Publicado 07/01/2020 16:42CET

Leonardo DiCaprio sigue sin entender el final Origen

Una reflexión sobre la naturaleza subjetiva de la realidad. Este es el mensaje que quiso lanzar al mundo Christopher Nolan con el ya célebre final de Origen (Inception).
Una reflexión sobre la naturaleza subjetiva de la realidad. Este es el mensaje que quiso lanzar al mundo Christopher Nolan con el ya célebre final de Origen (Inception). - WARNER BROS. - Archivo

   MADRID, 7 Ene. (CulturaOcio) -

   Dom Cobb (Leonardo Di Caprio), el hombre que se cuela en los sueños de los demás, se reencuentra con sus hijos en el jardín de su casa. Para comprobar que eso que está viviendo es real, recurre a su tótem, el objeto que le permite determinar si se encuentran dentro de un sueño o no. El caso de Cobb es una peonza.

   Si no deja de girar, está dentro de un sueño. Si la peonza cae, está en el mundo real. El protagonista la pone a bailar encima de la mesa pero en el momento en el que la peonza parece que pierde fuerza... Nolan funde a negro pantalla dejando a millones de espectadores con la miel en los labios. Este es, a grandes rasgos, el final de Origen, la onírica y compleja cinta que estrenó en 2010 y de la que, una década después, se sigue hablando.

   Y es que una década parece sigue sin ser tiempo suficiente para entender la película, según confiesa el propio Leonardo DiCaprio.

   El intérprete, entrevistado junto a Brad Pitt en WTF Podcast con Marc Maron, reconoció que aún "no tiene ni idea" de lo que pasó en la película. "Sólo te centras en tu personaje. Yo me involucré, pero en lo referido a Christopher Nolan, su mente y cómo era [Origen], cómo conectaban las piezas, todo el mundo estaba intentando unir todo el puzzle continuamente".

   Preguntado por el sentido y la lógica de Origen, el intérprete contestó dubitativo: "Bueno, supongo que depende del punto de vista del espectador". La sincera respuesta de DiCaprio hace alusión al confuso final de la película de Nolan, que con su desenlace abierto dejaba al público con la duda de qué ocurría, finalmente, con Cobb.

   El propio Nolan, tras el estreno de la película, aseguró que lo importante no era si la peonza giraba de forma perpetúa o caía, lo fundamental es que el propio Cobb dejaba de mirarla. Es decir, que lo más importante es que estaba junto a su familia.

MICHAEL CAINE ZANJÓ LA POLÉMICA

   Pero precisamente ahí, en su familia, es donde está la clave oculta que acaba con todas las dudas sobre el polémico desenlace. Así lo aseguró Sir Michael Caine, que años después del estreno de Origen reveló que cuando su personaje -Miles, el mentor, maestro y suegro de Cobb, profesor de la universidad de Ariadne y el primer arquitecto de los sueños- está en escena se trata siempre de la realidad.

   "Cuando recibí el guion de Origen, me quedé un poco desconcertado y le dije a Nolan: 'No entiendo lo de los sueños'. Y le pregunté: '¿Cuándo es el sueño y cuándo es la realidad?'", relató Caine que desveló la rotunda y clara respuesta de Nolan: "Me dijo: 'Bueno, cuando estás tú en la escena es la realidad'. Así que tenedlo claro,:si estoy, es la realidad. Si no estoy, es un sueño".

   Después de recaudar 828 millones de dólares en todo el mundo con Origen y 677 millones con Interestellar, y tras cosechar un nuevo éxito con Dunkerque, Christopher Nolan vuelve a la ciencia-ficción con Tenet, un nuevo y misterioso filme protagonizado por John David Washington y Robert Pattinson. La nueva película del director, que algunos rumores vinculan secretamente con la propia Origen, llegará a las salas el próximo 17 de julio.