Hellboy: 3 grandes aciertos y siete errores del remake protagonizado por David Harbour

Hellboy: 3 grandes aciertos y siete errores del remake
VERTICE 360
Actualizado 18/05/2019 12:37:52 CET

MADRID, 18 May. (CulturaOcio - Adrián de Miguel) -

El reboot de Hellboy que dirige Neil Marshall y protagoniza David Harbour está muy lejos de ser una película perfecta. Muchas críticas la calificaron como "un desastre" inconexo y completamente disparatado. El filme venía precedido de la larga sombra de Guillermo del Toro y Ron Perlman, pero... ¿realmente es tan desastrosa?

((AVISO: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

Las expectativas eran muy altas para el reinicio del Demonio Rojo, sobre todo teniendo en cuenta el nuevo enfoque del director de algunos de los capítulos más recordados de Juego de tronos, como la Batalla de Aguasnegras, que ha optado por una versión más adulta y violenta del personaje. Pero ni con la colaboración del creador de Hellboy, Mike Mignola, han logrado crear una cinta consistente que entusiasme a los fans.

Con un presupuesto de 50 millones de dólares, constantes rumores de que el rodaje fue un auténtico caos y una puntuación de sólo el 15% en Rotten Tomatoes, el nuevo Hellboy llega a los cines españoles con muy buenas intenciones... pero muy pocos puntos a favor. Éstos son 7 errores y 3 aciertos de la nueva versión del Demonio Rojo.

ERROR: UN GUION QUE EXPLICA CADA PASO DE LOS PERSONAJES

Para empezar, y dejando a un lado las discrepancias creativas durante el rodaje, hay que señalar que el guion de Hellboy, obra de Andrew Cosby (Eureka) peca de ser demasiado explicativo. Los personajes van una y otra vez narrando al actor lo que van a hacer a continuación, destripando la sorpresa antes de que suceda, en una historia que, si bien añade elementos nuevos, ya fue contada de forma magistral por Guillermo del Toro.

ERROR: YA ME SÉ LA HISTORIA

Y es que la sombra del mexicano se nota en cada plano de la película. No hay historia de Hellboy más antigua que la lucha interna del Demonio por evitar convertirse en el arma de destrucción masiva que está destinado a ser. En la versión de 2004, era Rasputin quien intentaba liberar a la bestia oculta dentro de Rojo, mientras que en ésta es la Reina de Sangre interpretada por Milla Jovovich. Pero para el caso es la misma trama.

ACIERTO: HELLBOY ES UN ASESINO DESPIADADO

Sin duda el gran acierto de la película ha sido hacer una versión para adultos en la que el Hellboy de Harbour, más joven que el de Perlman, no tiene ningún escrúpulo a la hora de matar a sus enemigos. La oscuridad del personaje es eje central de la trama, y aunque no llega a ser su antecesor, el actor de Stranger Things aporta todo su potencial físico y su saber hacer al malogrado guion. Lástima que el exceso de maquillaje arruine un poco su expresión facial.

ERROR: LOS VILLANOS SON DE LO MÁS PLANO

A excepción de la Bruja Baba Yaga, el resto de antagonistas de la película carecen casi por completo de personalidad. La Reina Nimue hace poco más que repetir una y otra vez que su poder no tiene límites, mientras intenta seducir a Hellboy para que abrace su lado oscuro, mientras que su esbirro hombre-jabalí no deja de ser una copia de Wink, el malvado ser con mano de metal de Hellboy: El ejército dorado. NI siquiera el siembre brillante Ian McShane se salva de la criba en su papel como Dr. Broom.

ERROR: ES TAN LARGA QUE NO MANTIENE EL RITMO

Neil Marshall parecía a priori un gran acierto para el reboot de Hellboy. Sin embargo, y quizás debido a las diferencias creativas con el estudio, su narrativa se ve como una serie de secuencias inconexas puestas una detrás de otra, lo que hace que cuando va a llegar el clímax, que aun así se alarga media hora más, el espectador ya haya perdido casi por completo el interés en saber cómo termina la historia.

ACIERTO: UNA BANDA SONORA DE LO MÁS VARIOPINTA

Dentro de la sucesión de inconexiones que tiene la película entre escena y escena cabe destacar el uso de la banda sonora, que es cuanto menos de lo más variada y sorprendente. Desde el uso de Muse en la pelea de gigantes al sonido de los Mötley Crüe durante un tiroteo, pasando por los ritmos latinos o el dubstep, el tracklist se merece una mención aparte. Y por supuesto no podía faltar el malamente de Rosalía.

ERROR: MUCHO CGI... Y POCAS NUECES

Si algo distinguía a las películas de Guillermo del Toro era la inmensa cantidad de criaturas que aparecían, la mayoría de ellas creadas con maquillaje y caracterización. En la versión de Marshall, se abusa de los efectos por ordenador, sobre todo en la secuencia de Hellboy contra los gigantes y la resurrección de Nimue, lo que hace que (en parte por su bajo presupuesto) los seres pierdan casi totalmente su credibilidad. Y con ello la película.

ERROR: ¿HA DESTROZADO AL PERSONAJE?

Durante mucho tiempo, Guillermo del Toro estuvo peleando para sacar adelante su Hellboy 3, que por desgracia nunca vio la luz debido a su alto presupuesto. La intención de Marshall con su reboot era dar pie a una nueva franquicia. Pero dado el bajo rendimiento de la cinta en taquilla, y las innumerables malas críticas en su vida, lo más probable es que haya conseguido todo lo contrario. Hundir la franquicia del personaje para siempre.

ACIERTO: INTENTA SENTAR LAS BASES DE LA SECUELA

Del mismo modo que la película le hace un flaco favor al futuro del personaje, el director también ha intentado sentar cátedra para las próximas (y poco probables) entregas de la franquicia. Muestra de ello son las escenas post-créditos, con breve aparición de Abe Sapiens y del siguiente gran villano, que se mantiene en secreto en la última secuencia con Baba Yaga. Un noble gesto por parte de Marshall, que seguramente caerá en saco roto.

ERROR: LA VERSIÓN MÁS LIGHT

Por último, y como mención especial, cabe destacar que la versión que llega a las salas españolas es en realidad una versión suavizada y censurada, donde la violencia explícita ha sido recortada. Aunque, en un principio, los cortes son de poco más de un minuto, y han sido aprobados por el director y los productores, la cantidad de sangre y violencia ha sido rebajada para llegar a un público más amplio. Una decisión con la que los primeros espectadores se han mostrado en contra, y que de nuevo le resta puntos al ya de por sí fallido reinicio de Hellboy.