Publicado 08/09/2020 11:55:05 +02:00CET

Estas son las reglas de los viajes en el tiempo de Tenet

Imagen de Tenet, la película de Christopher Nolan
Imagen de Tenet, la película de Christopher Nolan - WARNER BROS.

   MADRID, 8 Sep. (CulturaOcio) -

   Uno de los aspectos que sigue desconcertando al público de 'Tenet', el nuevo largometraje de Christopher Nolan, es la forma en la que los personajes del filme viajan en el tiempo. El cineasta rompe con la percepción clásica del tiempo de forma lineal y en una sola dirección al poner en liza el concepto sobre el que articula toda la trama: la inversión temporal. Ahora bien, ¿cómo funciona esto en los viajes a través en el tiempo?

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   Aunque en su último filme Nolan se aleja del clásico concepto de "viaje en el tiempo", el cineasta tampoco evade ciertos elementos canónicos a la hora de romper el tradicional esquema de línea temporal. En 'Tenet' los personajes no viajan en el tiempo a través de una máquina que los traslada a un día, mes o año concreto al instante, como en películas clásicas como 'Regreso al futuro' o la más reciente 'Vengadores: Endgame', sino que viajan en el tiempo cambiando su entropía a través de la inversión temporal. Es decir, al realizar esta alteración a nivel físico, el tiempo va hacia atrás para ellos y es así como pueden viajar al pasado.

   Un sistema de viajes en el tiempo inédito, el que inventa Nolan que genera muchas preguntas sobre cuáles eran las reglas concretas una vez que alguien se somete a esta inversión temporal para viajar en el tiempo.

   Pero antes hay que destacar que, en contra de lo que pueda parecer, el filme cuenta con una línea cronológica o timeline más clara de lo que aparenta, en la que la historia del Protagonista (el personaje sin nombre de John David Washington) sigue un orden más o menos sencillo. Una trama que tiene tres puntos críticos en los que la historia es tocada por la reversión del tiempo: el día 14, el asalto al Aeropuerto de Oslo y el robo en Tallin.

   Esos tres momentos de la película son claves para comprobar cómo funcionan los viajes en el tiempo. En ese día 14 (Nolan no especifica de qué mes), coinciden tres eventos: el tiroteo en la Ópera de Kiev, la discusión de Sator y Kat en el yate frente a la costa de Vietnam y la batalla en Stalask-12, en Rusia. Aunque en el filme se vean de "forma ordenada", estos eventos ocurren prácticamente a la vez.

   En cuanto al asalto del puerto franco del Aeropuerto de Oslo, se trata de un tramo del filme espectacular en el que Nolan muestra, por primera vez, una lucha cuerpo a cuerpo entre el Protagonista y un misterioso enemigo que está invertido. Un hombre de negro y con el rostro cubierto que, minutos más tarde, se descubre que es él mismo.

   La inversión en Oslo, que termina con el Protagonista enfrentándose a sí mismo, fue realizada para salvarle la vida a Kat, quien fue disparada por su marido con un arma invertida, lo que la puso al borde de la muerte. Esto provoca, que el Protagonista y Neil (Robert Pattinson) deban actuar rápido y la puerta de la capital noruega es el lugar ideal para poder invertir el tiempo.

   El último gran evento es el robo del presunto plutonio en Tallin, en el que el Protagonista consigue hacerse con la pieza final del algoritmo. Sator se invierte durante el atraco, para adelantarse y saber que el personaje de John David Washington iba a traicionarle. Por otro lado, también supone un punto de inflexión en la trama, que deja de funcionar de manera lineal para abrazar de lleno las leyes de la entropía.

LAS REGLAS DE LOS VIAJES EN EL TIEMPO

   Es en la escena del Aeropuerto de Oslo, en la que puede verse, por primera vez, la máquina del tiempo de 'Tenet', que funciona como una especie de puerta giratoria. Tras el robo en Tallin, el Protagonista entra en la máquina en cuyo interior se invierte la entropía tanto de objetos, como de personas. Esto permite al ser humano invertir las leyes de causa y efecto y moverse en dirección opuesta al flujo temporal.

   Al moverse en dirección opuesta, también va hacia atrás en el tiempo. Esto es arriesgado, puesto que todo está al revés y es necesario un control de los movimientos para evitar situaciones desorientación o peligro. De hecho, cuando se invierte la entropía de una persona, debe ir acompañada de una bombona de oxígeno y su correspondiente mascarilla, puesto que el aire es irrespirable (al estar al revés) para los pulmones de un invertido.

   Aquí Nolan establece una de sus primeras reglas, la de que los personajes invertidos, cuyo tiempo va hacia atrás, deben llevar mascarilla, algo que sirve, además, para que el espectador pueda diferenciar bien que personajes se mueven, temporalmente, en un sentido y en otro e incluso que versión de un mismo personaje hace una cosa u otra cuando ambas se encuentran en una mismo pasaje del filme o incluso en un mismo plano.

