Actualizado 26/10/2016 17:04 CET

The Walking Dead: ¿Es Daryl culpable de lo sucedido con Negan?

Daryl en The Walking Dead
AMC

MADRID, 26 Oct. (CulturaOcio) -

Hay un nuevo líder en The Walking Dead... y no es alguien muy dialogante. La séptima temporada de la ficción zombie resolvió el gran cliffhanger que ha tenido meses en vilo a los seguidores de la serie, y lo hizo de una manera descorazonadora y mucho más dura de lo que, en principio, estaba previsto.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

Y es que hay ocasiones en las que, por muy dantesco o terrible sea lo que esta sucediendo ante nuestros ojos, lo más inteligente es estarse quietecito y callado, tragar saliva y no actuar en caliente. Y si no que se lo pregunten a Daryl, cuya reacción de 'machito' después de que Negan matara a su primera víctima en el 7x01 ocasionó que fueran no uno, sino dos, los protagonistas que probaron los favores de Lucille.

Y es que después de ver cómo Negan acababa a golpes con la vida de Abraham de una forma brutal, el impulsivo Daryl asestó un golpe en la cara del Macho Alfa de los Salvadores. Algo que avivó su ira y sus ansias por demostrar quién manda ahora. El resultado ya es conocido: dirigió su bate de espinos no hacia su agresor, sino hacia el querido por todos Glenn.

Un acto visceral e inconsciente que, según afirmó Norman Reedus, será una carga para Daryl. "Creo que pesa sobre él. No sé si alguien en el grupo le culpa de algo, pero él mismo se culpa más que nadie. Es algo que le arrastrará a un nivel en el que ya aceptará cualquier mierda que le pase", señala el actor en declaraciones a Comicbook.com en las que asegura que lo ocurrido en el arranque de la séptima temporada supondrá un antes y un después para el personaje.

"Va a transformarse en alguien muy, muy oscuro que hará cosas de las que no va a poder dar marcha atrás. Es una combinación de odio y autodesprecio. Es diferente a cuando empezó en la serie, entonces creía que no gustaba a la gente y todo le importaba una mierda. Ahora odia el mundo en el que vivimos y se odia a sí mismo y no es que se vaya a dar por vencido, pero ha dejado de ver cualquier cosa buena en él". señala.

Además del sombrío Daryl Dixon, muchas otras cosas cambiarán en la séptima temporada de The Walking Dead, no solo en el grupo de un destronado Rick, que deberá sobreponerse a las crueles pérdidas de Glenn y Abraham y adaptarse para sobrevivir bajo la tiranía de Negan.

Además, entre otras inesperadas sorpresas, en el horizonte ya aparece El Reino, un nuevo lugar dominado por el Rey Ezekiel y su tigresa Shiva que también supondrá un cambio radical en el mundo de The Walking Dead. Su llegada está ya prevista en The Well, el segundo capítulo de la séptima temporada que se estrenará en la madrugada del domingo al lunes.