Actualizado 17/05/2016 10:58

Así fue el final de Castle, con Nathan Fillion y Stana Katic

Castle, Sleepy Hollow, CSI y otras seis series que corren peligro
ABC

MADRID, 17 May. (EDIZIONES) -

   Tras ocho temporadas sorprendiendo a los telespectadores, Castle ha llegado a su fin. Algo que no ha dejado del todo satisfechos a sus fans, quienes se preguntan si la serie de ABC ha tenido el final que se merecía.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA PUEDE CONTENER SPOILERS))

   'Crossfire' dio por sentenciada la serie con un rápido giro de los acontecimientos en el que Richard Castle (Nathan Fillion) y Kate Beckett (Stana Katic) aparecían felices tomando el desayuno a su casa con sus (futuros) hijos.

   Quizá esta última escena no haya indignado a sus seguidores, pero definitivamente les ha sabido a poco. Ellos esperaban del episodio 8x22 una entrega trepidante y oscura que mostrara un enigmático cliffhanger para la 9ª temporada y, en vez de ello, se han topado con un final feliz apresurado y un sinfín de preguntas en el aire.

   Después de pasar toda la temporada tratando de averiguar quién es LokSat, son muchos los seguidores que consideran forzado despachar al némesis de la pareja en un fugaz tiroteo. Además, después del anuncio de que Stana Katic moriría en la serie, algunos se han sentido defraudados cuando la han visto envejeciendo junto al personaje de Fillion.

   En definitiva, el final de la serie de Castle ha dejado mucho que desear a los seguidores de la ficción de ABC, quienes se han sentido traicionados tras una relación de ocho años. Quizá, lo último que esperaban de una serie centrada en las investigaciones criminales era un final feliz.

LOS MOTIVOS DE SU CANCELACIÓN

   La historia de Richard Castle se estrenó a mitad de temporada en 2009 y, a lo largo de los años, se ha consolidado como un fenómeno televisivo. De hecho, tan solo en Estados Unidos la 8ª temporada ha cosechado un promedio de 9,1 millones de televidentes por capítulo.

   Según Variety, ABC se ha apoyado en los pobres resultados de audiencia de la ficción para tomar su decisión. Castle, que lleva perdiendo espectadores durante toda la temporada, ha dejado de ser una apuesta clara para la cadena.