Publicado 06/11/2020 12:00CET

Los carteles de Borat 2 indignan a colectivos musulmanes en Francia

Sacha Baron Cohen en la secuela de Borat
Sacha Baron Cohen en la secuela de Borat - AMAZON PRIME VIDEO

   MADRID, 6 Nov. (CulturaOcio) -

   La secuela de 'Borat' continúa causando controversia allá por donde pasa. Tras provocar la ira de Donald Trump por la secuencia de Rudy Giuliani, ahora la polémica viene por su cartel. En Francia, colectivos musulmanes han mostrado su indignación y repudio al póster, exigiendo su retirada inmediata. ¿El motivo? Consideran que insulta y ofende al islam.

   Según informa Le Parisien, la protesta comenzó en redes sociales, donde varios musulmanes criticaron los carteles de promoción de la cinta protagonizada por Sacha Baron Cohen. En ellos, aparece el reportero kazajo con un anillo en el que aparece el nombre de Alá escrito en árabe, algo que dicho colectivo considera "gravemente ofensivo", pues el actor aparece solamente ataviado con una mascarilla que tapa sus genitales y con pose sugerente.

   Los primeros en pedir la retirada de la promoción han sido varios conductores -de fe musulmana- de la RATP, la Administración Autónoma de Transportes Parisinos. Ellos fueron los que publicaron comentarios en Twitter catalogando las imágenes publicitarias de "provocación", "insulto" y "falta de respeto". Uno de ellos llegó a decir que "rayarían" los carteles si no los retiraban.

   La ola de indignación con la campaña promocional de 'Borat, película film secuela', que es la misma que Amazon Prime Video ha hecho en Estados Unidos y España, ha coincidido con el ataque a varios autobuses durante el fin de semana en la región, incluyendo el incendio de un vehículo en Sartrouville.

   La RATP no tiene intención de retirar los carteles. "Bajo ningún concepto", recalcó la administración en un comunicado. Sin embargo, la TICE, la Red de Transportes Intermunicipales Centre Essone, ya los ha retirado de los autobuses del barrio parisino de Essonne. Precisamente este barrio fue sacudido hace pocos días por el brutal asesinato de Samuel Paty, un profesor de secundaria francés que fue decapitado después de mostrar a sus alumnos las caricaturas del profeta Mahoma publicadas por la revista satírica Charlie Hebdo.

   La promoción no solo es en autobuses, pues pueden verse también imágenes del irreverente reportero kazajo en toda la red de transportes públicos de la capital francesa, además de estar en marquesinas y paneles.

Contador