Actualizado 17/04/2020 13:28:30 +00:00 CET

La casa de papel 4: Nairobi se hace eterna en Berlín

Nairobi (Alba Flores) en La casa de papel
Nairobi (Alba Flores) en La casa de papel - NETFLIX

   MADRID, 17 Abr. (CulturaOcio) -

   Con su cuarta temporada, La casa de papel ha vuelto a reafirmar su éxito internacional. La serie de habla no inglesa más vista de Netflix es un fenómeno de masas no solo en Latinoamérica y España, sino también en muchos otros países.

   Turquía, Italia, Francia o Marruecos son algunos de los países en los que las aventuras y desventuras de el Profesor, Tokio, Denver, Lisboa y compañía son seguidos por millones de fans. Otro de esos granes feudos de la serie de Álex Pina es Alemania, donde la fiebre por La casa de papel se deja sentir a plena vista en las calles.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   Es evidente que uno de los momentos que han marcado la cuarta temporada de La casa de papel fue el trágico destino de Nairobi. Después de recibir un disparo en el pecho al final de la tercera temporada, la vida del personaje de Alba Flores pendía de un hilo. Salvada en los primeros capítulos de forma casi milagrosa en una improbable operación, la carismática atracadora parecía estar ya a salvo cuando Gandía se cruzó en su camino.

   Tras tomarla como rehén para huir del resto de la banda, el temible personaje encarnado por Juan Manuel Poga la ejecuta a sangre fría con un disparo en la cabeza. Una pérdida terrible para la banda y devastadora para muchos fans, que veían como su personaje favorito pasaba a formar parte del 'cielo' de La casa de papel donde se reencontró con Moscú, Oslo y Berlín.

   Precisamente en la capital alemana es donde han querido rendir un sentido y artístico homenaje al personaje de Alba Flores con un imponente mural. Varios artistas urbanos han pintado en una fachada ubicada en el 424 de Karl-Marx-Strabe, el rostro de Nairobi basándose en la idílica imagen que aparece en la serie, rodeada de margaritas, con su flor blanca en la mano y vestido rojo.

   "Nairobi vela por la salud emocional de la banda, es una consejera, casi una madre para el resto... que desaparezca ella supone que desaparezca la que velaba por el corazón y por eso la banda se desmorona", avisó Alba Flores en una entrevista concedida a CulturaOcio.com.

   Un sentido adiós a la querida atracadora, aunque, tal y como demostró Berlín e incluso Moscú, la muerte de un personaje no significa su adiós definitivo. Porque, en La casa de papel... siempre quedan los flashbacks.

Para leer más