El final de La Casa del Dragón 2x02, explicado
El final de La Casa del Dragón 2x02, explicado - HBO MAX
Actualizado: lunes, 24 junio 2024 12:01

   MADRID, 24 Jun. (CulturaOcio)

   El segundo episodio de la segunda temporada de La Casa del Dragón ya ha llegado a Max. La precuela de Juego de Tronos continúa avanzando en su escalada de violencia entre los Verdes y los Negros que inevitablemente desembocará en una guerra total, la Danza de Dragones, que será brutal y sangrienta. Sus primeras bajas ya llegaron la semana pasada... y ahora la lucha por el Trono de Hierro se ha cobrado otras dos notables víctimas.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   En el segundo capítulo, como respuesta al asesinato del pequeño príncipe Jaehaerys Targaryen por parte de Sangre y Queso, los Verdes envían a uno de sus mejores hombres para acabar con la vida de la mismísima Rhaenyra. Ser Arryk Cargyll, miembro de la Guardia Real de Aegon II, al que su lord comandante, Ser Criston Cole, ordena viajar hasta Rocadragón para, haciéndose pasar por su hermano gemelo, Ser Erryk Cargyll y leal a los Negros, infiltrarse en los aposentos de la fortaleza de dragones, acabar con la vida de Rhaenyra Targaryen.

   Allí, consigue llegar hasta las habitaciones de la reina e intenta matarla. Pero en el último momento, Erryk entra en escena. La clave para que magnicio sea evitado parece estar en Gusano Blanco, Mysaria, que es quien de camino al puerto tras ser puesta en libertad por la reina, ve al caballero entre un grupo de recién llegados a Rocadragon.

   De esta forma, cuando el otro hermano, fiel a la reina, irrumpe en los aposentos de Rhaenyra, se desencadena un intenso y terrible combate fratricida entre los personajes interpretados por Luke y Elliot Tittensor que, como los espectadores podían esperar, tendrá funestas consecuencias.

   Tras intercambiar numerosos golpes de sus espadas, los gemelos - tan idénticos que ni si quiera los presentes pueden diferenciar- se hieren mutuamente... pero Erryk acaba proclamándose vencedor, matando a su propio hermano para así mantener a salvo a Rhaenyra. Pero el guerrero queda profundamente dolido por lo ocurrido que, en un acto sorprendente y desesperado, pide perdón a su reina y entonces se precipita sobre su propia espada, suicidándose.

   La guerra había separado a ambos hermanos, quienes antaño habían sido uña y carne. Los dos compartían ambiciones y sueños hasta el punto de defirse como "una misma alma en dos cuerpos". Sin embargo, en el preludio de la Danza de los Dragones, cuando Otto Hightower les encarga encontrar al desaparecido príncipe Aegon entregado hasta perder el sentido a la bebida y los placeres carnales en el Lecho de Pulgas, una suerte de traiciones y malas artes por parte de ambos bandos, especialmente ante el mal estado de Aegon y la desilusión que Erryk sentía por el vando de los Verdes, los separó... e incluso enfrentó, colocando a Arryk como defensor de Aegon II en Desembarco del Rey y a Erryk como escudo de Rhaenyra en Rocadragón.

   Pero habían venido juntos al mundo y, quizá con esa idea y esos sentimientos en mente, Erryk vio como única salida morir de la misma manera, junto a su hermano al que, en cumplimiento de su deber, acababa de dar muerte.

LA HISTORIA DE LOS LIBROS

   En los libros de George R.R. Martin, la tragedia de los hermanos Cargyll es algo distinta a cómo la ha recreado La Casa del Dragón que, una vez más, se ha tomado alguna liencia a la hora de trasladar lo relatado en los libros a la pantalla, como ya hicieran en el primer capítulo de la segunda temporada con el terrible pasaje de Sangre y Queso, por ejemplo.

   En el material de partida, el duelo entre los gemelos se relata de varias maneras distintas, aunque todas coinciden en que Rhaenyra no estaba allí. Quien más detalles da sobre lo sucedido es El Gran Maestre Munkun, que escribió el libro ficticio La Danza de los Dragones, un relato verdadero. En él se narra toda la guerra civil entre los Targaryen.

   Munkun aseguraba que los Cargyll lucharon durante una hora, atrayendo a toda una multitud que no fue capaz de distinguirlos para poder intervenir. Finalmente, Erryk y Arryk se infligieron heridas mortales, muriendo el uno en los brazos del otro mientras lloraban desconsolados.

   Curiosamente, esta no es la única versión que se da de la historia. Hongo también relata lo sucedido, pero lo cambia sensiblemente. Según su versión, la batalla fue corta y los dos se insultaron, llamándose traidores. Al final, Erryk le causa una herida mortal a Arryk en el brazo. Y este, antes de morir, hace lo propio clavándole a su hermano una daga en el estómago.

   Según cuenta Hongo, Arryk murió de manera instantánea al terminar la pelea. Pero Erryk se mantuvo con vida durante cuatro agónicos días en los que padeció terribles dolores mientras maldecía a su hermano traidor. Pasado ese tiempo, el segundo de los gemelos también falleció.

   En La Casa del Dragón se ha optado por una versión algo distinta... que viene a combinar aspectos de ambos relatos. El combate es corto, como decía Hongo. Y Arryk muere antes que Erryk. Además, este último no fallece por las heridas de la pelea sino que se suicida por el dolor que le provoca haber matado a su hermano. Es posible que Rhaneyra, al ser la única que lo ha presenciado, pueda alterar el relato para asemejarlo al de Munkun o al de Hongo.

Contador

Leer más acerca de: