La última y sorprendente eliminación de Dragon Ball Super 126

Actualizado 05/02/2018 16:18:46 CET
Dragon Ball Super
TOEI

MADRID, 4 Feb. (CulturaOcio) -

El episodio 126 de Dragon Ball Super comenzó con los seis luchadores restantes del Torneo de Poder, aunque solo lo superaron cinco. A pocos minutos de terminar, cada nuevo detalle supone un giro importante en la trama, que concluirá definitivamente el 25 de mayo. Aunque todavía quedan sorpresas, el último episodio emitido ha desvelado, ante el asombro de muchos seguidores de la saga, como uno de los luchadores más poderosos hasta el momento ha quedado eliminado.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

Contra todo pronóstico, quien en el último capítulo se transformara repentinamente en un Dios de la Destrucción, Toppo, ha caído. Ni si quiera con su inmenso poder, que se había intuido incluso superior al de Jiren, el luchador del Universo 11 ha sido capaz de superar los ataques de un Vegeta desatado.

Con un físico imponente, Toppo comenzaba el último capítulo continuando su particular enfrentamiento contra la alianza entre Freezer y Androide 17. De igual manera, Goku y Vegeta seguían enzarzados en su épico combate con Jiren. Es entonces cuando todo desemboca en un fuego cruzado entre todos los luchadores, que termina con el príncipe de los Saiyajin cara a cara con Toppo.

De forma inconsciente, y con la seguridad de ser el más poderoso de los presentes, Toppo le asegura haber adquirido un poder sin igual tras dejar de lado todo aquello que le importaba. También dedica algunas palabras de burla a un Vegeta que hay que recordar, adquirió recientemente su estado de poder más brutal hasta la fecha muy similar al Ultra Instinto de Goku.

El Saiyan, visiblemente enfadado, jura en ese momento derrotar al integrante de las Tropas del Orgullo y comienza su ofensiva. Desde la distancia, Piccolo recuerda entonces el sacrificio que ya hizo una vez durante la saga Majin Buu y que podría estar a punto de repetir en beneficio del Universo 7.

Cuando ambos luchadores descargan su poder, el ki de Vegeta choca frontalmente con el Hakai de Toppo, una de las técnicas de ataque más poderosas, solo al alcance de los Dioses de la Destrucción. Ambos luchadores se enzarzan en un enfrentamiento con un nivel muy superior a lo esperado. Vegeta es más fuerte que nunca, pero su enemigo ha abandonado todo deseo de justicia, convirtiéndose en un ser vacío y poderoso.

Finalmente, y para sorpresa de todos los espectadores y los fans de la serie, el combate da un giro de 180º y la fuerza de Vegeta se abre paso, logrando una explosión devastadora que destruye gran parte de la arena de combate y se lleva por delante a Toppo, eliminándole definitivamente.

El compañero de Goku entendió finalmente que es en la familia y amigos donde reside el verdadero poder de los Saiyan, y recordando a sus más allegados logra concentrar la fuerza suficiente para conseguir su objetivo.

El último episodio de Dragon Ball Super, deja por tanto a Jiren como el único luchador en pie del Universo 11. Frente a él, los restantes del Universo 7 buscarán unir fuerzas en la batalla final para hacerse con la victoria. En cualquier caso, Dragon Ball ha demostrado ser completamente impredecible, por lo que habrá que esperar a la próxima semana para determinar con seguridad cuál será el próximo paso del Torneo de Poder.