Publicado 24/06/2021 18:58CET

El final de la temporada 4 de Élite, explicado: ¿Quién intentó matar a Ari?

El final de la temporada 4 de Élite, explicado: ¿Quién intentó matar a Ari?
El final de la temporada 4 de Élite, explicado: ¿Quién intentó matar a Ari? - NETFLIX

   MADRID, 24 Jun. (CulturaOcio) -

   No hay curso en el que no pase algo turbio en Las Encinas. La cuarta temporada de 'Élite' ha dejado a los fans con la boca abierta. La llegada de los nuevos alumnos ha provocado un auténtico tsunami en los veteranos de la clase, que se ha saldado con el intento de asesinato a Ari, que recuerda mucho a la muerte de Marina en la primera temporada. Ahora bien, ¿quién ha sido el culpable?

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   Y es que 'Élite' no sería 'Élite' sin un crimen al inicio y al final de la temporada. Nada mejor que una fiesta de Año Nuevo para cometer un asesinato. Durante los ocho episodios que tiene la cuarta temporada, surge la pregunta sobre quién ha intentado acabar con la vida de Ari (Carla Díaz), que se debate entre la vida y la muerte en la mayor parte de los capítulos

   ¿Los sospechosos? Samuel (Itzan Escamilla), Guzmán (Miguel Bernardeau) y Mencía (Martina Cariddi). Los dos primeros lo son por haber formado parte de un viciado triángulo amoroso con la susodicha, la segunda por ser la hermana pequeña que estaría harta de su sobreprotección y desdén. Sin embargo, la ficción creada por Carlos Montero y Darío Madrona siempre se ha guardado un as bajo la manga.

   Y es que el triángulo amoroso, aunque ha sido clave en estos ocho episodios, ha sido un mero Macguffin respecto al intento de homicidio. Y es que el culpable es nada más y nada menos que Armando (Andrés Velencoso), el misterioso y poderoso hombre que trabaja a la sombra y que se había obsesionado con Mencía. Realmente, el crimen se desata por la pequeña de los Blanco.

   Armando estuvo pagando a Mencía para tener relaciones sexuales con ella y le obliga a trabajar para él. Debido a que ella solo lo hacía para divertirse, cuando decide abandonarle, este se obsesiona con ella... hasta el punto de abusar de ella. Esto acaba llegando a oídos de Rebe (Claudia Salas), que al final se convirtió en la novia de Mencía.

   Al contrario que Mencía, Rebe decide pedirle ayuda a Ari y le cuenta la verdad sobre lo que ha pasado entre su hermana y Armando. Sin embargo, esta niega todo. Pero todo cambia en la fiesta de Nochevieja que organiza el príncipe Philippe (Pol Granch), pues Ari ve discutir a Mencía y Armando en el muelle con Rebe, que le da un puñetazo al tipo.

   Esto hace que Ari se encare a Armando, amenazándole con contar todo a su padre. Este, lleno de ira, la golpea. Cuando parece que el individuo va a rematarla, entra en escena Guzmán, el cual llegó tras haber recibido un mensaje de Ari para hablar por última vez. Ari le pide que siga a Armando y este lo hace. Sin embargo, la joven cae al lago inconsciente, lo que provoca que su vida penda de un hilo durante toda la temporada.

   Guzmán, quien cogió una pistola de bengalas del almacén del restaurante donde se celebraba el evento, logra alcanzar a Armando, pero, tras discutir y vivir un momento de pánico, disparó a Armando por la espalda, matándolo. De esta forma, el joven es el siguiente en mancharse las manos de sangre en Las Encinas, tras Polo (Álvaro Rico) y Lu (Danna Paola).

   En shock, logra llamar a sus amigos, Rebe y Samuel, quienes le ayudan a deshacerse del cuerpo, arrojándolo con un ancla para que se quede en el fondo del lago. Los tres hacen un pacto: nunca contar qué sucedió en la velada de Nochevieja. Mientras, Ari es rescatada, logrando, finalmente, salir del coma.

   Tras despedirse de Guzmán -en realidad, la joven iba a admitir que a quien amaba era a Samu-, le cuenta a la policía lo ocurrido, declarando que se desmayó y que no pudo ver nada más. Mencía, finalmente, le confiesa a su padre lo que vivió con Armando, dejando a Benjamín perplejo.

   La temporada termina con Guzmán yéndose de mochilero con Ander (Arón Piper), buscando así alejar cualquier sospecha sobre él. Por otro lado, este termina haciendo las paces con Omar (Omar Ayuso), tras haber vivido un ménage à trois con Patrick (Manu Ríos). Por otro lado, se desconoce el destino de la relación de Mencía y Rebe.

   Respecto a los demás personajes, se descubre finalmente la personalidad del príncipe. Philippe resulta ser un depredador sexual, convirtiendo la fantasía de Cenicienta de Cayetana (Georgina Amorós) en una pesadilla. Sin embargo, la muchacha deja la relación, plantando a su galán en plena Nochevieja, delante de su madre. Caye ya no es la aspirante a mujer florero que fue con Polo, sino una mujer fuerte, autónoma e independiente.

   La quinta temporada tiene demasiadas incógnitas que resolver, como la posible aparición del cadáver de Armando. Por otro lado, queda la duda de cómo cerrarán las tramas de los actores que ya han declarado públicamente que no estarán en la siguiente tanda. Muchas preguntas que ya han hecho que los fans tengan mucha expectación.