Actualizado 29/01/2021 14:53 CET

Bruja Escarlata y Visión: El capítulo 4 de WandaVision confirma que todo es obra de...

El capítulo 4 de WandaVision (Bruja Escarlata y Visión) da respuestas
El capítulo 4 de WandaVision (Bruja Escarlata y Visión) da respuestas - MARVEL STUDIOS

   MADRID, 29 Ene. (CulturaOcio) -

   Tras tres primeros capítulos cargados de momentos desconcertantes e interrogantes sin resolver -que acabaron con la paciencia de algunos de los fans marvelitas más ansiosos- Bruja Escarlata y Visión ha comenzado a dar respuestas. Y algunas muy importantes. Y es que además de explicar misterios como el del helicóptero, el hombre de las abejas o la voz de la radio, la cuarta entrega de WandaVision ha confirmado quién es culpable de todo lo que pasa en el extraño y delirante pueblo de Westview.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   El nuevo capítulo de la serie de Marvel Studios aparca las vivencias vintage de Wanda y Visión y su aparentemente idílico matrimonio de 'sitcom' para volver al mundo real y echar la vista atrás. Concretamente, este capítulo, que es esencialmente un flashback, regresa al momento en el que el chasquido de Thanos es revertido por Hulk. Es decir, al instante en el que en Endgame el personaje de Mark Rufallo se enfunda el nuevo Guantelete del Infinito y, con las gemas recolectadas por los Vengadores en diferentes épocas, revierte la Decimación y devuelve la vida a todos aquellos que en su día se convirtieron en cenizas.

   Entre ellos está Monica Rambeau (Teyonah Parris), cuyas partículas se van juntando en el hospital donde, hace cinco años, desapareció mientras esperaba que su madre -Maria Rambeau (Lashana Lynch) la amiga de la Capitana Marvel- se recuperara de una operación para intentar vencer al cáncer. Tras el desconcierto inicial, el hospital es un caos porque están regresando todos los pacientes en el estado en el que se encontraban hace tres años, Mónica descubre lo ocurrido y que su madre, pese a que superó la operación y no se convirtió en cenizas en el 'Lapso', murió dos años después del primer chasquido.

   Tres semanas después Mónica regresa a su puesto de trabajo... en SWORD, la agencia creada por su madre para contener amenazas espaciales pero que ahora, dirigida por Tyler Hayward (Josh Stamberg) se dedica a la robótica, nanotecnología o la inteligencia artifical. La agencia de observación y respuesta de armas sentientes tiene entre manos un caso de personas desaparecidas... que es el primer asunto del que se ocupará Mónica en su regreso al trabajo.

   Se trata de un pueblo de Nueva Jersey llamado, efectivamente y sí, Westview. Pero, tal y como explica el agente del FBI Jimmy Woo (Randall Park, un viejo conocido de Ant-Man), no se trata de que haya desaparecido una persona... el pueblo entero ha desaparecido: no se puede contactar con ninguno de sus 3892 habitantes y las personas de las localidades cercanas niegan su existencia. Además, Westview está protegido por un extraño campo de fuerza que se traga, literalmente, cualquier cosa que intenta llegar al pueblo... como un dron con forma de helicóptero, el mismo que encontró Wanda en el capítulo 2 de la serie.

OTRO REGRESO ¿INESPERADO?

   En este punto, Monica intenta ver dónde diablos se ha metido el dron y ella misma es engullida por el campo de energía. Es entonces cuando SWORD despliega un enorme dispositivo de campaña rodeando el pueblo para observar y evaluar la amenaza. Y entre los expertos que recluta la agencia para descifrar qué está pasando se encuentra una vieja conocida, la doctora Darcy Lewis (Kat Dennings), una astrofísica que hizo su primera aparición en el universo Marvel como parte del equipo de Jane Foster en la primera entrega de Thor.

   Es ella la que, a través de un viejo televisor, consigue "sintonizar" con el programa de Wanda para monitorizar qué está pasando y es ella la que tiene la idea de mandar un mensaje al interior en busca de respuestas. Así es como la serie confirma lo que era un secreto a voces, que es Jimmy Woo quien dice: "Wanda, ¿Wanda, me recibes? ¿Quién te está haciendo esto, Wanda?".

   Este regreso a la realidad de fuera de Westview también confirma que el hombre de las abejas que Visión y Wanda ven salir de las alcantarillas al final del segundo capítulo es en realidad un agente de SWORD que intenta llegar al pueblo a través del subsuelo.

   Pero sin duda alguna la gran respuesta, o mejor dicho, gran confirmación, llega al final del capítulo cuando se muestra el momento exacto en el que Wanda, tras dar a luz a sus mellizos, expulsa a su vecina Geraldine, la identidad adoptada por Monica dentro del pueblo, usando violentamente sus poderes después de que ella se refiera a Ultrón.

   "Es Wanda. Todo es obra de Wanda", afirma la capitana Rambeau desde el suelo. Justo antes, la serie nos muestra cómo Wanda miente a Visión, que aparece ante sus ojos muerto y sin la Gema de la Mente que le arrancó Thanos, y le dice que su vecina ha tenido que irse. "No tenemos por qué quedarnos aquí. Podríamos ir a donde quisiéramos", le dice Visión que ha recuperado su apariencia habitual. "No, no podemos. Este es nuestro hogar. No te preocupes, cariño. Lo tengo todo controlado", sentencia la Bruja Escarlata.

   Así que, finalmente, en el cuarto capítulo de la serie de Marvel confirma que todo lo que ocurre en Westview ha sido creado por Wanda, una realidad que se ha inventado para después de regresar tras el Lapso, vivir junto a su amado Vision la vida que nunca pudieron tener. Los habitantes del pueblo, al menos la mayoría, ya que la identidad de Agnes no está confirmada, son los propios vecinos del pueblo que les acompañan en esta fantasía creada por la descontrolada Bruja Escarlata.