Actualizado 26/04/2021 20:31 CET

¿Hay redención posible para John Walker tras el final de Falcon y el Soldado de Invierno?

Archivo - John Walker (Wyatt Russell) en Falcon y el Soldado de Invierno
Archivo - John Walker (Wyatt Russell) en Falcon y el Soldado de Invierno - MARVEL - Archivo

   MADRID, 23 Abr. (CulturaOcio) -

   Tras perder absolutamente los papeles después de la muerte de su compañero Lemar Hoskins y asesinar, brutalmente y ante decenas de personas a uno de los Sin Banderas, John J. Walker fue despojado de su título y autoridad de Capitán América. El Gobierno le nombró sucesor de Steve Rogers y el Gobierno, a la vista de sus crueles actos, prescindió de él. Pero Walker aún tiene mucho que decir en el Universo Marvel, tal y como ha demostrado el último capítulo de Falcon y el Soldado de Invierno.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   En el sexto y último episodio de la serie, titulado 'Un mundo, un pueblo', Walker reaparece en escena y, desoyendo las órdenes del Gobierno, sigue empeñado en ejercer como Capitán América portando incluso un escudo que se forjó el mismo en su casa. Hay que recordar que, aunque no cuente con el escudo de Rogers, que Bucky y Sam le arrebataron, Walker sí cuenta ahora con súperpoderes ya que se inoculó -de forma voluntaria y en secreto- el suero del súper soldado.

   Así, interfiere en el enfrentamiento que Bucky, Falcon y la enigmática Sharon Carter mantienen con los Sin Banderas que han secuestrado a los miembros del CRG, el Consejo de Repatriación Global, para intentar desmantelar los planes de reorganización mundial tras el Lapso. Y durante esas constantes escaramuzas entre los héroes y los Sin Banderas, hay un momento en el que la redención parece posible para Walker, que elige dejar de lado su venganza personal contra Karli Morgenthau e intentar salvar el furgón en el que estaban los rehenes.

   Una acción heroica que, finalmente, llega a buen puerto gracias a la intervención de Sam Wilson, ya sí, el nuevo Capitán América a ojos del mundo. Después un par de gestos de camadería con Bucky vuelven a despertar cierto halo de esperanza para la redención de Walker, un soldado que contaba un historial intachable que, presionado por una gran responsabilidad, sus ansias por hacer lo que cree que es correcto y el poder que le concedió el suero, se dejó llevar por la ira y la venganza en un momento dado. ¿Podrá ser un héroe en el futuro?

LAS COSAS SE VAN A PONER RARAS...

   Eso está por ver... pero lo que está claro es que no parece estar en las mejores manos de cara a un futuro que se le presenta oscuro. Y es que en las últimas escenas del capítulo Walker y su esposa vuelven a encontrarse con la Contessa Allegra Valentina de Fountain, personaje interpretado por una disfrutona Julia Louis-Dreyfus, que tiene sus propios planes para el súper soldado Walker.

   Y esos planes pasan por transformar al fugaz Capitán América en su versión más oscura y cruel, el U.S. Agent. "Las cosas se van a poner raras... y cuando lo hagan, no vamos a necesitar un Capitán América. Vamos a necesitar a un U.S. Agent. Ten el móvil encendido", le dice la Contessa que recluta así los servicios del súper soldado que ya luce incluso su nuevo uniforme.

U.S. AGENT EN LOS CÓMICS

   Hay que recordar que, en los cómics, U.S. Agent es como se conoce a John Walker, que es considerado el segundo Super Patriota y el sexto Capitán América. El personaje fue creado por Mark Gruenwald y Paul Near e hizo su primera aparición en noviembre de 1986 en el número 323 de la propia serie de Captain América.

   En las grapas la historia de Walker es la de un soldado raso del ejército que, queriendo emular a su hermano fallecido, se alistó en el programa experimental conocido como Agentes de Poder para ser un héroe americano. Gracias a una campaña de marketing se convirtió en Super Patriota, y criticó abiertamente al hasta entonces estandarte de Estados Unidos, el Capitán América.

   Cuando las autoridades intentaron que Steve Rogers se pusiese a su servicio -o abandonase el nombre y el escudo de Capitán América- el Vengador dimitió de su traje, epíteto y escudo y se convirtió simplemente en el Capitán. Fue entonces cuando el gobierno se fijó en Super Patriota, que en aquel momento era noticia, y le ofreció el puesto que Rogers había dejado vacante como Capitán América, un título que ostentó durante algún tiempo dentro de los cómics de Marvel.

   No fue hasta tiempo después -y tras sufrir un lavado de cerebro parecido al de Hydra somete a Bucky- cuando Walker fingió su propia muerte para limpiar su imagen pública y posteriormente volvió convertido en U.S. Agent, colaborando en varias ocasiones con los Vengadores, el verdadero Capitán América y otros héroes.

   Todo indica que su historia, desde sus orígenes, será bastante diferente en el UCM, ya que la Contessa Allegra Valentina de Fountain parece estar preparando su propio ejercito para algo que esta por venir. ¿Será este el germen de los Vengadores Oscuros? Solo el tiempo, y la fase 4, lo dirán...

Contador