Logan: ¿Qué pasó con Xavier y los X-Men en Westchester?

Actualizado 08/03/2017 13:27:17 CET
Profesor Charles Xavier en Logan
FOX

   MADRID, 8 Mar. (CulturaOcio) -

   El incidente de Westchester es uno de los puntos clave y más enigmáticos de la trama de Logan. La última cinta de Hugh Jackman como Lobezno presenta un futuro próximo, el año 2029, en el que los mutantes están al borde de la extinción... incluidos los X-Men. La mayoría, según deja atisbar el filme, ha muerto. Pero... ¿Qué pasó con el profesor Charles Xavier y los X-Men en Westchester?

   Este traumático suceso es uno de los puntos de la trama de la novela gráfica El viejo Logan (Old Man Logan), la aclamada obra de Mark Millar. En este aciago pasaje Mysterio, uno de los supervillanos de Marvel relacionado normalmente con el universo Spider-Man toma el control de la mente de Lobezno dentro de la Mansión de los X-Men, la Escuela Xavier para Jóvenes Superdotados, ubicada en Westchester (en el estado de Nueva York) y le hace creer que el resto de sus aliados mutantes son en realidad villanos que están allí para acabar con la vida de los estudiantes.

   Preso de una ira incontenible, Logan acaba con la vida de esas amenazas que, en realidad, son sus compañeros en los X-Men. Una masacre de que Logan se siente responsable y que, evidentemente, le atormentará durante el resto de sus días.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   Pero el incidente de Westchester al que se hace referencia en la última película de Jackman como Lobezno parece ser sustancialmente diferente del relatado en los cómics y tiene a Charle Xavier como gran protagonista.

   El filme no muestra lo que ocurrió en ese suceso y tampoco revela exactamente en qué consistió, sino que prefiere ir desgranando referencias al mismo para que sea el espectador quien reconstruya poco a poco la masacre. Así, en el primer encuentro que Logan tiene con Donald Pierce, el mercenario del brazo cibernético al que da vida Boyd Holbrook, éste afirma que el cerebro del ahora enferno Xavier ha sido clasificado como un arma de destrucción masiva y se referie a lo que sucedió en el Este, todavía sin hablar de Westchester.

   Xavier se presenta en la película como la decrépita sombra de lo que fue. Un anciano senil y atormentado, solo encuentra calma bajo los efectos de una medicación que tanto Logan y Caliban se preocupan muy mucho de que tome a sus horas. "Los demás ya no están", le exclama Lobezno en un momento de uno de sus cara a cara que evidencian como la dinámica de mentor y discípulo rebelde que han mantenido Xavier y Logan durante años ha cambiado radicalmente.

OTRO INCIDENTE

   Pero es hasta bien entrada la película, en el momento en el que Logan, el profesor y la joven Laura se hospedan en un Casino en su camino hacia la frontera con Canadá, cuando el filme muestra, tras un primer amago que tiene lugar en el escondite de los mutantes, de lo que verdaderamente es capaz la enferma mente de Xavier.

   Cuando se ve amenazado por los Reavers sus poderes telepáticos, descontrolados, son capaces de paralizar todo a varios kilómetros de distancia con unas dañinas ondas psíquicas. Logan es el único que puede llegar hasta él y detenerle antes de que se produzca lo que llevaba camino de convertirse en otra masacre.

   Después, una información en la radio compara lo sucedido en el Casino con un incidente anterior, con el incidente de Westchester, donde el profesor Xavier paralizó a unas 600 personas, causando varios muertos... algunos de ellos eran muy posiblemente miembros de su escuela y de los X-Men.

Un reporte escueto, que Logan se apresura a cortar, pero que sirve para el profesor recuerde... tal y como confiesa después de pasar una apacible noche en casa de una familia de granjeros. "Ha sido la mejor noche he pasado en mucho, pero no lo merezco... ¿verdad?", le dice el profesor a Logan. "Hice algo, algo horrible. Recuerdo que pasó en Westchester", sentencia Xavier en otro momento clave del filme.

IBA A SER EL INICIO DE LOGAN

   El propio James Mangold ha revelado que en las versiones iniciales del guión la película mostraba el incidente de Westchester. De hecho, era la secuencia con la que se iniciaba Logan. Pero finalmente decidieron no incluirla para no desviar la atención. Querían una película sobre Logan, no sobre qué mató a los X-Men.

   "Sí, escribí esa escena y en algunos momentos fue incluso la primera escena de la película. [...] También hacía que la película fuera sobre eso. Fue algo muy interesante ya que convirtió a la película en un filme sobre la muerte de los X-Men en lugar de ser una cinta con varias capas", afirma Mangold en una entrevista con Comingsoon en la que confiesa que se trataba de un evento "tan grande" que ensombrecería todo lo demás además de ser una fórmula ya muy explotada en el cine.

   "Lo de abrir con una gran escena que crea toda la mitología en primer lugar es una fórmula muy repetida. Pensé '¿Qué tal si abrimos con una secuencia inicial centrada en el personaje?'", señala Mangold que revela que prefirieron dejar el incidente de Westchester como algo 'normal', que simplemente ha pasado, y con lo que Logan y Xavier tienen que convivir "en lugar de subrayarlo" y mostrarlo en pantalla.