Dos años sin Carrie Fisher: Los 5 mejores momentos de la princesa Leia en Star Wars

Actualizado 27/12/2018 10:02:52 CET
La princesa Leia en Star Wars
LUCASFILM

MADRID, 27 Dic. (CulturaOcio) -

Carrie Fisher murió hace ahora dos años tras sufrir un fallo cardiaco. Pero la princesa Leia vivirá para siempre en la memoria y el corazón de todos los fans del universo Star Wars. Fisher dejó un legado de valor incalculable en aquella dulce pero decidida miembro de la realeza galáctica que sirvió de inspiración a millones de mujeres en todo el mundo.

La princesa Leia fue, y todavía es en Los últimos Jedi, uno de los personajes centrales de la saga de las sagas. Y es que sin su atrevimiento, valentía, inteligencia y habilidad, la Estrella de la Muerte nunca habría sido destruida y la esperanza, nunca hubiese llegado a aquella galaxia muy, muy lejana.

Ahora que el Lado Oscuro de la Fuerza de nuevo ha despertado y la tiranía vuelve a reinar en la Galaxia con la Primera Orden, ella también es pieza clave en la lucha, tal y como refleja la última película de la saga escrita y dirigida por Rian Johnson. Y para honrar la memoria de la eterna princesa Leia, repasamos los 5 mejores momentos de Carrie Fisher en Star Wars:

1. SU MENSAJE A OBI-WAN KENOBI

"Ayúdame, Obi-Wan Kenobi. Eres mi única esperanza". Aquellas palabras fueron las líneas más populares que Leia pronunciaría en la película de 1977, Una nueva esperanza. Aquella primera entrega del universo Star Wars comenzaba con Leia huyendo con los planos de la Estrella de la Muerte de Darth Vader. Una emocionante persecución espacial que demuestra las virtudes de su personaje: valiente y decidida. Es aquel holograma el que precisamente inicia toda la aventura, porque el androide R2-D2 que Leia envía a Tattooine cae en manos de Luke Skywalker. ¿Os suena?

2. LA GRAN EVASIÓN

Después de ser torturada en la Estrella de la Muerte, Leia es rescatada por Luke, Han Solo y Chewbacca. Los stormtroopers les persiguen a lo largo de la nave pero Leia, en un nuevo acto de decisión, le quita el blaster a Luke y dispara para abrir un hueco que les llevará al basurero de la estación espacial. Y es que la aventura de nuestros protagonistas podría haber acabado antes de empezar... si no fuese por ella.

3. LA ÚNICA EN BAJARLE LOS HUMOS A SOLO

Mientras Luke se recupera de sus heridas en El Imperio Contrataaca, Solo escoge un mal momento para hablar con Leia sobre la relación entre ambos... con su habitual prepotencia. A lo que la princesa responde con una épica retahíla de insultos y posteriormente, besando a Luke para provocar los celos en Han. Todo eso cuando todavía no sabía que el asexuado héroe de dorados cabellos era su hermano.

4. MATAR A JABBA THE HUTT

Probablemente este sea el mejor momento de Leia en toda la saga intergaláctica. Leia es capturada mientras intenta liberar a Han Solo del palacio de Jabba durante el Retorno del Jedi. Obligada a llevar el popular bikini que sería una de las principales fantasías de muchos hombres desde entonces, acaba estrangulando a su mórbido captor hasta la muerte.

5. LA PERSECUCIÓN CON MOTOS VOLADORAS

La princesa Leia se une a Solo, Chewbacca y Luke en la misión de destruir el segundo escudo cuya fuente de poder estaba en el planeta Endor. Una operación que debía ser silenciosa... pero debido a la torpeza de Solo, acaba en una alocada e increíble persecución por los frondosos bosques del planeta en una especie de motos voladoras que demuestra conducir con habilidad. Hasta que tiene que saltar en marcha antes de chocarse. Será entonces cuando conozca a los Ewoks, aquellos peludos y pequeños guerreros sin los cuales hubiese sido imposible la destrucción del escudo y por tanto, de la Estrella de la Muerte.

BONUS

En la que es la penúltima aparición de Fisher en la saga de Star Wars, el episodio VII, la general Leia Organa pide a una soldado de la Resistencia que el Senado tome acciones contra la Primera Orden. Ante la reticencia de su interlocutora, Leia acaba concluyendo: "No todos los senadores piensan que estoy loca. O quizás sí. Realmente no me importa". Así se resume lo que fue Leia y Fisher: dos almas libres a las que no les importaba lo que pensara el resto.