Actualizado 21/12/2019 11:39:10 +00:00 CET

¿Quién muere en Star Wars: El ascenso de Skywalker?

Star Wars: El ascenso de Skywalker
Star Wars: El ascenso de Skywalker - LUCASFILM

MADRID, 21 Dic. (CulturaOcio) -

Star Wars: El ascenso de Skywalker, la épica aventura con la que la franquicia galáctica pone fin a las aventuras del linaje de Luke, Leia y compañía ya está en cines. Rey, Poe y Finn, los nuevos héroes de la saga, tendrán que hacer frente al Emperador Palpatine, el villano más poderoso del universo Star Wars, en una odisea que, como no podía ser de otro modo, tendrá múltiples bajas.

En CulturaOcio.com hemos recopilado todas la muertes que tienen lugar a lo largo de esta épica y dramática conclusión de un viaje que comenzó hace 40 años.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

BOOLIO

Al comienzo de la película, la Resistencia recibe un chivatazo de un colaborador, Boolio, quien les pide a cambio únicamente que ganen la guerra. Sin embargo, el alienígena no llega a ver esta victoria, ya que la Primera Orden lo captura, decapita y entrega su cabeza al flamante Líder Supremo Kylo Ren.

C-3PO

El droide de protocolo más querido de todos los tiempos muere... de un modo metafórico. Después de que el trío protagonista lo lleve al simpático Babu Frik para que le extraiga el mensaje traducido de la lengua Sith, el personaje queda 'reseteado'. Afortunadamente, su compañero R2-D2 consigue resucitar al droide dorado al restaurar su memoria parcialmente gracias a una copia de seguridad.

LEIA ORGANA

La primera gran baja del filme es la General Leia Organa, el personaje encarnado por la difunta Carrie Fisher, quien pierde la vida al concentrar todas sus energías en utilizar la Fuerza para conseguir devolver a Ben Solo al Lado Luminoso. Su fallecimiento es un grave golpe para las esperanzas de la Resistencia, en especial para su viejo amigo Chewie.

GENERAL HUX

El infame General Hux resulta ser un inesperado espía cuyo propósito no es tanto ayudar a los rebeldes... como hacer fracasar a Kylo Ren cueste lo que cueste. Después de dejar escapar a Finn, Poe y Chewbacca, es descubierto por el General Pryde y asesinado en el mismo puente de mando de un disparo.

SNAP WEXLEY

Uno de los pilotos que participan en la última batalla espacial, en la que La Orden Final se enfrenta todo aquel que una vez creyó en la República. Wexley pierde la vida cuando su Ala X es alcanzado por un disparo y acaba chocando contra un Destructor.

LOS CABALLEROS DE REN

El siniestro grupo al que perteneció Kylo Ren, y que durante el filme actúan como sus mercenarios, acaban falleciendo a manos de su antiguo líder, cuando este llega a Exogol ya reconvertido en Ben Solo para ayudar a Rey en su enfrentamiento con Palpatine.

PALPATINE

El Emperador, renacido mediante ingeniería genética mezclada con poderes Sith, muere de nuevo tras enfrentarse a Rey. El poder de todos los Jedi que algún día existieron ayuda a la joven a invertir los rayos del propio Sith contra él mismo, acabando así con su vida.

REY

En este enfrentamiento, Rey también muere. Sus esfuerzos en canalizar toda la Fuerza necesaria para destruir al Señor Oscuro más poderoso de todos los tiempos acaba segando su vida... al menos momentáneamente. Y es que uno de los nuevos poderes de la Fuerza de los Abrams y avisó la devolverá a la vida.

KYLO REN/BEN SOLO

Metafóricamente, Kylo Ren muere en el momento en que Rey atraviesa el abdomen del Lord tenebroso con su espada láser. Aunque después de esto, la Jedi lo sana antes de que muera, quien sobrevive al encuentro ya no es un Sith, sino el hijo pródigo de los Solo.

El redimido Ben Solo entrega en última instancia su vida al emplear la Fuerza para devolver la vida a Rey después de que esta mueriera tras enfrentarse a Palpatine.

EL GENERAL PRYDE

El segundo al mando de la Primera Orden, el General Pryde, muere en el puente de mando de su Destructor durante la batalla final contra la Resistencia. El personaje encarnado por Richard E. Grant y las circunstancias de su muerte recuerdan en gran medida a Grand Moff Tarkin en Una nueva esperanza.

Para leer más