Publicado 13/06/2020 16:49CET

La nueva teoría sobre Origen (Inception) de Nolan que pone patas arriba toda la película

Leonardo DiCaprio y Marion Cotillard en Origen (Inception) de Christopher Nolan
Leonardo DiCaprio y Marion Cotillard en Origen (Inception) de Christopher Nolan - WARNER BROS

   MADRID, 13 Jun. (CulturaOcio) -

   Origen (Inception) de Christopher Nolan sigue siendo una de las películas más narrativamente complejas del último siglo. Su trama gira a un grupo de 'onironautas' capitaneados por Dominick Cobb (Leonardo DiCaprio) que tratan de implantar una idea en la mente de un magnate a través de la manipulación de sus sueños, en un proceso conocido como Inception. Pero, ¿y si Cobb no fue el pionero de Origen?

   Una nueva teoría fan surgida en Reddit sugiere que en realidad fue Mal (Marion Cotillard), la esposa de Cobb, quien descubrió que el Inception era posible, e incluso implantó una idea en la mente de su marido en algún momento previo a los acontecimientos de la película.

   El creador de la teoría asegura que Mal sembró la idea del matrimonio en la mente del protagonista. Incluso su proyección en el mundo onírico le dice que se despertó de un sueño pidiéndole que se casara con él. Y, de hecho, esto explicaría la obsesión de Cobb por el personaje de Cotillard, y por qué su versión del mundo de los sueños quiere que se quede con ella para siempre.

   Si realmente Mal logró 'hacer un Inception' en la mente de Cobb, lo habría conseguido utilizando el amor como emoción positiva que facilitaría el acceso a su mente. Tal y como explica el personaje de DiCaprio, para que Origen funcione el subconsciente tiene que estar motivado por una emoción muy fuerte, y los sentimientos positivos son más efectivos que los negativos.

   Del mismo modo que Cobb usa el amor de Fisher por su padre, y no su resentimiento hacia él, para lograr implantarle la idea en la mente, Mal pudo utilizar el amor para convencer al protagonista de que su destino era envejecer juntos. De hecho, fue el propio Cobb quien la incitó a seguir investigando el mundo de los sueños hasta que llegaron al Limbo, donde estuvieron dos décadas envejeciendo juntos mientras sus cuerpos se mantenían jóvenes en el mundo real.

   Aunque Cobb en un principio estaba contento con su nueva vida en el Limbo, en el fondo sabía que no era real. Pero Mal se dejó llevar por esa fantasía de vida juntos, que según la teoría ella misma había creado, hasta el punto de olvidarse de la realidad. Es entonces cuando Cobb decide implantar una idea en su mente -que la vida que están viviendo es mentira- lo que finalmente desemboca en el suicidio en el mundo real del personaje de Cotillard.

EL PODER DE LAS IDEAS

   De este modo, Origen se convierte en una sucesión de pruebas fallidas de la implantación de una idea en la mente de una persona. Primero, Mal convenció a Cobb de vivir una vida juntos a través del amor. Luego, Cobb le implementa la idea de que el Limbo no es real utilizando una emoción negativa, lo que literalmente acabó matando a su esposa. Y finalmente, con el peso de la culpa a sus espaldas, Cobb vuelve a utilizar el amor de Fisher por su padre para llevar a cabo su última misión.

   Con esto Christopher Nolan quería transmitir un claro mensaje: las ideas tienen el poder de destruirte o de definirte como persona. Cobb aprendió de su error y buscó un método de Inception que en lugar de destruir a Fisher lograse definir su personalidad. Pero en realidad pudo engañar al empresario porque, antes del suicidio de su mujer, él mismo ya había sido víctima de un Origen.