El final de Star Wars: El Ascenso de Skywalker, explicado: ¿Qué supone para el futuro de la saga?

Actualizado 22/12/2019 13:39:56 CET

El enfrentamiento final entre Kylo Ren y Rey
El enfrentamiento final entre Kylo Ren y Rey - DISNEY

MADRID, 22 Dic. (CulturaOcio) -

El desenlace de El ascenso de Skywalker es mucho más que el final de una película o incluso de una trilogía. Con la conclusión del filme se cierra una aventura cinematográfica que comenzó hace 40 años con el estreno de Star Wars: Una nueva esperanza.

Revelaciones, giros, muertes e incluso resurrecciones se suceden en el último tramo del filme de J.J. Abrams que intenta regalar a los fans un final a la altura de sus elevas expectativas.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

La traca final arranca con la gran revelación: Rey no es hija de unos chatarreros, es hija del hijo de Palpatine, que vivió junto a su esposa en Jakku ocultos, como unos humildes chatarreros, para sacar a su hija del radar de su malvado padre. Cuando los esbirros de Darth Sidious dieron con ellos, sus padres la abandonaron, sí, pero no para conseguir dinero para bebida, como le había dicho Kylo Ren, sino para intentar salvarla de las garras de los sith.

Tras descubrir que es nieta de Palpatine y enfrentarse a Kylo Ren, Rey le roba el Caza Tie a su adversario y se dirige a Ahch-To, lugar donde Luke Skywalker pasó sus últimos días de ostracismo. Allí, la Jedi destruye la nave e intenta deshacerse del arma de su mentor que hasta entonces la había acompañado.

Sin embargo, el fantasma de la fuerza del maestro Jedi emerge del fuego empuñando el sable y devolviéndoselo a Rey, antes de animarla a abrazar de nuevo su destino y enfrentar al Emperador. Gracias a un localizador que Ren tenía en su nave, la Jedi puede descubrir la ubicación de Exogol. A los mandos del viejo Ala X de Luke, que estaba sumergido junto a la isla, Rey acudir a su batalla final contra Palpatine.

Allí no solo la está esperando el Lord Sith, sino que junto a él se encuentran cientos de seguidores del Lado Oscuro que han estado conspirando con el propósito de establecer un nuevo orden, de restaurar el Impero a través de la Orden Final. Palpatine, lejos de buscar asesinar a Rey, necesita que sea ella quien lo asesine a él como parte de un siniestro ritual mediante el cual el Sith pasaría a poseer la voluntad de la Jedi.

Justo cuando la joven está a punto de sucumbir al Lado Oscuro, el redimido Kylo Ren, quien ahora vuelve a identificarse como Ben Solo, irrumpe en la fortaleza para ayudar a Rey en su enfrentamiento final.

Tras, derrotar a los Caballeros de Ren, Solo llega hasta Rey y el Emperador donde ambos héroes son sometidos por el Lord Sith, quien se nutre del inconmensurable poder que ambos tienen para lanzar una ráfaga de rayos con la que daña seriamente las naves de la Resistencia. Justo después de esto, Palpatine lanza por los aires a Solo.

Rey, que yace en el suelo, recibe en el último instante una visita inesperada. Todos los Caballeros Jedi que algún día existieron se unen en ella (sus voces se escuchan) para enfrentarse definitivamente a Palpatine, cuyo poder sustentado también por la Fuerza residente en todos los Sith de la historia no alcanza a superar esta unión sin precedentes del Lado Luminoso.

SACRIFICIO Y REDENCIÓN

Finalmente, el lord Sith queda desintegrado al igual que todos lo asistentes del siniestro culto. Un derroche de energía como este no puede realizarse sin consecuencias, por lo que Rey acaba muriendo tras completar su gesta.

En un giro inesperado de los acontecimientos, Solo emerge de las ruinas para llevar a cabo el milagro que concluirá su redención, devolviéndole la vida a Rey y sacrificando con este acto la suya propia.

Antes de que el antiguo Sith diga adiós y se convierta en uno con la Fuerza tras resucitar a Rey, la joven y Ben Solo se funden en un emotivo beso que sirve en parte como agradecimiento y en parte como despedida.

De forma simultánea a este épico enfrentamiento, Poe y Finn lideran un combate espacial sobre Exogol. Poe hace uso de su gran destreza como piloto para destruir las unidades de la Orden final mientras que Finn emplea sus conocimientos como exmiembro de la Primera Orden para anular las defensas de las naves.

Cuando todo parece estar perdido, Lando Calrissian entra en escena y junto a él un improvisado ejército formado por todos aquellos que algún día creyeron, y todavía creen, en la República, con miembros tan insignes como Wedge Antilles o Nien Nub. Mediante la colaboración de quienes comparten la fe en la Luz, las tropas de la Orden Final acaban por caer, coincidiendo el final de la batalla espacial con el la lucha cuerpo a cuerpo de Rey.

Tras el épico doble enfrentamiento, los héroes supervivientes regresan a la base rebelde donde el trío protagonista se reencuentra. Además de esto, Maz Kanata le regala una de las condecoraciones de la batalla de Yavin a Chewbacca, quien en su día quedó sin reconocimiento y Lando Calrissian le propone a Jannah una nueva aventura cuyo propósito será descubrir quiénes fueron sus padres.

Sin embargo, la película no acaba aquí. Rey realiza un viaje hasta Tatooine, lugar donde se crió Luke Skywalker y donde la odisea galáctica comenzó. Allí, la Jedi visita la que fue la granja de humedad del tío Owen y la tía Veru en Una nueva esperanza. Junto a esta ubicación, la joven entierra los sables láser de Luke y Leia en la arena antes de mostrar su reluciente nueva espada de luz de color amarillo.

Rey, en una estampa que ya forma parte de los estampas más legendarias de la saga, contempla la puesta de los dos soles junto a BB-8, mientras en el horizonte los fantasmas de la Fuerza de Luke y Leia la contemplan orgullosos. Tras esto, una anciana pregunta a Rey cuál es su nombre a lo que ella responde: "Rey... Skywalker".

Con esta frase, la Jedi confirma así el cumplimiento de la antigua profecía de Star Wars que auguró la llegada de un elegido cuyo propósito sería traer el equilibrio a la Fuerza. Aunque por sus venas corre la sangre de Palpatine, su elección es ser una Skywalker, llevando así en sí misma el legado de dos versiones de la Luz enfrentadas.

La fanfarria final de John Williams entra en escena y el filme, la trilogía y la saga de los Skywalker llegan a su final.

Contador

Para leer más