Actualizado 04/06/2021 15:00 CET

¿Está basada en hechos reales Expediente Warren 3: Obligado por el demonio?

Expediente Warren 3
Expediente Warren 3 - WARNER BROS

   MADRID, 27 Oct. (CulturaOcio) -

   En la tercera entrega de 'Expediente Warren' el matrimonio de demónlogos encarnado por Patrick Wilson y Vera Farmiga volverá con un caso inspirado de nuevo en hechos reales que "llevará a otro nivel" todo lo mostrado hasta el momento en la franquicia con 'Obligado por el demonio'. "Vamos hacia una línea que nunca antes habíamos explorando en el mundo de The Conjuring", explica James Wan.

   Debido a la larga espera para el estreno, que fue retrasado en varias ocasiones hasta que al fin la película ha visto la luz en los cines este 4 de junio, Warner ha querido compartir un extenso vídeo de rodajes y comentarios de cada entrega de la saga estrada hasta el momento. Pero el plato fuerte sin duda fueron las primeras imágenes de 'Obligado por el demonio', tercera entrega de Expediente Warren de la que han mostrado secuencias inéditas de la filmación que, en esta ocasión, dirige Michael Chaves, quien ya tiene experiencia en el universo de la saga The Conjuring tras haber dirigido 'La llorona'.

   Es en estos comentarios cuando Wan, que produce la cinta, comenta que para 'Obligado por el demonio', han querido entrar por un terreno distinto al mostrado en las dos primeras entregas. "Quería alejarme del concepto de casa encantada de las dos anteriores películas", declara.

   Y es que, en este largometraje, los Warren no tendrán que investigar sucesos paranormales ocurridos en una mansión o una iglesia, sino que se enfrentan a un asesinato. Así esta pareja de curtidos investigadores de lo oculto tendrán que discernir si en este caso ha habido una posesión demoníaca que ha provocado un homicidio.

   'Obligado por el demonio' está inspirada en hechos reales: el caso de Arne Cheyenne Johnson, un hombre que fue condenado a 20 años por homicidio en primer grado, al haber matado a su casero, Alan Bono. El homicida argumentó en su defensa que el asesinato sucedió debido a que estaba poseído por el diablo. Según declaraciones de la familia Glatzel, vecinos del edificio, fue su hijo de 11 años el primer huésped de esta entidad maligna.

   Ed y Lorraine Warren acudieron a la llamada de ayuda de esta familia, quienes, junto con varios sacerdotes exorcistas, supuestamente, consiguieron liberar al pequeño del demonio, que se instaló después, supuestamente, en el cuerpo de Johnson. Aquí estará el factor clave, pues se trata de un caso en el que hubo víctimas mortales de por medio.

   "El juicio de Arne Cheyenne Johnson fue un caso de repercusión internacional", declara Vera Farmiga en el mismo vídeo, destacando que fue "la primera vez que, en la historia del derecho de los Estados Unidos" hubiera "una posesión demoníaca" como "motivo para cometer un homicidio involuntario. "Os espera un viaje muy diferente al que habéis visto en otras películas de Expediente Warren", comenta Patrick Wilson.