Actualizado 30/09/2013 09:10 CET

Los vehículos más icónicos de la ficción

Los vehículos más icónicos
Foto: EUROPA PRESS Ampliar foto

Por David Gallardo

   Tras ver a Niki Lauda y James Hunt reverdeciendo viejas batallas en la gran pantalla a través de Daniel Brühl y Chris Hermsworth en 'Rush' (cinta dirigida por Ron Howard), en CulturaOcio nos apetece oler un poco de embrague chamuscado y repasar una decena de vehículos presentes en el imaginario colectivo de las últimas décadas, ya sea en cine o televisión.

   En ocasiones el propio coche en cuestión es el protagonista, en algunas es un secundario de lujo, y en otras su importancia reside en que todo cambiaría si no estuviera. Siempre con personalidad propia, unos más amables que otros, esta es una selección de los vehículos más icónicos de la ficción de las últimas décadas.

DELOREAN

Si vamos a viajar en el tiempo, mejor hacerlo en un coche bien molón, con puertas en forma de alas de gaviota y que deje una buena estela de fuego en el asfalto al circular a máxima potencia.

   Inolvidable en los tres episodios de la saga 'Back to the Future', protagonizada por Michael J. Fox y Christopher Lloyd.

BATMÓVIL

El coche de Batman ha evolucionado tanto como el propio personaje a lo largo de los años desde su estreno en 1966 para la serie televisiva original.

   Un vehículo tenebroso repleto de artefactos ideales para luchar contra el crimen en las siempre oscuras calles de la desoladora Gotham City.

KITT

Los años ochenta serían diferentes si Michael Knight (esto es, David Hasselhoff) no hubiera defendido la ley y el orden junto a este Pontiac Firebird Trans Am que no sólo hablaba, sino que hasta hacía chistes cargados de ironía y sarcasmo.

   Por si eso fuera poco, no necesitaba conductor, tomaba sus propias decisiones y prácticamente volaba si la situación lo requería. ¡Incluso tenía su propio enemigo, el inefable Karr!


FURGONETA DEL EQUIPO A

El Equipo A lo integraban cuatro honestos militares, cada uno con sus peculiaridades y especialidades, pero contaban con un quinto integrante fundamental para llevar a buen término sus peripecias.

   Hablamos de la (posiblemente) furgoneta más famosa del mundo, la GMC G series (G-15) Van, siempre con M.A. Barracus al volante y siempre indestructible.


CAZAFANTASMAS

Bill Murray y sus secuaces fueron los héroes (ficticios) de Nueva York durante buena parte de los años ochenta, debido a su incontestable habilidad para limpiar la ciudad de molestos fantasmas.

   Para desplazarse por las interminables calles de Manhattan contaban con un Cadillac ECTO-1 de 1959 convenientemente tuneado para adaptarlo a sus peculiares necesidades.

TAXI DRIVER

Gracias a 'Los Cazafantasmas' y otros miles de películas, la ciudad de Nueva York es un enorme plató cargado de evocadoras imágenes. Plagada de lugares legendarios gracias al cine, cuenta además con unos vehículos amarillos en constante movimiento que son un icono en sí mismo.

   Hablamos de los taxis, claro, y entrando en esta materia no hay otro tan mítico como el conducido por el perturbado Travis Bickle (interpretado por un pletórico Robert de Niro) en 'Taxi Driver'.

GREASED LIGHTNING

Las chicas, los chicos y los coches. Esos son los tres pilares sobre los que se sustenta la trama de 'Grease', la película de 1978 protagonizada por John Travolta y Olivia Newton-John, todo convenientemente empaquetado dentro de una banda sonora absolutamente legendaria.

   De entre todos los coches destaca el Greased Lightning, un Ford de 1948 bien fardón con su propia canción, perfecta para comer kilómetros a toda velocidad.


HERBIE

Este Volkswagen Sedan (conocido en algunos países latinoamericanos como Cupido Motorizado) con ciertas características humanas vivió sus años más locos entre 1969 y 1980 de la mano de la factoría Disney.

   Un coche con consciencia de sí mismo, capaz de expresar emociones y ganador nato en todo tipo de carreras. Sin duda marcó una época y toda una generación le lleva en un rinconcito de su corazoncito.

RAYO MCQUEEN

También de Disney, el protagonista de la saga 'Cars' bien podría ser la actualización animada a los tiempos modernos de Herbie.

   Estamos ante un coche de carreras adorable, al que gobiernan sentimientos nobles como la amistad, el compañerismo, la tenacidad y el amor. Lo mismito que todos y cada uno de nosotros cuando nos ponemos al volante en una gran ciudad cualquiera.


ASTON MARTIN Y JAMES BOND

Con una vida tan ajetreada como la de James Bond, es lógico y normal que no tenga un coche fijo que le acompañe a lo largo de los años.

   Pero el súper agente sí que ha mostrado siempre predilección por el Aston Martin DB5 desde que lo estrenara en 'Goldfinger' en 1963, repitiendo en un buen puñado de posteriores películas. Pura y lujosa elegancia británica.