Llega a los cines el nuevo Hellboy de David Harbour: "La ignorancia y el miedo son los grandes monstruos de este mundo"

Actualizado 17/05/2019 12:47:14 CET
437135.1.644.368.20190516143943
Vídeo de la noticia

   MADRID, 16 May. (CulturaOcio) -

   Más oscuro, más violento, más terrorífico y, por tanto, también más arriesgado. Este viernes 17 de mayo llega a los cines españoles Hellboy, la nueva y valiente -especialmente en su versión sin recortes y más violenta, la que se proyectó en Estados Unidos y que no se verá en cines españoles donde el metraje a sido ligeramente suavizado- adaptación cinematográfica de del legendario cómic de Mike Mignola que protagoniza David Harbour (Stranger Things) y que promete ser todo un "subidón de adrenalina".

   En una entrevista concedida a CulturaOcio.com durante la visita del actor a Madrid para promocionar el filme, Harbour aseguró que siempre trabajaron con esta versión más oscura, extrema y casi 'gore' del personaje. Un Hellboy que, en este 'reboot' dirigido por Neil Marshall (Centurión, Dog Soldiers), vira sin miedo para adentrarse en senderos oscuros propios del cine de terror cargados de sangre y violencia. Un cambio de tono muy significativo en comparación os películas anteriores dirigidas por Guillermo del Toro y protagonizadas por Ron Perlman.

   "La violencia, el terror... esos elementos en el cine me parecen muy catárquicos. La vida puede ser tan terrorífica que a veces viene bien ir a una sala de cine para ver una película con monstruos para exorcizar esos miedos", afirma el protagonista de la popular serie de Netflix Stranger Things al que, confiesa, esos "subidiones de adrenalina" que ofrece el cine de terror y acción le permiten, después "dar unos cuantos gritos dentro de un cine", tener "menos miedo en la vida real".

   Obligado a someterse a maratonianas sesiones de maquillaje antes de cada día de rodaje, el intérprete estadounidense reconoce que lo más duro no era la caracterización propia de este personaje, sino "rodar con todo eso encima". "Las expresiones faciales tienen que ser más exageradas para traspasar esos kilos de maquillaje, el cuerpo tiene que moverse de manera distinta, trabajar con esas lentillas amarillas... Las escenas de acción eran muy difíciles, y me lastime en algunas", recuerda Harbour que reconoce que aunque fue duro cuando ve el resultado en pantalla tiene claro que "valió la pena".

UN MONSTRUO CONTRA LOS MONSTRUOS

   En ese esfuerzo de expresiones y muecas exageradas con las que intentaba traspasar la máscara roja de látex, el "rasgo más importante", lo que no quería que dejara de llegar hasta el patio de butacas, es la enorme batalla interior que libra este Hellboy. "Está luchando con su propia identidad, consigo mismo, decidiendo si es bueno o malo y eso significa tomar una elección. Y esa pelea interna fue difícil de transmitir hacia fuera, fue lo que más preocupó mostrar al público porque tenía miedo de que la gente no empatizara con Hellboy", sentencia.

   Y es que el protagonista del filme vive una gran contradicción vital: Es un monstruo sobrenatural que caza otras criaturas como él. "Si tuviera que combatir algo en este mundo real sería la ignorancia y el miedo", confiesa Harbour que sostiene que "todos los seres humanos somos capaces de lo mejor y de lo peor, de hacer cosas monstruosas y también de hacer cosas maravillosas".

    "Así que realmente no hay monstruos, no hay mal, solo hay ignorancia y miedo", sentencia el actor que también es categórico a la hora de elegir el pasaje más aterrador del nuevo Hellboy. "Es sin duda la secuencia con Baba Yaga. En su encuentro con la bruja, el personaje entiende, identifica el mal que tiene que combatir. Y luego también está ese beso... que todavía me mantiene el vela por las noches, porque yo tuve que pasar por eso", recuerda entre risas.