Actualizado 04/01/2018 16:50:51 +00:00 CET

Así se creó el mejor cameo de Star Wars: Los últimos jedi

Star Wars: Los Últimos Jedi
LUCASFILM

MADRID, 4 Ene. (CulturaOcio) -

Algunos de los muchos clímax con los que cuenta Star Wars: Los últimos jedi corren a cuenta de sonados regresos. Y es que la cinta de Rian Johnson, que ya ha superado los mil millones de dólares de recaudación, no solo trae de vuelta a Luke Skywalker, sino que en ella los fans también se reencontraron con otros rostros míticos de la saga creada por George Lucas.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

Los seguidores de Star Wars siguen enfrascados en sus interminables discusiones sobre el Episodio VIII, sin duda alguna la película que más ha dividido a los fans de la saga. Muchos la aman... otros tantos la odian, pero en lo que casi todos están de acuerdo es en reconocer que reencontrarse con el maestro Yoda es uno de los mejores momentos de la película.

El responsable del diseño de las criaturas de Los últimos Jedi, Neal Scanlan ha revelado cómo trajeron de vuelta para el filme de Johnson al icónico personaje. Algo que hicieron evitando, en la medida de lo posible, usar CGI.

"Cuando supimos que íbamos a contar con Yoda simplemente dijimos: 'Tenemos que volver atrás y mirar a El Imperio contraataca, tenemos que ver cómo crearon entonces a Yoda porque ese es el momento de títeres más puro... Es Frank Oz'", señala en declaraciones a Nerdlist en las que calificó a Oz como "uno de los mejores titiriteros de todos los tiempos" para el que crearon "un títere de la forma más parecida al original".

El objetivo era ofrecer a Oz "exactamente lo que tenía en las primeras películas" pero que fuera mucho más fácil de manejar y eficiente. El reto entonces era crear una nueva marioneta de Yoda que realmente representara el personaje que el público recordaba de su primera aparición en Dagobah. Marcaron por tanto distancia con las precuelas de Lucas, ya que en los Episodios I, II y III Yoda era todo CGI.

LAS RELIQUIAS DE LA SAGA

Durante sus primeras pruebas, el equipo tuvo la suerte de descubrir que Lucasfilm todavía tenía el molde de cabeza original del legendario maestro jedi y una de sus pequeñas manos. El resto de información la sacaron de viejas fotos, revistas y del propio Oz. Con un Yoda tan "real", quisieron atenuar los efectos del fantasma de la Fuerza, la forma en la que reaparece Yoda ante Luke Skywalker en un momento crítico de la película, porque querían que el público disfrutara viendo al personaje "sólido y real".

"Recuerdo haberle dicho a Rian [Johnson] que si lo íbamos a hacer, no podríamos convertirlo en un fantasma porque le quitaríamos al público la alegría de verlo sólido y real", señala. Entonces, con estas prerrogativas y el trabajo de marionetas ya hecho, la responsabilidad de introducir los efectos para presentar a Yoda como un fantasma de la Fuerza fue del supervisor de VFX Ben Morris y su equipo.

"Fue una experiencia increíble. Tener a Luke Skywalker y Yoda frente a ti, en medio de un escenario real en una noche helada fue una de las mejores experiencias cinematográficas que he tenido. Nos puso la piel de gallina", recuerda Morris que recuerda cómo decidieron dar más consistencia a Yoda que a fantasmas vistos anteriormente en Star Wars.

"Desde el primer momento le pregunté a Rian: '¿Quieres que sea semitransparente, como algunos de los personajes del pasado?'. Y él dijo:' No, vamos a mantenerlo sólido'. Entonces, los efectos visuales que se requerían para ese personaje eran en realidad bastante mínimos. Creo que es una pieza increíble de Frank Oz, Neal y su equipo", sentencia.

Para leer más