Publicado 13/04/2021 14:25CET

Michael B. Jordan explica la ausencia de Stallone en Creed 3: "Siempre habrá un poco de Rocky dentro de Adonis"

Archivo -    Sylvester Stallone y Michael B. Jordan en Creed
Archivo - Sylvester Stallone y Michael B. Jordan en Creed - WARNER - Archivo

   MADRID, 13 Abr. (CulturaOcio) -

   Michael B. Jordan debutará como director con la tercera entrega de Creed, la saga de boxeo derivada de Rocky que en su nuevo capítulo no contará finalmente con Sylvester Stallone. El actor y realizador en ciernes ha intentado explicar la ausencia, al menos en pantalla, del icónico Rocky Balboa en la nueva película de su franquicia.

   "Sí, creo que Sly hizo que se conociera que no volvería en esta, pero creo que... ya sabes, su esencia y su espíritu... siempre habrá un poco de Rocky dentro de Adonis", afirmó Jordan en una entrevista concedida a IGN en la que dejó claro que esta es una nueva era y que esta "es una franquicia de Creed".

   "Realmente, en el futuro queremos construir esta historia y este mundo a su alrededor. Siempre hay respeto y mucho amor por lo que se ha construido en el pasado, pero realmente queremos impulsar y guiar a Adonis hacia adelante con la familia que él ha formado", señala Jordan que espera que al público le guste lo están "cocinando" para esta tercera película de Creed y promete que "va a ser algo especial".

   La primera película de Creed, estrenada en 2015, fue dirigida por Ryan Coogler, quien ya había dirigido a Jordan en las películas Fruitvale Station y Black Panther. Por su parte, Creed II fue dirigida por Steven Caple Jr. La tercera película será la novena entrega de la franquicia Rocky, que arrancó en 1976 con la icónica cinta protagonizada por Sylvester Stallone.

   La película continuará la historia de Adonis Creed, interpretado por Jordan. La primera cinta recaudó 173,5 millones de dólares en todo el mundo, mientras que la secuela acumuló 214,2 millones. Además de Jordan, la tercera producción también contará con Phylicia Rashad en el papel de Mary Anne Creed.