El proyecto real de la CIA que inspirará la temporada 4 de The Boys y conecta con Stranger Things

El proyecto real de la CIA que inspirará la temporada 4 de The Boys y conecta con Stranger Things
El proyecto real de la CIA que inspirará la temporada 4 de The Boys y conecta con Stranger Things - PRIME VIDEO/NETFLIX
Actualizado: martes, 25 julio 2023 11:31

   MADRID, 28 Ago. (CulturaOcio) -

   La temporada 4 de The Boys ya ha iniciado oficialmente su producción. Eric Kripke, showrunner de la ficción, ha revelado el título del que será el primer episodio, adelantando que la serie podría tratar en su nueva entrega una controvertida historia real de la CIA.

   Tal como desveló a través de Twitter, el capítulo 4x01 se llamará Department of Dirty Tricks (Departamento de juego sucio). El término "juego sucio" a menudo se atribuye a las prácticas poco éticas utilizadas por la CIA para garantizar los resultados de la organización. Este término y su vínculo con la CIA se remontan a la Segunda Guerra Mundial, cuando la CIA era conocida como la Oficina de Servicios Estratégicos. En aquella época, un pequeño grupo de científicos encabezado por Stanley Lovell se encargó de inventar numerosas armas para incapacitar a las potencias del Eje. Según The Atlantic, estos "juegos sucios" para derrotar a sus enemigos incluían "zapatos, botones y baterías con cavidades secretas para ocultar documentos" o "un vial de líquido cáustico que se evaporaba y se convertía en gas mostaza".

   Sin embargo, quizás el experimento más infame realizado por la Oficina de Servicios Estratégicos se centró en los intentos de extraer información sensible con el uso de drogas. Según el Science History Institute, la Oficina de Servicios Estratégicos probó una combinación de un compuesto llamado TD y marihuana para ver si podían crear "una droga de la verdad para interrogar a los prisioneros de guerra". Si bien estos experimentos resultaron infructuosos, plantaron las semillas de uno de los experimentos de la CIA más controvertidos jamás desclasificados.

   La idea de una droga de la verdad hecha por científicos estadounidenses continuó con los experimentos MK-Ultra. MK-Ultra, dirigidos por el químico de la CIA Sidney Gottlieb, era el nombre en clave dado a los experimentos de la CIA orientados al control mental. El exdirector de la Central de Inteligencia, Stansfield Turner, reveló que la organización reconocía la existencia de estos programas, pero que "las drogas y la hipnosis" eran los peores de los abusos. Desde entonces se ha desvelado que los experimentos, que involucraron tanto a voluntarios como a participantes forzosos, a menudo dieron pie a abusos graves por parte de Gottlieb y sus subordinados.

   "Se le permitió requisar sujetos humanos en Estados Unidos y en todo el mundo y someterlos a cualquier tipo de abuso que quisiera, incluso hasta el nivel de ser letal", dijo el periodista Stephen Kinzer en una entrevista con NPR. Si bien Kinzer considera que estos experimentos eran sucesores de los experimentos con drogas de la verdad de la Oficina de Servicios Estratégicos durante la Segunda Guerra Mundial, no fueron los únicos experimentos que influyeron en MK-Ultra.

   En su entrevista con NPR, Kinzer también citó los campos de concentración nazis y sus experimentos con mescalina como una fuente de inspiración para la CIA. Tanto es así que la CIA reclutó en secreto a científicos nazis después de la Segunda Guerra Mundial a través de la Operación Paperclip.

   MK-Ultra no dio los resultados esperados, ya que arrojaron que el control mental no era posible. En 1973, el director de la Inteligencia Central, Richard Helms, ordenó que todos los documentos que probaran la existencia de MK-Ultra fueran oficialmente destruidos. Sin embargo, 1973 no supuso el final de MK-Ultra: alrededor de 20.000 páginas de los documentos originales sobrevivieron a la purga de Helms.

   Las páginas incluían principalmente información financiera, pero desvelaron que MK-Ultra era mucho más siniestro de lo que la gente creía. De hecho, se destapó que estos experimentos se habían llevado a cabo en numerosas instituciones estadounidenses por personal no cualificado. "Más de 30 universidades e instituciones participaron en un programa de experimentación que incluía pruebas encubiertas con drogas en ciudadanos que no eran voluntarios de todos los estratos sociales. Varias de estas pruebas involucraron la administración de LSD a sujetos forzados en situaciones sociales", dijo el senador Ted Kennedy en 1977.

ASÍ PODRÍA APARECER MK-ULTRA EN THE BOYS

   Es poco probable que se revele el verdadero daño causado por MK-Ultra. Sin embargo, su legado es un oscuro recordatorio de hasta dónde pueden llegar las instituciones gubernamentales para lograr sus objetivos. La noticia de su descubrimiento dio pie a referencias en la película El mensajero del miedo. Stranger Things también usa MK-Ultra como punto central de la trama, ya que es la razón por la cual el personaje principal, Eleven (Millie Bobby Brown), tiene habilidades sobrenaturales.

   En lo que respecta a The Boys, no sería sorprendente que la serie utilice MK-Ultra de alguna manera, ya que la producción es muy crítica con el gobierno de Estados Unidos. Quizás ahora que la aliada de El Patriota, Victoria Neuman (Claudia Doumit), está compitiendo por la vicepresidencia, el gobierno financiará más experimentos con el Compuesto V.