Actualizado 19/12/2017 15:46 CET

Dragon Ball Super: La buena y la mala decisión de Gohan en el capítulo 120

Dragon Ball Super
TOEI

MADRID, 19 Dic. (CulturaOcio) 

No hay tregua en Dragon Ball Super. Quedan tan solo diez minutos para que finalice el Torneo de Poder y los acontecimientos se suceden vertiginosamente y, todo indica, que dirigidos irremediablemente al combate que todos los fans del anime están esperando: Goku vs. Jiren. Pero para llegar a este punto hay que superar otros obstáculos, como los robots del Universo 3.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

Tras la eliminación de Piccolo y los luchadores restantes del Universo 4, en el Torneo de Poder tan solo quedan tres universos en liza: El Universo 7, que todavía mantiene 5 luchadores en activo; el 11, con Jiren el Gris a la cabeza; y el Universo 3 con el Dr. Paparoni y sus robots. Precisamente estos últimos son los que en el inicio del capítulo 120 se lanzan al ataque para cercar a Goku, Vegeta y compañía.

Siguiendo las órdenes de Paparoni y Mosco, su Dios de la destrucción, los robots atacan. Así Biarra se planta frente a los androides 17 y 18; Boraleta se enfrenta a Vegeta; Pancea hace lo propio ante Goku mientras que Koitsukai ataca a Gohan. Y los metálicos guerreros se muestran pronto como unos adversarios mucho más difíciles de lo que podrían parecer.

En este punto, y pensando en el inminente enfrentamiento con Jiren y las Tropas del Orgullo del Universo 11, Gohan da un paso al frente y se dispone a encargarse de los tres robots, para que así su padre y Vegeta descansen y recarguen su poder de cara a la batalla con Jiren.

Así, mientras Biarra es derrotado por los androides, que lo arrojan fuera del ring, después de infringirle un intenso ataque. Ante esto, Paparoni decide poner toda la carne en asador y ordena ejecutar el 'Plan X' que consiste en fusionar a los tres androides en uno (como si el Devastator de Transformers o al Megazord de los Power Rangers).

El colosal robot, llamado Koichirator, lleva al límite a Gohan... que consigue vencerle gracias a la ayuda de Goku y Vegeta, que tras recupear fuerzas, se suman al combate para desnivelar la balanza. Pero eso sí, en un gran capítulo por su parte, finalmente es Gohan con un colosal Kamehameha quién vence al robot y parece que también a Paparoni que yace moribundo en el suelo.

Entonces Gohan decide perdonarle la vida... y algo que puede que no haya sido muy buena idea. Ya que una sonrisa se dibuja en su rostro del personaje del monóculo que vuelve a levantar su bastón mientras proclama que lanzará el ataque más devastador del Universo 3 y las de un amenazante robot se dibuja entre el humo.