido a que este tenía más que motivos para acabar con la vida de Armando. El más evidente es que este abusó de Mencía (Martina Cariddi) y casi mata a Ari (Carla Díaz). Acorralado, Benjamín convence a Samu para que diga que él fue el culpable, a cambio le garantiza que tendrá los mejores abogados para protegerlo y que tendrá un futuro próspero.

   Sin embargo, Benjamín traiciona a Samu y cuando este se entrega, no hace nada para ayudarlo a salir de la cárcel. Pero al joven le surge una aliada inesperada, la policía. Esta le revela que Benjamín tenía otro motivo para acabar con la vida de Armando, pues ambos estaban relacionados con una red de tráfico de datos de 'personas poderosas'. Los agentes le ofrecen inmunidad a Samuel si puede aportar pruebas que incriminen a Benjamín. Con la ayuda del dinero que ha recaudado Iván (André Lamoglia), el chaval logra pagar su fianza y salir de prisión.

UNA VÍCTIMA INESPERADA

   Y la luz de esperanza a Samuel se le volvió en su contra, pues se revela que es él el cuerpo que ha aparecido flotando en la piscina de los Blanco boca abajo, recordando a lo sucedido con Marina (María Pedraza) en la primera temporada. Pero, ¿cómo ha acabado así?

   Samu le cuenta a Rebeca la oferta que le ha hecho la policía y junto con la ayuda de Cayetana (Georgina Amorós) planean desenmascarar a Benjamín. Caye usa su llave de limpiadora para buscar pruebas en la oficina del director del instituto. Mientras tanto, Rebe y Samu van a cenar a lo de Benjamín. La adolescente busca que Mencía tenga la tarjeta SIM de Armando, esta es clave para hacer caer a Benjamín, pues es la tarjeta que contiene datos de los alumnos de Las Encinas y que muestra su vínculo con el muerto.

   Pero nada sale como estaba previsto, Cayetana es atrapada y es despedida como limpiadora, aunque Rebe consigue hacerse con la tarjeta SIM. A pesar de tener en sus manos su libertad, Samu duda en si entregárselo a la policía y se reúne con Benjamín en su casa. Tras esto, Benjamín lo golpea. La cabeza del joven choca contra el borde de la piscina y cae en ella, inconsciente.

¿MUERE SAMU?

   Patrick (Manu Ríos) encuentra a su padre fuera de sí e intenta llamar a una ambulancia, pero su progenitor se lo impide y le pide que le ayude a encubrir el crimen. Sacan a Samuel de la piscina y, de repente, el adolescente vuelve en sí. Es entonces cuando llegan Ari, Mencía, Omar y Rebe y se dan cuentan de lo que ha hecho Benjamín. Esta vez, Mencía llama a la policía.

   Aunque había vuelto en sí, Samuel se desmaya de nuevo mientras Rebe y Omar lo sostienen llorando. La policía llega y arresta a Benjamín, pero no llega a verse si Samuel muere o si llegó una ambulancia a tiempo y consigue sobrevivir. La quinta temporada termina con un cliffhanger que tendrá que resolverse en la sexta tanda.

¿Y LOS DEMÁS?

   Tras ser despedida de Las Encinas, Cayetana decide cambiar de vida y opta por darle una oportunidad a Felipe (Àlex Monner). Philippe (Pol Granch), a pesar de violar a Caye en la anterior temporada, decide redimirse en esta tanda. El joven comienza una amistad con Isadora, la cual está obsesionada con el príncipe y es la que inicia una campaña para lavar su imagen.

   Pero Isadora se convierte en otra víctima de violación. Es en Ibiza, donde ella tenía pases VIP, y en donde tres compañeros suyos se aprovechan que cae inconsciente para forzarla. En esa fiesta estaban también Philippe e Iván, pero ambos, aunque no se acuerdan de nada, intentaron impedir el suceso, tal y como se ven en las grabaciones que los propios agresores hicieron. Ambos, junto con Caye, animan a Isadora a denunciarlo a la policía.

   La relación entre Rebeca y Mencía no acaba bien. Tras una temporada en la que vivieron un tira y afloja, las dos parecen reconciliarse con un tierno beso en el último episodio. Sin embargo, el personaje de Claudia Salas lo frena y le dice a su enamorada que es mejor dejarlo, pues necesita estar sola. Debido a que la ruptura ha sido en buenos términos y por causas ajenas, es posible que en la sexta temporada pueda retomarse.

   Quienes sí terminan bien son Patrick e Iván. A pesar de que el hijo del futbolista comienza a tener un idilio con Ari y que el joven Blanco termina seducido por el padre de Iván (Carloto Cotta), estos dos extraños triángulos amorosos se rompen cuando Iván, borracho en Ibiza, envía un sentido audio a Ari declarándole su amor... solo que el mensaje no era para ella sino para Patrick, ya que se equivocó a la hora de enviarlo.

   Cuando todo parecía estar roto, es el padre de Iván quien le convence que se dé una segunda oportunidad con Patrick. Finalmente, ambos se reúnen y Ari acepta de buen grado que su hermano sea feliz con Iván.

Más información