Actualizado 11/03/2017 10:52 CET

Jeffrey Dean Morgan (The Walking Dead): "Negan es un tipo duro pero divertido"

The Walking Dead
FOX

MADRID, 11 Mar. (CulturaOcio - Sergio Arias) -

Los zombies se levantaron de sus tumbas en 1968, con el estreno de La noche de los muertos vivientes. George A. Romero adaptó la mitología vudú y creó un género en sí mismo del que series como The Walking Dead se alimentan cual ávido caminante ante un buen muslo de carne humana.

Genios como Greg Nicotero han sido capaces de absorber esas influencias y transformarlas en una serie como The Walking Dead, que recupera el zombie y el retrato de la condición humana de Romero domingo tras domingo. Unas influencias que el propio Nicotero reconoce: "Hasta 1968 los zombies no existían como los conocemos ahora y sólo formaban parte de la cultura vudú. George A. Romero escribió las reglas del juego porque los zombies no formaban parte de la cultura pop como los vampiros o los hombres lobo. Las películas de Romero contaban historias sobre la sociedad y los zombies eran metáforas sobre la condición humana". Y está claro que The Walking Dead trata sobre esa condición humana y las relaciones entre individuos.

De hecho, no es raro ver algún guiño u homenaje a un clásico de terror en cualquier episodio de The Walking Dead. Y el gurú de la sangre y las vísceras promete más próximamente: "Tenemos un par de tributos en el último episodio que emitimos, a Melting Man (Viscosidad) y Creepshow. Los hice por mí, para honrar a aquellos que me inspiraron y por los fans, a los que les encantan los 'easter eggs'. Es muy divertido y en el episodio 7x15, tendremos otro homenaje a Creepshow".

El género zombie está de moda y desde entonces surgen películas, series o novelas gráficas como la de Robert Kirkman, que inspiró The Walking Dead, aunque los protagonistas de la aclamada ficción zombie no parecen preocuparse de la competencia o nuevos proyectos sobre el tema como Santa Clarita Diet, al que reaccionan cómicamente como Jeffrey Dean Morgan: "¿Eso es una serie de zombies? ¿La de Drew Barrymore? Oh, no tenía ni idea. Nosotros no vemos nada. Trabajamos todo el tiempo (risas)".

Y como toda buena serie zombie, The Walking Dead es violenta. Aunque su especial crueldad en la premiere de la séptima temporada provocó las críticas de un sector de la audiencia que reclamaba un descenso del nivel de violencia en el drama post-apocalíptico. Aunque Nicotero tiene claro que no van a dar marcha atrás: "Estamos comprometidos a contar la historia como debe ser. A veces será más violenta, pero para mí, forma parte de la brutalidad de este mundo. Vemos a la sociedad tambalearse delante de nosotros y a la gente haciendo lo que puede por sobrevivir. Negan lo tiene muy claro: o sigues sus reglas o no vas a vivir. La violencia te permite saber que Negan no está jodidamente bromeando. Porque no lo está".

Y es que The Walking Dead no es apta para todos los estómagos y paladares. De hecho, los protagonistas de la ficción zombie reconocen ser fans declarados del cine de terror y concretamente, del género sobre los muertos vivientes como confiesa Norman Reedus: "Siempre he sido fan de las películas de miedo. Mi película favorita era El Exorcista aunque para mí lo más aterrador de los zombies es la persona que hay detrás de ellos".

Y para llevar a los muertos vivientes a la vida, es necesario un genio creativo. En el caso de The Walking Dead es Greg Nicotero, al que Dean Morgan no duda en alabar: "George Romero fue el creador del género y yo era un niño cuando estrenaba sus películas. Pero además creo que Nicotero y The Walking Dead han cambiado las reglas del género zombie. Greg, el equipo, el reparto... cada semana crean algo que no hemos visto nunca. Dentro de 100 años, la gente hablará de Greg y The Walking Dead como ahora hablamos de Romero".

Pero toda historia tiene que llegar a su final. Aunque los tres protagonistas de The Walking Dead no quieren ni pensar en el fundido a negro y los títulos de crédito. De hecho, cuando Andrew Lincoln contesta a lo que piensa sobre el final propuesto por Michael Rooker con Carl como único superviviente caminando hacia el horizonte con el sol poniéndose, esto es lo que opina: "Me recuerda mucho al libro The Road (La Carretera) de Cormac McCarthy que me encanta y que leí cuando empecé esta serie. Pero creo que soy como Rick y todavía no pienso en el final, sólo en sobrevivir".

Una tarea que será difícil mientras Negan siga respirando, aunque Jeffrey Dean Morgan tiene claro que no quiere que el final de la serie o su carismático villano esté próximo: "Espero que The Walking Dead no acabe en mucho tiempo. No quiero irme de esta serie, quiero continuar adelante con la historia, que acaba de empezar. Tenemos muchas cosas por delante y va a ser una montaña rusa. Espero que esto sea solo el comienzo porque tío, es divertido. Duro, pero divertido".