Publicado 11/11/2020 15:23CET

El voraz apetito de Baby Yoda desata polémica y The Mandalorian le defiende: "No son huevos fecundados"

Baby Yoda, un glotón en The Mandalorian
Baby Yoda, un glotón en The Mandalorian - LUCASFILM

   MADRID, 11 Nov. (CulturaOcio) -

   Cada nuevo episodio de The Mandalorian es impredecible pero, por lo general, siempre consigue sorprender a los fans de Star Wars. A veces, es el regreso de un conocido personaje, otras veces una espectacular secuencia de acción. Y otras, como en el caso del episodio 10 de la serie, es Baby Yoda, y su insaciable apetito, el gran protagonista. Hay algunos seguidores de la serie a los que no les pareció del todo bien que el adorable personaje fuera tan voraz y ahora los responsables de la ficción han querido defender los glotones impulsos de The Child.

(( AVISO: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS ))

   En el capítulo de The Mandalorian titulado La Pasajera, Mando y Baby Yoda tienen que transportar a una mujer rana hasta una luna de un planeta lejano, que porta con ella su última remesa de huevos sin fecundar. Se trata de un cargamento precioso, porque son los últimos de su especie y de ellos depende su extinción. Durante todo el capítulo, The Child, como el bebé que es, está obsesionado con llevarse a la boca todo lo que encuentra, incluyendo claro está, la preciada carga de la alienígena.

   Incluso después de salvarle la vida, Baby Yoda sigue alimentándose de los huevos de la mujer anfibio, demostrando que le importa más comer que la descendencia de su acompañante. Sin embargo, según el gerente de arte creativo de LucasFilm Phil Szostak, esto en realidad no es tan grave, ni tan grotesco como puede parecer. Y es que, la serie deja muy claro que los huevos no están fecundados y, por lo tanto, no están vivos.

   "Para que conste, el capítulo 10 de The Mandalorian deja claro que los huevos de la Dama Rana no están fertilizados", explica Szostak en un tuit en el que defiende la actitud de Baby Yoda. "Son como los huevos de gallina que muchos de nosotros disfrutamos. Pero obviamente, las gallinas no son seres sensibles, y The Child comiéndose los huevos es intencionalmente perturbador para crear el efecto cómico", añade.

   Aun así, el artista de LucasFilm entiende que, para algunos espectadores, la simple idea de pensar que está comiéndose las crías de la mujer rana ya resulta lo suficientemente grotesca. "Los fans del terror saben que las cosas perturbadoras nos hacen reír a algunos y a otros retorcernos, o ambas cosas. El espectro es muy amplio", sentencia Szostak.

   El episodio 11 de The Mandalorian (2x03) se estrena en Disney+ este viernes 13 de noviembre.

Contador

Para leer más