Actualizado 05/03/2021 18:49 CET

WandaVision 1x09 revela quién es el Pietro de Evan Peters en Bruja Escarlata y Visión

WandaVision (Bruja Escarlata y Visión) La identidad del falso Pietro, explicada
WandaVision (Bruja Escarlata y Visión) La identidad del falso Pietro, explicada - DISNEY

   MADRID, 5 Mar. (CulturaOcio) -

   Durante semanas, Bruja Escarlata y Visión ha mantenido en vilo a los fans de Marvel, que de forma cada vez más creativa trataban de dar explicación a todos los misterios que presentaba la serie. Pero WandaVision ha llegado a su fin, y muchos de sus secretos han sido revelados, incluyendo la verdadera identidad del 'falso Pietro' de Evan Peters. ¿Quién es realmente?

(( AVISO: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS ))

   Los rumores y las teorías han corrido como la pólvora desde los primeros episodios de Bruja Escarlata y Visión. Mucho se ha especulado sobre si Pietro era en realidad Quicksilver resucitado, o si venía del universo mutante de Fox, o incluso si era el diablo Mephisto disfrazado. Pero el episodio 1x09 ha revelado que nada de eso era cierto, sino que, tal y como temían muchos fans, el personaje de Evan Peters era sólo un vecino de Westview.

   En concreto se trata del "marido" de Agatha Harkness, al que se hizo referencia en los primeros episodios, pero nunca se le llegó a ver. Su nombre es Ralph Bohner, y su casa es en la que se oculta la poderosa hechicera, donde ha construido su guarida mágica y desde donde ha orquestado todo su maléfico plan.

   Y ha sido Monica Rambeau quien ha destapado su verdadera identidad. Tras su breve encuentro en la escena post-créditos del episodio 7, la agente de SWORD se encuentra en el capítulo final recluida con el falso Pietro en casa de Agatha.

   Tras descubrir una foto que le identifica como Ralph Bohner -la misma que se ocultó a los agentes de SWORD y al espectador cuando identificaron a todos los vecinos del pueblo- Mónica llega a la conclusión que es el collar de Pietro lo que le mantiene bajo el yugo de la vil hechicera.

   De un tirón se lo arranca, y entonces el personaje de Evan Peters vuelve a su yo natural, el de un desconcertado vecino de Westview que sin saberlo ha servido como marioneta para desequilibrar, aún más, la frágil mente de Wanda.

   Esta revelación, tan simple como efectiva, puede resultar decepcionante para muchos fans, que han estado especulando sobre la conexión de Pietro con los X-Men, como el personaje que abriría las puertas del Multiverso o su posible identidad como gran villano. Pero con ella, Marvel vuelve a demostrar hasta qué punto sabe manejar al fandom, convirtiendo la aparición de Evan Peters en un mero guiño hábilmente pensado para suscitar mil y una teorías, con el objetivo final de disparar el 'hype'... para luego desmentirlas.

   Desde un punto de vista narrativo, WandaVision se ha centrado en explicar el sufrimiento de Wanda, su duelo y cómo, finalmente, ha logrado superar, al menos de momento, la pérdida de Visión.

   Aunque, tal y como revela la segunda escena post-créditos, Bruja Escarlata no ha dado todo por perdido, el haber presentado el multiverso e introducido a los mutantes habría desviado la atención de lo que realmente importa: la evolución del personaje de Elisabeth Olsen que se perfila ahora como el más poderoso de todo el Universo Cinematográfico Marvel.

   De este modo, Bruja Escarlata y Visión ha terminado explorando la idea de "realidades alternativas" en un sentido más figurado, utilizando las sitcoms como un enrevesado mecanismo de auto aceptación para Wanda, mientras que al mismo tiempo reconoce un importante mensaje: que la televisión (como todo arte) es limitada en términos de su valor terapéutico.