Actualizado 27/12/2019 17:30:02 +00:00 CET

The Witcher: ¿Por qué Geralt de Rivia es un mutante?

Henry Cavill como Geralt de Rivia
Henry Cavill como Geralt de Rivia - NETFLIX

MADRID, 27 Dic. (CulturaOcio) -

Quienes hayan comenzado a ver The Witcher, la nueva serie de fantasía épica de Netflix, sin haber leído o jugado ninguna de las historias previas del personaje, han encontrado algunos elementos dentro de este peculiar universo que de seguro no habrán pasado por alto.

Uno de ellos es la aparición de criaturas denominadas 'mutantes', un término que los espectadores asocian con otros géneros como la ciencia ficción o los superhéroes (X-Men) pero que no son tan usuales en este tipo de ambientación.

Sin embargo, lo mutante es uno de los elementos fundamentales de la mitología de The Witcher, ya que el propio Geralt de Rivia, protagonista de la serie, es uno de ellos.

Los brujos, gremio al que pertenece Geralt, son seleccionados durante su más tierna infancia, cuando sus habilidades son apenas perceptibles. Tras un duro proceso de formación que prepara a los aprendices para enfrentarse a los diferentes monstruos, los aspirantes a brujos tienen que ser sometidos al proceso de mutación, mediante el cuál obtienen sus poderes.

Sin embargo, esto no es tan sencillo como a priori pueda parecer. El ritual de mutación a menudo se cobra la vida de quienes se someten a él. Y, aunque se sobreviva a este, la adquisición de poderes no es gratuita. Los mutantes ven como su aspecto experimenta graves modificaciones, como la pérdida de color en el cabello y la barba, tal y como le ocurre a Geralt, o la transformación de sus ojos humanos en ojos de gato.

Un motivo determinante que hace que los mutantes tengan que crearse a partir de humanos normales y no puedan ser concebidos por otros mutantes es que uno de los cambios físicos más graves de la mutación es la infertilidad irreversible que impide a estos seres tener descendencia.

OTROS MUTANTES

A pesar de todo esto, los brujos no son los únicos seres conocidos como mutantes. Dentro del universo de videojuegos y novelas de The Witcher, existen unas bestias que se denominan del mismo modo y que fueron creadas por La salamandra, un grupo criminal.

Estas criaturas podrían ser consideradas similares a los zombies, siendo un experimento fallido de crear al mutante perfecto. A partir de humanos normales La salamandra diseñó unos seres que si bien contaban con gran fuerza y velocidad, carecían de total raciocinio. Aunque de momento no han podido verse en la primera temporada de The Witcher, quien sabe si más adelante podrían hacer acto de presencia.

Para leer más