Actualizado 18/04/2017 13:41 CET

EL MEJOR REGALO ES PODER ELEGIR

   MADRID, 10 Abr. (CulturaOcio) -

   ¿Cuántas veces te has preguntado, dentro del entorno laboral, cómo fidelizar a tu cliente con un regalo? ¿Y a tus empleados? Más allá de los momentos habituales en los que se presenta esta situación como el bonus, la paga extra o las fiestas de Navidad, encontramos otras ocasiones a lo largo del año objeto de celebración en una empresa: una boda, una jubilación, un cumpleaños, un nacimiento, una bienvenida o la firma de un contrato. Y ¿Cómo podemos resolverlo? La mejor idea para premiar a tus clientes y empleados, es la tarjeta regalo de El Corte Inglés División Empresas, porque regalar la capacidad de elegir siempre es un acierto.

   Obsequiarles con material corporativo de la empresa como bolígrafos, tazas o cuadernos es esencial para reforzar el posicionamiento de marca. Pero más allá, se busca afianzar la relación con los partners y destacar frente a la competencia. Ante este panorama, qué mejor estrategia que recurrir a las tarjetas regalo, que teniéndolo automatizado desde los departamentos de compras, las empresas podrán adelantarse a los acontecimientos dando buena nota de su sello de calidad.

   Ventajas de las tarjetas regalo de El Corte Inglés

Economía del tiempo: las empresas tienden a invertir tiempo y recursos en la búsqueda de incentivos o regalos. El ahorro de esta variable permite que puedan optimizar la productividad.

Libertad de elección: el receptor de la tarjeta, en este caso el empleado o el cliente, dispondrá de una amplia gama de productos a su alcance: libros, ropa, accesorios del hogar, electrodomésticos, complementos e incluso juguetes... lo que supone un incentivo de gran versatilidad.

   Facilidad de gestión: El Corte Inglés División Empresas ofrece la posibilidad de establecer un acuerdo con el que se permita automatizar los envíos, facilitando así la gestión y estableciendo dicho incentivo como un signo de identidad corporativa.

   Flexibilidad: las tarjetas regalo no tienen fecha de caducidad, el receptor puede canjearla cómo y cuándo quiera sin depender de la empresa. Una idea que hace este incentivo todavía más atractivo para los beneficiarios del regalo.

   Ya sea como premio anual de agradecimiento por la fidelidad del cliente, como regalo de empresa, o simplemente para celebrar la confianza puesta en la empresa, la tarjeta regalo es la mejor opción. Puesto que, cuidar a los partners de la compañía es muy importante y qué mejor manera de transmitir gratitud que con detalles como el descrito: a veces, el mejor regalo es poder elegir.