Actualizado 15/09/2016 14:33:33 +00:00 CET

El enigma de Colonia de Roanoke: El caso real que esconde la 6ª temporada de American Horror Story

Imagen de uno de los teasers de la sexta temporada de 'American Horror Story'
FX

MADRID, 15 Sep. (CulturaOcio) -

El misterio se ha resuelto, la sexta temporada de American Horror Story, que se llama My Roanoke Nightmare, está inspirada en el caso real de la conocida como la Colonia de Roanoke o 'La colonia perdida', un grupo de 115 colonos ingleses que desaparecieron misteriosamente, sin dejar rastro, durante el siglo XVI, durante los primeros intentos de colonización de la reina Isabel I de Inglaterra.

Un caso que ha llamado la atención a Ryan Murphy y con el que se ha basado para la sexta temporada de la ficción de FX. Pero, ¿qué ocurrió históricamente con los colonos que se establecieron en la isla de Roanoke?

A día de hoy, ha habido varias hipótesis y teorías respecto al destino de los 115 colonos desaparecidos. Sin embargo, es momento de mostrar los hechos y luego las conclusiones sacadas por arqueólogos y científicos, que han podido arrojar algo de luz sobre este misterioso hecho histórico 400 años después de lo ocurrido.

LA EXPANSIÓN COLONIAL DE INGLATERRA

Durante las últimas décadas del siglo XVI, Isabel I de Inglaterra intentó expandirse colonialmente por América del Norte, para competir contra el gran imperio que tenía en sus manos el rey español Felipe II. Por ello, el 25 de marzo de 1584 concedió a sir Walter Raleigh una carta real para poder conquistar partes de Norteamérica.

Tras un infructuoso intento de colonización en la isla de Roanoke entre 1985 y 1986, en el cual los hombres liderados por Ralph Lane, elegido por sir Richard Grenville para establecerse en la zona, optaron por abandonar la isla tras aceptar la oferta de Francis Drake y volver a Inglaterra, en 1987, Raleigh volvió a intentar una segunda colonización, esta vez de manos de John White, artista y amigo de Raleigh.

A diferencia de la primera expedición, en la que los colonos eran básicamente soldados, en esta segunda los 115 colonos eran hombres, mujeres y niños que tenían intención de instalarse en la zona mediante trabajos manuales y el cultivo de la tierra, como también de lograr mayores relaciones diplomáticos con los nativos del lugar, los cuales tuvieron muy malas relaciones con los soldados establecidos anteriormente.

COLONIZAR ISLA ROANOKE

Sin embargo, la convivencia se antojó imposible, con un asesinato de un colono por parte de las tribus. Los nuevos habitantes, atemorizados, lograron convencer al John White para regresar a Inglaterra y explicar la situación desesperada que vivía la región. White marchó a Inglaterra, dejando a los 115 colonos en tierra, protegidos en un fuerte. Entre los colonos se encontraba Virginia Dare, nieta de White y la primera persona inglesa nacida en las Américas.

Sin embargo, debido a la guerra entre Inglaterra y España, tres años tardó en volver John White a la isla de Roanoke. El 18 de agosto de 1590, que coincidía con el tercer cumpleaños de su nieta, White llegó a la isla para no encontrar nada de los 90 hombres, 17 mujeres y 11 niños colonos que habitaron la zona.

LA DESAPARICIÓN DE LA COLONIA

El asentamiento se encontraba totalmente desierto y no había rastro alguno de enfrentamientos. Se encontraron las casas y las fortificaciones completamente desmontadas, lo que significaba que la marcha había sido escalonada. Antes de partir, White avisó a la colonia que, en caso de ataque, tallaran una cruz de Malta en alguno de los árboles como mensaje. Sin embargo, lo único que se encontró escrito fueron la palabra "Croatoan", tallada en un poste de una vallada, y "cro", en un bosque cercano.

¿Entonces qué pasó? White lo interpretó como que la colonia había marchado a la isla de Croatoan, también conocida como isla de Hatteras. Sin embargo, esto le fue imposible saberlo a ciencia cierta, puesto que una tormenta azotó la zona y White y sus hombres se vieron obligados a retroceder.

Pasaron doce años hasta que se decidiera saber qué pasó con la llamada "Colonia perdida". Liderada por Samuel Mace, esta expedición sería diferente a las anteriores al garantizar una paga a los marineros y así, evitar la piratería para poder llegar a lograr sus objetivos. Sin embargo, el barco de Mace no llegó a la isla al arribar en la tierra de los Outer Banks, en la recolectaron plantas aromáticas para tener un margen de ganancias antes de su regreso a Inglaterra. No pudo haber una segunda expedición al ser detenido Raleigh por traición a manos del rey Jacobo I.

VARIAS HIPÓTESIS

Desde ese momento, han surgido varias hipótesis sobre el destino de los 115 colonos, teniendo algunas ya varias evidencias científicas que les otorgan credibilidad pero, pese a ello, se sigue guardando cierta incertidumbre sobre lo ocurrido.

La primera hipótesis barajada fue la de que la colonia fue arrasada por las tribus hostiles, algo que tendría sentido dada la mala relación entre los colonos y los nativos. No obstante, esta teoría se descarta debido a lo extraño del suceso. Las casas y las fortificaciones fueron desmontadas cuidadosamente, algo que no encajaría en la teoría de la matanza.

La más extendida es que los colonos se integraron dentro de las tribus locales, teoría reforzada por los últimos descubrimientos arqueológicos. De acuerdo con un artículo publicado por The New York Times en agosto de 2015, muestra que un equipo arqueológico ha encontró artefactos como fusiles de chispa o frascos de comida que podría haber pertenecido a los colonos perdidos debido a que los objetos pertenecen al siglo XVI y, en esa época, los nativos carecían de la tecnología necesaria para poder crearlos.

TEORÍAS CON APOYO CIENTÍFICO

Estos hallazgos refuerzan la teoría de que los colonos se mezclaron las tribus cercanas y que se marcharon de la isla. Una teoría que es apoyada como, por ejemplo, la historia Lee Miller en su libro Roanoke: Solving the Mystery of the Lost Colony, así como también por testimonios de personas como John Lawson, que en 1709 escribió en su obra A New Voyage to Carolina que los croatoan que vivían en la isla de Hatteras procedían de Roanoke y tenían antepasados blancos.

No obstante, pese a los descubrimientos que refuerzan esta teoría, no logran dar una respuesta definitiva a lo que ocurrió con la desaparición de los 115 colonos, algo que Ryan Murphy ha sabido aprovechar para la sexta temporada de American Horror Story, que se estrenó este 14 de septiembre.