Watchmen: Este es el plan final del Séptimo de Caballeria

Actualizado 03/12/2019 11:55:45 CET
Watchmen de HBO
Watchmen de HBO - HBO

MADRID, 3 Dic. (CulturaOcio) -

El último episodio de Watchmen dejó muchas revelaciones importantes, algunas de ellas tan rotundas que han cambiado radicalmente las reglas del juego.

Y es que, a pesar del elaborado engaño trazado por Ozymandias hace décadas en favor de la paz, el mundo sigue en conflicto. Ahora la amenaza no es el holocausto nuclear tras guerra entre los bloques capitalista y comunista, es la intolerancia. Un mal encarnado en los supremacistas blancos y su brazo armado, el Séptimo de Caballería, organización también conocida como los Rorschach y que prepara su golpe definitivo en Tulsa, Oklahoma. ¿Dónde sino?

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

Cuando Laurie Blake, la que fuera Espectro de Seda ahora metida a ácida agente del FBI que caza vigilantes enmascarados, interroga a la viuda de Judd Crawford sobre su relación con los Rorschachs y el Ku Klux Klan, así como una posible conexión los llamados cíclopes, ella no intenta ocultar la conexión.

Tras confesar sin tapujos que las sospechas Blake no solo son ciertas, sino que incluso se quedan cortas, la viuda del jefe de policía hace caer a Laurie a través de una trampilla y hace una llamada al senador Joe Keene Jr., quien en el anterior capítulo ya explicó a Looking Glass que tienen en marcha una tecnología de teletransporte... y es que el objetivo del Séptimo de Caballería es mucho más peligroso de lo que pudiera parecer.

Laurie creía que los planes de Keene de orquestar la Noche Blanca y matar a un grupo de policías fueron pequeños pasos en una carrera para llegar a la presidencia de los Estados Unidos ahora que Robert Redford no se presenta para el cargo. Pero Keene deja claro que tiene la vista puesta en algo mucho más grande. Tan grande como atrapar al ser más poderoso que el hombre ha conocido y convertirse en el. Efectivamente y sí, hablamos de el Doctor Manhattan.

Los supremacistas encabezados por el senador -a estas alturas da igual llamarlos los Rorschachs, los Cíclopes o el dichoso Séptimo de Caballería- han descubierto que Jon Osterman en realidad no está en Marte, sino que se encuentra en Tulsa. Su plan es apresarlo y, con la tecnología que están preparando y que ya le descubrieron a Espejo, trasladar sus poderes a Joe Keene Jr.

¿EL GRAN ERROR DE ÁNGELA?

Lo que todavía no sabemos si saben es que durante años el Doctor Manhattan se ha ocultado dentro del cuerpo de Cal Abar, algo que Ángela Abar siempre ha sabido, y que revela en los últimos e impactatantes minutos del capítulo.

Angela sabe que Cal, es decir, que Jon, es decir que el Doctor Manhattan, está en peligro y corre hacia él para, a base de martillazos en el cráneo, liberarle de ese dispositivo que le mantenía oculto como humano y sin conciencia de su verdadera condición.

Lo que no sabe Sister Night es que esa puede haber sido su perdición, ya que los Rorschachs están vigilando a su familia y ahora todo apunta a que descubrirán la verdadera identidad del Doctor Manhattan... si no la conocían ya. ¿Cómo contendrá la Caballería al ser más poderoso del Universo? ¿Los planes del senador son arrebatarle sus poderes... o repetir el accidente que convirtió al científico Jon Osterman en ese ser azul casi omnipotente? ¿Qué papel juega Lady Trieu y su Reloj del Milenio en todo esto?

Muchas y grandes preguntas en el aire... y tan solo dos capítulos para el final de Watchmen. Sin duda, una de las series del año.

Contador