Juego de tronos: ¿Es este el "regalo" de Euron Greyjoy?

Actualizado 18/07/2017 16:32:34 CET
Euron Greyjoy en Juego de tronos
HBO

MADRID, 18 Jul. (CulturaOcio) -

El arranque de la séptima temporada de Juego de tronos sirvió, además de para volver a ver a Arya haciendo de las suyas, para que los contendientes de la guerra que se avecina por el Trono de Hierro dispongan sus fuerzas en el tablero de Poniente. Una batalla que se antoja encarnizada y en la que uno de los últimos en llegar, Euron Greyjoy, puede ser clave.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

En el primer capítulo de la nueva temporada, Euron acude a a Dembarco del Rey para encontrarse con la nueva Reina de Poniente, Cersei Lannister. Lo hace con la esperanza de contraer matrimonio a cambio de poner a su servicio su ingente flota. Pero la leona no ha llegado hasta el trono fiándose de todos a las primeras de cambio, así que rechaza a Ojo de Cuervo, alguien fuerte y osado pero que no cuenta con la lealtad entre sus virtudes. No se fia de él y se lo dice a la cara.

Pero el nuevo dueño del Trono de Sal no se da por vencido y replica a las calabazas de Cersei con una promesa, un regalo que será una prueba irrefutable de su fidelidad. ¿De qué se trata?

Hay quien dice que Euron cuenta con un huevo de dragón obtenido en sus incontables viajes, botín de sus interminables saqueos e incluso los hay que aseguran que el regalo no será una cosa, sino una persona: Tyrion Lannister, el hermano traidor contra el que Cersei desatará toda su ira.

Pero en este punto hay que remitirse a los libros de George R.R. Martin, de cuya trama -hay que recordar- la serie se ha separado en muchas ocasiones y ya ha adelantado.

En las novelas de Canción de Hielo y Fuego Ojo de Cuervo tiene en sus manos el Cuerno Dragón, uno de los objetos mágicos más poderosos de Poniente. Y es que, cuentan las leyendas, este colosal cuerno tiene la asombrosa capacidad de controlar a los dragones.

Una reliquia sin valor durante siglos pero que ahora, una vez que al abrigo de Daenerys han vuelto a existir los dragones, puede convertise en un factor totalmente desequilibrante a la hora de dominar los Siete Reinos y, evetualmente, de plantar cara al inexorable avance del Rey de la Noche y sus Caminantes Blancos.

UN DRAGÓN, UN SACRIFICIO

Pero, tal y como avisan casi a modo de 'instrucciones de uso' los glifos valyrios que lo adornan, el Cuerno Dragón cuenta con un gran inconveniente: "Yo soy Atadragones. Ningún mortal me hará sonar y seguirá con vida. Sangre por fuego, fuego por sangre". Es decir, que alguien debe morir para que el dragón obedezca.

Si finalmente es este el presente que Euron tiene previsto entregarle a Cersei para mostrar su lealtad y conseguir casarse con ella, las cosas se pondrían muy complicadas para Daenerys y los suyos. Y es que, si la implacable leona fue capaz de hacer lo que hizo disponiendo de una reserva de fuego valyrio oculta en las alcantarillas de Desembarco del Rey... ¿de qué no sería capaz con un dragón y todo su poder de destrucción a su servicio?

Para leer más