Publicado 15/04/2021 12:46CET

Falcon y el Soldado de Invierno: Marvel quiere olvidar que Steve Rogers también fue un asesino

Falcon y el Soldado de Invierno: Marvel quiere que olvides que Steve Rogers también era un asesino
Falcon y el Soldado de Invierno: Marvel quiere que olvides que Steve Rogers también era un asesino - MARVEL STUDIOS

   MADRID, 15 Abr. (CulturaOcio) -

   El cuarto episodio de Falcon y el Soldado de Invierno ha causado conmoción entre los fans de Capitán América, sobre todo por las irreversibles y brutales decisiones tomadas por John Walker. La serie se está preocupando mucho de recordar a Steve Rogers como un gran héroe, un hombre ejemplar, recto e incorruptible. Pero lo cierto es que el Capi original también era un asesino.

(( AVISO: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS ))

   En los últimos minutos del episodio 4, tras inyectarse en secreto el suero del súper soldado y ver cómo su compañero Lemar Hoskins era asesinado, John Walker asesina a sangre fría a uno de los Sin banderas (que no tenía nada que ver con la muerte de Battlestar) utilizando el escudo de Capitán América. Una escena brutal que mancha para siempre el legado de Rogers, pero que no es ni de lejos el primer asesinato perpetrado con la icónica arma.

   La regla universal de que los héroes no matan se remonta a los años 50, cuando la Comics Code Autorithy prohibió explícitamente que los superhéroes pudiesen matar a los villanos. Con el paso de los años, la censura se fue rebajando hasta desaparecer, pero personajes como Batman o Spider-Man aún mantienen ese estricto código de honor que les impide quitar la vida a nadie... aunque se trate del más peligroso de los villanos.

   En el caso del UCM, la cosa cambia bastante, ya que muchos de los personajes son miembros del ejército y otras organizaciones, donde el asesinato está permitido, siempre y cuando sea inevitable y en búsqueda de un bien mayor.

   En ese aspecto, hay que recordar que ante todo Steve Rogers era un soldado, y como tal ha causado numerosas bajas en sus diferentes misiones. Es decir, sus manos (y su escudo) también están manchadas de sangre.

   La trama de Falcon y el Soldado de Invierno está explorando el legado tanto del Capitán América como del propio Steve Rogers, dejando claro que es único e irremplazable. Curiosamente, antes de ser asesinado por John Walker, el miembro de los Sin Banderas Nico -un fan confeso del Capi original- le dice a Karli que el mundo ha cambiado, y ahora "necesita héroes que no pueden permitirse el lujo de no mancharse las manos".

   Y es ese supuesto nuevo héroe quien poco después le asesina despiadadamente, pese a su rendición, en público. Una ejecución en toda regla que observada y grabada por la gente, revelando al mundo que el nuevo estandarte de Estados Unidos no es más que otro psicópata con ínfulas de héroe.

   Lo interesante aquí, más allá del descenso a los infiernos de Walker, es cómo Marvel está logrando que los fans olviden los asesinatos de Steve Rogers. Sin contar los androides de Ultrón y los alienígenas, el Capitán América asesinó a muchos soldados nazis y otros enemigos, además de las bajas indirectas o daños colaterales de sus batallas.

   Es cierto que no lo hizo de forma tan pública y explícita como Walker, pero Rogers tampoco era un santo en ese aspecto. Aunque, eso sí, cada uno de sus crímenes fue justificado, no como el del nuevo Capitán América, que parece disfrutar con la batalla y el derramamiento de sangre.

   El episodio 5 de Falcon y el Soldado de Invierno se estrena en Disney+ este viernes 16 de abril.