Publicado 16/07/2022 14:59

La Necroespada de Gorr en Thor: Love and Thunder, su origen y poderes, explicados

La Necroespada de Gorr en Thor: Love and Thunder, su origen y poderes, explicados
La Necroespada de Gorr en Thor: Love and Thunder, su origen y poderes, explicados - MARVEL STUDIOS

   MADRID, 16 Jul. (CulturaOcio) -

   Al igual que ocurre en los cómics, el Universo Cinematográfico Marvel está plagado de armas tan poderosas que harían temblar a entidades cósmicas como los Celestiales o el mismísimo Galactus. Y uno de estos letales objetos es la Necroespada que blande el Gorr de Christian Bale en Thor: Love and Thunder. Pero... ¿Cómo llegó la mortífera hoja capaz de arrebatar su vida a los dioses hasta sus manos y cuál es su origen?

   Si bien es cierto que ciertos artilugios como el Cofre de los Inviernos Eternos, cuyo poder es capaz de lograr que aquel que desate su furia sobre sus víctimas permanezcan congelados por una interminable ráfaga de escarcha, o la Llama eterna, que confiere al demonio Surtur y su espada facultades más allá de lo inimaginable, ninguno de ellos, ni siquiera los poderosos armas de Thor, ni el Mjolnir ni el Stormbreaker, son equiparables al poder de la Necroespada.

   Con ella, Gorr se convierte en el Carnicero de los Dioses y, para vengarse después de que su dios no haga nada por salvar a su hija y la deje morir, planea acabar con todas y cada una de las deidades que habitan el cosmos en la cuarta entrega de la franquicia protagonizada por Chris Hemsworth como el Dios del Trueno.

   Sin embargo, a pesar de que la Necroespada otorga a su portador unos dones casi divinos, aumentando así su fuerza y velocidad a niveles inhumanos, aquel que ose esgrimir el mandoble está condenado a vivir envuelto en un manto de sombras y oscuridad para toda la eternidad. De hecho, uno de los adelantos de la película, ya dejó entrever sus mortales poderes bajo la firme mano de Gorr, siendo capaz de provocar que de su filo emerjan terroríficas bestias que atacan bajo sus órdenes, los también conocidos como Berserkers.

   Eso sí, a diferencia de en las grapas, esta arma cuya hoja es capaz de acabar con la existencia de celestiales e incluso con la del mismísimo devorador de mundos, Galactus, en el UCM, no es tan poderosa como su homóloga en las grapas. Sus excepcionales capacidades le permiten a Gorr moverse entre las sombras, dificultando a Thor que le aseste golpes certeros o crear monstruosos seres que difieren en tamaño y forma con lo que atacar a sus enemigos.

   LA NECROESPADA SE COBRA SU PROPIO PRECIO

   Claro que, como todo artilugio tan antiguo y poderoso como los mismos dioses, sus mortíferos poderes conllevan un alto precio. Y es que, blandir la All Black, como también se conoce a la Necroespada en Marvel, implica ser objeto de una maldición que mata lentamente a su portador. Algo similar a lo que le sucede en el filme de Taika Waititi a la Jane Foster de Natalie Portman, quien tras blandir el Mjolnir convirtiéndose en la Poderosa Thor, sus recién y adquiridos poderes terminan por acelerar la fase 4 del cáncer que padece, acortando así su tiempo de vida.

   En Thor: Love and Thunder la Necroespada llega hasta Gorr cuando, decepcionado con los dioses por no haber escuchado sus súplicas, rogando tanto por la vida de su mujer con la de su hija, permitieron que muriese. Al borde de la muerte, se topó con dos deidades que se hallaban enzarzados en un encarnizado enfrentamiento, fue entonces cuando encontró dicha espada y con ella, furioso, los asesinó a sangre fría. Y así fue como se embarcó en su propia cruzada personal para viajar en el espacio y el tiempo, empleando los poderes que le otorgaba el legendario arma, para matar a toda deidad que se cruce en su camino, dispuesto a llevarlos a la extinción.

   Es más, en su primer encuentro con Thor, cuando después de matar a varios dioses, recala en la Tierra para acabar con Asgard y llega hasta él, el Dios del Trueno necesitó de tres versiones de sí mismo para derrotar al imparable villano. Y mientras la blandía en los cómics, este inusual villano fue capaz de hacer grandes cosas con ella, desde derribar dragones a cortar la luna por la mitad.

   LA NECRO ESPADA Y LOS SIMBIONTES

   Tal es el alcance de los poderes de la denominada All Black, que incluso, en su interior, puede albergar la consciencia de su anfitrión. Sin embargo, Gorr no ha sido el único en ser el portador de esta mortífera hoja, que originalmente pertenecía al dios simbionte Knull. Fue él quien la forjó a partir de la sangre de un celestial, de tal manera, que al mezclar con ella su propia oscuridad viviente creó al primer simbionte de Marvel, la Necroespada.

   Tras ser derrotado en batalla, la espada terminó cayendo en poder del Carnicero de los Dioses, su actual poseedor, pero otros, como Loki, el hermano de Thor o Galactus también la empuñaron y fueron seducidos por su poder, con consecuencias devastadoras.

Contador

Más información