Publicado 11/10/2021 16:41CET

The Walking Dead: World Beyond revela el plan de la CRM para acabar con el apocalipsis zombie

The Walking Dead: World Beyond
The Walking Dead: World Beyond - AMC

   MADRID, 11 Oct. (CulturaOcio) -

   The Walking Dead: World Beyond está dando mucho protagonismo a la CRM, la misteriosa organización que rescató a Rick Grimes en la serie principal. Esta comunidad, que cuenta con numerosos avances tecnológicos, parece que ha trazado un plan para acabar con el apocalipsis zombie.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   La CRM está trabajando en una cura del virus zombie con la ayuda del doctor Leo Bennett. En la escena poscréditos del episodio 1x04 de World Beyond la doctora Belshaw de la CRM lleva a cabo experimentos con el doctor Samuel Abbott, quien ha sido mordido por un caminante.

Bajo la etiqueta TS A 4.0.2., Abbott es reanimado entre docenas de caminantes con bozal y atados a unas camillas dentro de la instalación de pruebas. Belshaw registra sus descubrimientos en una grabadora de voz.

"El sujeto de prueba no mostró respuestas detectables a los estímulos psicológicos. Se están extrayendo plasma necrótico y líquido cerebral para realizar más pruebas. Los resultados se compararán con las pruebas realizadas durante e inmediatamente después de la reanimación. Mañana comenzaremos las pruebas de variación climática según lo programado", dice.

   Ya en el episodio 2x02 Silas es enviado a un centro de descontaminación a kilómetros de distancia del centro de investigación donde Belshaw trabajaba con Bennett. Se pone a trabajar con el equipo de descontaminación formado por Webb, Tiga y Grady, quienes usan unos palos para hacer el trabajo.

   El centro de descontaminación atrae a los zombies con luces y música antes de matarlos y limpiar los restos, transportando las partes del cuerpo destrozadas fuera del lugar. El mecánico Dennis revela que se trata del primer centro de descontaminación que se fundó, aunque actualmente ya hay seis de estos centros en todo el estado de Nueva York dirigidos por personal militar.

   Según Dennis, en estos centros están "haciendo un experimento de sacrificio masivo". "Y si el modelo es correcto, podemos limpiar el estado mientras las medidas evitan que entren más. Podemos ganar un punto de apoyo. Podemos comenzar a recuperar lo que este lugar tenía en materia de energía, agricultura, comercio. ¿Esto? Esto es un campo de entrenamiento para eso", explica.

ASÍ FUNCIONA LA CURA

   En un recorrido por las instalaciones de investigación de CRM Belshaw revela que el campus fue una vez un laboratorio de investigación educativa financiado por el gobierno. Es allí donde la comunidad está "sentando las bases para descubrir algún día por qué el mundo cambió".

Según Belshaw, encontrar una cura se trata más de "identificar lo que dentro de nosotros nos hace convertirnos, ya sea por hongos, bacterias, virus o algo completamente distinto". "Pero también se trata de encontrar una manera de deshacerse de los que ya se han convertido. Al investigar y, con suerte, descubrir qué mantiene a los muertos activos, por qué dentro de ellos se ralentizan sus tasas de descomposición y tienen apetito, esperamos algún día apagar esos desencadenantes, eliminar a los muertos como una amenaza y erradicarlos de la tierra", esgrime.

   Tal como explica en otro momento Bennett, los científicos han conectado grabadoras biológicas en el cerebro de los caminantes, lo que les permite registrar y transmitir la respuesta biológica de los muertos a los estímulos ambientales, proporcionando datos de seguimiento para predecir su comportamiento.

La comunidad pasó años desarrollando una tecnología que Bennett descifró en dos meses. Esta tecnología está aún en sus fases iniciales, pero ha permitido a los investigadores recopilar "tesoros de información: pequeñas variaciones en la química del cerebro, variaciones en la velocidad, lo que implica comportamientos de búsqueda, el efecto del clima en el movimiento y la conciencia" de los zombies.

NEUTRALIZAR A LOS ZOMBIES

   La investigación de Bennett también buscaría infectar a los muertos con cepas de hongos que crecen en la carne necrótica. "Es concebible que, si podemos modificar un hongo existente, un día podremos acelerar la tasa de descomposición de los muertos, neutralizándolos como una amenaza activa y móvil", propone el científico.

   Si la CRM puede descontaminar y, más adelante, neutralizar a los zombies, es posible que este sacrificio en masa permita eliminar estados enteros de caminantes, controlando así la infección.

Contador