   La inversión temporal en un cuerpo también provoca el efecto contrario en lo referente al calor y el frío, las leyes de la termodinámica también se ven afectadas. Esto da lugar a situaciones tan curiosas como que, en lugar de quemaduras de tercer grado, una explosión le provoca al Protagonista una hipotermia.

   Volviendo a las 'máquinas del tiempo' de Nolan, esas puertas giratorias están basadas en una hipótesis de la física teórica de Richard Feynman y John Wheeler, que teorizaron que un electrón y un positrón son, en verdad, el mismo objeto, solo que uno está invertido. Esta teoría aparece expuesta en la cinta, la menciona Neil en Oslo, precisamente.

   La teoría de Feynman y Wheeler tiene varios "cameos" en el filme, ya que queda representada en la lucha del Protagonista contra sí mismo en la capital noruega y también al inicio del filme, cuando el personaje es capturado y en pantalla aparecen dos trenes yendo en direcciones opuestas.

NO TOCAR AL YO DEL PASADO

   Ya en 'Regreso al futuro' ya se advertía que había que evitar encontrarse con el yo del pasado. En 'Tenet' la regla es no tocar a tu otro yo y esto tiene una base algo más "científica", puesto que el peligro que resulta este encuentro está resumido en una palabra: "aniquilación". En física, la aniquilación es la reacción de una partícula chocando contra una antipartícula, un electrón contra un positrón. El efecto es que el objeto o sujeto desaparece y se libera su energía.

   Esto explica porque aquellos que viajan al pasado lo hacen con sólidos equipos de protección. También da explicación a por qué el Protagonista que viaja al pasado lleva un traje especial cuando se enfrenta a sí mismo en Oslo. Porque, aunque el sujeto pueda observar a su "otro yo", lo que no puede es tocarlo.

   Esto también explica porque la reunión del algoritmo era también la destrucción del mundo. Sator buscaba invertir la entropía del mundo entero, provocando que cada partícula se convirtiese en antipartícula y comenzará a retroceder en el tiempo. Esto provocaría que todo chocase, lo que significaba la aniquilación total.

   Por otro lado, el filme también expone que el sujeto que haya invertido su entropía, puede volver a revertirla a su estado normal en el pasado, provocando que pueda haber varias versiones de una misma persona en una sola línea temporal, como cuando Kat viaja al pasado, para matar a su marido en Vietnam y ve a una mujer saltando desde el borde del yate. Aunque en su momento no lo sabía, ella era esa mujer. Esta doble o incluso triple inversión es la que utiliza Neil en la misión final de la película para salvar a Protagonista y a Ives de una muerte segura.

LA PARADOJA DEL ABUELO

   El aniquilar el mundo entero para comenzar de nuevo lleva a explicar otro concepto: la paradoja del abuelo. Es uno de los grandes problemas de las películas que tocan los viajes en el tiempo: ¿es posible volver al pasado para matar a un ascendiente de la familia, como un abuelo? Es decir... ¿Eso no eliminaría la propia existencia del viajero en el tiempo y, por ende, su viaje? ¿Es el mismo hecho del viaje la prueba de que el abuelo debe vivir?

   Esta paradoja es expuesta también en la película. De hecho, el Protagonista le pregunta a Neil si tiene una respuesta y el personaje de Robert Pattinson le dice que no hay ninguna solución satisfactoria. No obstante, aquellas personas del futuro a las que se hace referencia el filme y que contactaron con Sandor para eliminar el presente, sí creen que es posible matar al abuelo (aniquilar su pasado), sin que esto afecte a su existencia y, a la universo. Y si no lo creen, al menos, tal y como señala el filme, su situación es tan desesperada que están dispuestos a correr el riesgo.

   La respuesta de Neil, que no hay solución para la paradoja, es contrarrestada, de alguna forma, con las teorías del multiverso, en las que viajar al pasado y matar al abuelo provoca que se cree una línea de tiempo alternativa en la que el sujeto que ha viajado para cometer el crimen no ha existido. Esta solución es la que ofrece Marvel para su universo cinematográfico.

   Pero esa solución, la de los multiversos y las realidades alternativas, no se contempla en 'Tenet'. No hay que olvidar que Neil dice constantemente "lo pasado, ha pasado". Esto quiere decir que el personaje tiene fe en que, volviendo a la paradoja del abuelo, el plan de 'eliminar el pasado', es decir de matar al abuelo, haya fallado en algún momento puesto que el abuelo, en primera instancia, existe y su nieto también. Su mera existencia prueba que su plan para eliminar a su antepasado no es viable.

Contador