Actualizado 01/11/2021 15:33 CET

6 estúpidos errores de El juego del calamar de Netflix

Así ha resuelto Netflix el caso de El juego del calamar y el número de teléfono real
Así ha resuelto Netflix el caso de El juego del calamar y el número de teléfono real - NETFLIX

   MADRID, 1 Nov. (CulturaOcio) -

   Nadie pone en duda el fenómeno en el que se ha convertido 'El juego del calamar', la serie internacional del momento y el gran éxito de Netflix de la temporada, que recuerda al fenómeno vivido por 'Parásitos' en 2019. Aunque la ficción creada por Hwang Dong-hyuk es un éxito irreprochable, no está exento de errores. Es más, los fans más perspicaces han analizado minuciosamente cada episodio. Encontrando unos cuantos gazapos.

   Porque errar es humano y ni siquiera un juego tan metódico como el de esta brutal competición se libra de ello. Porque esta primera temporada ha tenido unos cuantos lapsus que no han pasado desapercibidos para un fandom que ha coronado a la serie como una de las más seguidas del servicio en streaming. De hecho, alguno que otro 'imperdonable'.

   Estos son algunos los mayores deslices que han podido verse en 'El juego del calamar'... pero que pasaron inadvertidos para la mayoría de sus millones de espectadores en todo el mundo.

1.- NÚMEROS ERRÓNEOS Y CAMBIOS DE SEXO

   Los 456 participantes del juego acaban arrojados a la arena con un característico chándal de color verde. Aparte del anciano (Oh Il Nam) con el número 001 y Gi-hun, que tenía el 456, los únicos números que mantienen su coherencia narrativa en la trama son los de los personajes principales.

   La mayor parte de los extras que aparecen de participantes van variando sus números. Por ejemplo, hay una secuencia en la que aparece la participante número 061. Sin embargo, cuando se muestra el panel de los eliminados, el que aparece con el número es un varón.

2.- UNA GRAVE FALTA DE ORTOGRAFÍA

 

  Cuando el detective se coló en la arena, comienza a buscar información y se logra colar en la sala de archivos para hojear papeles. Aquí surge un error 'imperdonable'. Es muy habitual que en documentos sensibles esté escrita la frase hecha en ingles 'Top secret'. Ahora bien, la que aparece en los papeles dista mucho ser la habitual, al estar escrita erróneamente como 'Top scrert'.

3.- EL PARTICIPANTE MÁS LONGEVO

   Parece que el participante más longevo no es el concursante 001, sino el concursante 013. En la prueba en la que los jugadores deben pasar unos paneles de cristal. Unos están hechos de vidrio templado, que permite aguantar el peso de máximo dos personas, los otros son de vidrio normal, lo que significa que se rompen nada más pisarlos.

   Uno de los concursantes es experto en vidrios y sabe diferenciarlos, para enfado del selecto y reducido público asistente a este juego. El Líder busca en sus archivos y descubre esta experiencia y es aquí donde surge el gazapo. Según su ficha, el jugador 013 nació en marzo de 1897, lo que significa que tiene 124 años. Vamos, ni Robin Williams en 'El hombre bicentenario'.

4.- EL PARAGUAS CAMBIANTE

    En el juego de las tabletas de azúcar, había que tallar diferentes formas. Mientras que los círculos, los triángulos y las estrellas tenían una forma concreta, y aquel que no se ciñese a ella recibía un tiro, parece que con la figura del paraguas el juego era más laxo.

   Al comienzo de la partida, puede verse a Gi-hun tallar la figura del paraguas. Inicialmente, el paraguas tiene una línea recta en el dibujo pero, momentos después, pasa a tener curvas.

5.- SER RICO NO TE HACE TENER MEJOR MÓVIL

    Con 45.600 millones de wones en el bolsillo (más de 33 millones de euros), algo menos dado que dio algo de dinero a la madre de Sang-woo, Gi-hun es millonario. Sin embargo, no parece que eso influya en su decisión de tener un móvil, pues en la escena del aeropuerto, tenía en su mano un Samsung S3, un móvil de 2012. El caso es que cuando era pobre tenía un Samsung S7, lanzado en 2016 y de mayor gama.

6.- COMER AIRE

   No es extraño que en series y películas, los actores finjan comer y beber. En el caso de 'El juego del calamar' esto sucede. Sin embargo, cuando el actor Lee Jung-jae hace que come su ración de comida en el concurso, su fiambrera se mantiene intacta.

Para leer más