¿Irá a la cárcel Jonathan Majors, el Kang de Marvel tras ser declarado culpable de agresion y acoso?

Archivo - Jonathan Majors denuncia ser víctima "caza de brujas" racista
Archivo - Jonathan Majors denuncia ser víctima "caza de brujas" racista - FRED DUVAL / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo
Actualizado: domingo, 24 diciembre 2023 17:24

   MADRID, 23 Dic. (CulturaOcio) -

Tras ser denunciado por su expareja, el actor Jonathan Majors, que dio vida al personaje de Kang en el Universo Cinematográfico Marvel, ha sido declarado culpable de agresión imprudente en tercer grado y de acoso. El intérprete se enfrenta hasta a un año de cárcel, pero todo apunta a que no irá a prisión.

   La sentencia en la que se fijará la condena está fechada para el 6 de febrero. "Dado que es la primera condena del acusado, aunque técnicamente se enfrenta a un año de cárcel, el juez le dará en un 99% tres años de libertad condicional, terapia de manejo de la ira y posiblemente algún servicio comunitario. El señor Majors no irá a la cárcel", ha declarado Cary London, abogado de defensa penal y derechos civiles con sede de Shulman & Hill, a The Hollywood Reporter.

   Los expertos legales creen que Majors probablemente apelará, alegando errores de su equipo de defensa y de los cargos mismos. Que un caso de delito menor llegue a juicio, particularmente un caso de violencia doméstica en Nueva York, ya es "extremadamente raro", en palabras de London. En muchos casos de delitos menores, el acusado se declara culpable para evitar la posibilidad de una sentencia más severa.

   "A diferencia de la mayoría de los casos de delitos menores, Majors probablemente se guio por la percepción mediática de los cargos en su contra y esperaba que un juicio público en lugar de un acuerdo de culpabilidad limpiaría su nombre", ha explicado la abogada Kate Mangels, socia del bufete Kinsella Holley Iser Kump Steinsapir LLP.

   Por su parte, el abogado Mark Geragos, de Geragos & Geragos, considera que es "sorprendente" que un caso así haya llegado a juicio, y que probablemente se deba al estatus de celebridad de Majors. "Es un caso que normalmente se habría resuelto sin mucha fanfarria ni consecuencias, pero que, en cambio, cobró vida", añadió.

   Al comienzo del juicio, los expertos creen que Majors tenía ventaja, dado que su expareja admitió que no pidió atención médica inmediatamente después del incidente, y también porque un testigo dijo que ella había sido la agresora, y no el actor. Durante el contrainterrogatorio a la denunciante por parte del equipo de defensa, emplearon una línea de interrogatorio que el juez Michael Gaffey dijo que "carecía de especificidad" y que permitió a la fiscalía presentar pruebas de delitos anteriores de Marjos sin condena.

   Esas pruebas consistían en mensajes de texto que Majors envió a su expareja en septiembre de 2022 en los que parecía disuadirla de buscar atención médica tras un incidente. En dichos mensajes también amenazaba con quitarse la vida. Como resultado, el jurado finalmente decidió no declararle culpable por los cargos más graves de agresión y acoso.

   Varios abogados dijeron que, en caso de que recurra, la apelación probablemente se basará en este fallo del equipo de la defensa al permitir que se presentaran los mensajes como pruebas. "Obviamente, este tipo de cosas pueden sonar muy mal para un jurado y Majors puede argumentar que el jurado no debería haber oído hablar de ellas, especialmente porque no estaban discutiendo específicamente la agresión por la que estaba siendo juzgado", dijo Lance Fletcher, abogado y exfiscal.

   Otro posible motivo de apelación, según London, es el hecho de que el juez Michael Gaffey presentó dos cargos de agresión, uno intencional y otro imprudente, para la deliberación del jurado. El jurado declaró a Majors culpable de agresión imprudente y lo absolvió del cargo de intencionalidad.

   Pese a que podría librarse de ir a prisión, el juicio ya ha pasado factura a la carrera de Majors. Poco después de que se leyera el veredicto, Marvel Studios despidió al artista. Las consecuencias negativas para su imagen podrían ser motivo para que decidiera no apelar, ya que recurrir podría traerle más atención mediática y dañar su reputación. "Probablemente no tenga nada que perder al apelar más que seguir manteniendo el caso en las noticias", valora Stanley A. Goldman, profesor de Derecho de la Loyola Law School.

Leer más acerca de: