Publicado 19/04/2020 18:05CET

¿Estaba el Adamantium de Lobezno en Vengadores: Endgame y no nos dimos cuenta?

Hugh Jackman como Lobezno
Hugh Jackman como Lobezno - FOX - Archivo

   MADRID, 19 Abr. (CulturaOcio) -

   Puesto que los derechos de Lobezno y el resto de mutantes de X-Men pertenecían 20th Century Fox, en el Universo Marvel el metal indestructible conocido como Adamantium no existía. Pero puede que los hermanos Russo lo presentasen de manera muy sibilina en Vengadores: Endgame. Tanto que los fans lo pasaron por alto.

   Ahora que Fox ha pasado a formar parte de Disney, es sólo cuestión de tiempo que los X-Men se unan al Universo Marvel. Aunque el Adantium nunca se menciona en las películas Marvel, otros elementos como el el Vibranium son fundamentales, y en el tercer acto de Endgame puede estar la clave para la llegada del Lobezno al UCM.

   De acuerdo con Marvel Comics, el Adamantium es un metal más fuerte que el Vibranium. Y en la pelea de Thanos contra Capitán América, el titán logra destruir el escudo de Steve Rogers con su espada de doble filo. Algo que sería completamente imposible... a no ser que la espada estuviese hecha de un metal tan fuerte como el Adamantium.

   El propio Joe ruso confirmó en los comentarios de Endgame que el sable de Thanos es más fuerte que el Vibranium, y por lo tanto que el escudo de Capitán América. También explicó que Thanos podría haberle pedido a Eitri que le construyese la espada, del mismo modo que el Guantelete del Infinito o el nuevo martillo de Thor. Ambos están hechos de Uru, un material que ha demostrado ser extremadamente resistente.

   Pero si la cuchilla no estuviese hecha de Uru, el Adamantium parece ser el material más factible para explicar su dureza. Por el momento se desconoce si la espada de Thanos desapareció con él tras el chasquido de Capitán América. Pero de no ser así podría haber acabado en manos de Rocket, Máquina de Guerra, Ant-Man o cualquier otro superhéroe. Y ser la clave que en el futuro explique el esqueleto de Adamantium de Lobezno.

Para leer más