Actualizado 24/02/2018 16:30:21 +00:00 CET

El director de Black Panther justifica la muerte de un personaje clave

Black Panther Ryan Coogler
GETTY IMAGES

MADRID, 24 Feb. (CulturaOcio) -

El Trono de Wakanda solo puede estar en manos de un único Rey, y su sucesión es parte fundamental de la trama de Black Panther. La última película de Marvel no solo ha conseguido superar todas las expectativas en taquilla, sino que está obteniendo una crítica muy positiva desde su estreno. Aun así, muchos seguidores del MCU se han preguntado el porqué de una de las muertes más icónicas del filme, que ahora Ryan Coogler, su director, ha explicado.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

Tras derrotar a T'Challa en combate singular, Erik Killmonger se hace con el derecho a gobernar la nación de Wakanda, y por lo tanto poder ingerir la hierba en forma de corazón que le otorga los poderes de Black Panther. Tras ser rescatado por la tribu de las montañas liderada por M'Baku, el joven heredero legítimo del trono vuelve de nuevo gracias la ayuda de sus aliados para reclamar lo que considera le corresponde, además de para evitar que se declarara la guerra al resto del mundo.

Es entonces cuando se sucede la batalla final entre Black Panther y el usurpador al que muchos habitantes de Wakanda ya habían jurado lealtad. Tras un épico enfrentamiento, T'Challa sale victorioso venciendo definitivamente a Killmonger, que muere a pesar de las teorías que defendían que Michael B. Jordan volvería al MCU.

Si bien es cierto que en un primer momento parecía que podría salir con vida tras la conversación que ambos combatientes tienen frente al atardecer, Ryan Coogler ha confirmado que su muerte estaba planeada desde el primer guión, y su rendición no era una opción:

"Su final fue el mismo que el que estaba previso en el borrador de la película. Ya solo por la razón de que ambos no podrían convivir juntos... fue una gran tragedia para T'Challa aunque Killmonguer ya estaba sentenciado", ha asegurado el director.

Mientras tanto, Black Panther, se prepara para su segundo fin de semana en taquillas en el que todo apunta a que superará los 500 millones de dólares. En la película, junto a Boseman y Michael B. Jordan están Lupita Nyong'o como Nakia, Daniel Kaluuya como W'Kabi, Letitia Wright como Shuri, Danai Gurira como Okoye, Angela Bassett como Ramonda, Martin Freeman como Everett K. Ross, Andy Serkis como Ulysses Klaue, Winston Duke como M'Baku y Forest Whitaker como Zuri.

Para leer más