Publicado 25/04/2021 16:06CET

Falcon y Soldado de Invierno prueba quién debe liderar Vengadores 5

Falcon y Soldado de Invierno prueba quién debe liderar Vengadores 5
Falcon y Soldado de Invierno prueba quién debe liderar Vengadores 5 - MARVEL STUDOS

   MADRID, 25 Abr. (CulturaOcio) -

   Tras el final de Falcon y el Soldado de Invierno, Steve Rogers (allá donde esté) puede respirar tranquilo, sabiendo que su legado estará a salvo en manos del nuevo Capitán América del Universo Marvel.

   Sam Wilson se ha convertido, por méritos propios, en el sucesor del hombre que ya anciano le entregó el escudo. Y su discurso en el capítulo final deja claro por qué es el más adecuado para liderar a los nuevos Vengadores.

(( AVISO: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS ))

   Es cierto que Nick Furia, y más tarde Tony Stark, también se pueden considerar los líderes de los antiguos Vengadores, pero no cabe duda de que Steve Rogers era el corazón del equipo. Representando los ideales de honor y sacrificio por el prójimo, el Capitán América forjó su propia leyenda, que ahora recae sobre los hombros de Sam Wilson.

   Pero lejos de amedrentarse con su recién adquirida identidad, el anteriormente conocido como Falcon demuestra ser digno del puesto salvando a los rehenes de los Sin Banderas, incluyendo los senadores de CRG, y deteniendo a su líder Karli Morgenthau, aunque esta en realidad termina siendo asesinada por Sharon Carter.

   Con el mundo a salvo, un Sam enfurecido -y aún con su nuevo traje de Capitán América puesto- se acerca a los senadores y, mientras todas las cámaras le filman, pronuncia un sentido discurso en el que compara a los gobiernos con el grupo terrorista de los Sin Banderas e incluso con el mismísimo Thanos, sin dejar de lado el conflicto racial intrínseco al hecho de que un hombre negro sea el nuevo estandarte de Estados Unidos.

EL CAPITÁN AMÉRICA ES PARA TODOS

   "Dejen de llamarlos terroristas", comienza diciendo el Capitán América al explicar cuáles eran los objetivos de los Sin Banderas. "Sus tropas de paz que van armadas están metiendo a millones de personas en asentamientos de todo el mundo. ¿Cómo creen que ellos van a llamarlos a ustedes? Esas etiquetas, terrorista, refugiado, matón... a menudo se utilizan para eludir la pregunta por qué", agrega antes de meterse con una dura crítica a los sistemas de poder.

   "Ustedes controlan los bancos. Joder, pueden mover fronteras. Pueden cargarse un bosque con un email. Dar de comer a millones de personas con una llamada. Pero la cuestión es... ¿quién está con ustedes cuando toman estas decisiones?", les discrepa a los senadores.

EL RACISMO, MUY PRESENTE EN EL SIGLO XXI

   Porque Sam no sólo no tiene superpoderes, sino que además se ha autoproclamado Capitán América porque la gente le necesitaba, aún a sabiendas de que iban a criticarle por ello. "Soy un hombre negro que lleva las barras y estrellas, ¿qué es lo que no entiendo? Cada vez que cojo este escudo sé que hay millones de personas que van a odiarme por ello. Incluso ahora, aquí, lo noto", asegura.

   "Las miradas, juzgándome, y no puedo hacer nada para cambiarlo. Y aun así aquí estoy. Sin súper suero, sin pelo rubio ni ojos azules. El único poder que tengo es que yo creo que podemos hacerlo mejor", afirma seguro el nuevo Capitán América, prometiendo defender a sus admiradores y a sus detractores por igual.

   Para rematar su inspirador discurso, el Capitán América sentencia una lapidaria frase en la que pone a todo aquel que busca el poder y el control al mismo nivel, ya sean políticos titanes o revolucionarios. "Todos ustedes tienen el mismo poder que un Dios loco (Thanos) o un adolescente descarriado (Karli). La pregunta que tienen que hacerse es cómo van a utilizarlo", concluye.

   Y sus palabras parece que hacen mella entre los senadores, ya que tal y como asegura poco después Isaiah Bradley, han anulado la ley de repatriación de los refugiados tras el Lapso, consiguiendo a la vez cumplir la última voluntad de Steve Rogers -que se convirtiese en el Capitán América- y el sueño de Karli y los Sin Banderas: un mundo unido y sin fronteras.