Publicado 03/06/2020 17:07CET

¿Por qué Michael Jordan tiene los ojos amarillos en The Last Dance?

Michael Jordan en The Last Dance
Michael Jordan en The Last Dance - NETFLIX

   MADRID, 3 Jun. (CulturaOcio) -

   'The Last Dance', la miniserie documental sobre Michael Jordan en Netflix, sigue siendo tema de conversación, incluso semanas después de su final. Ahora bien, uno de los detalles que más ha llamado la atención del público es que la estrella de los Chicago Bulls tiene los ojos amarillentos en las entrevistas de la serie, lo que ha vuelto a desatar las alarmas sobre su estado de salud. ¿Un problema hepático debido a su afición a la bebida? ¿Ictericia u otra dolencia de ese tipo?

   Desde casi el inicio de la serie documental, en las redes sociales no eran pocos los fans que se preguntaban por qué las entrevistas actuales Jordan aparecía con el fondo de sus amarillos o rojos, dando la impresión de que estuviesen irritados constantemente.

   En este punto, las especulaciones se dispararon e incluso había algunos que apuntaron a que ese tono en sus ojos es una señal de problemas hepáticos que presuntamente sufriría la leyenda del baloncesto derivados de su excesiva afición por la bebida. De hecho, en varias de las entrevistas del documental Jordan aparece acompañado de un vaso de licor.

   "Los ojos amarillentos no deben pasarse por alto porque pueden ser un signo de que hay algo que está sucediendo dentro del cuerpo. Es bastante más de lo que parece a simple vista", declaró Val Phua, oftalmólogo del Eagle Eye Center de Singapur, en una entrevista para Vice. "No tratar los problemas oculares puede conllevar a pérdida parcial de la visión o la ceguera completa, incluso", agregó.

   El caso es que no es la primera vez que Jordan aparece con los ojos amarillentos o enrojecidos. Es más, en redes sociales se ha destacado que debe llevar, como mínimo, 15 años con esta singularidad.

   "Puede indicar que tiene ictericia, pero también que puede haber una lesión ligeramente elevada en el ojo, que puede significar algo más local, como una pinguécula o un pterigium", detalló el especialista.

   La ictericia es un transtorno que se produce en el metabolismo de la hemoglobina, que produce que se acumula la bilirrubina en determinadas zonas del cuerpo, como el blanco de los ojos. Suele estar relacionada con enfermedades hepáticas como la cirroris, la hepatitis, problemas renales o del páncreas, incluso cáncer.

   Por otro lado, la pinguécula o el pterigium son crecimientos anómalos que se producen en la conjuntiva, entre los motivos puede estar una sobreexposición a la luz del sol, lo que puede producir inflamaciones en los globos oculares, dándoles aspecto amarillento o rojizo.

   El doctor Phua también apunta que el enrojecimiento constante podría ser conjuntivitis cronica, uveítis o endoftalmitis. No obstante, el oftalmólogo destaca que hacer un diagnóstico "es imposible" solo con las imágenes de la serie. "Estas condiciones son bastante diferentes en su pronóstico y deben abordarse individualmente", recalcó.

Para leer más