Actualizado 22/04/2020 9:06:18 +00:00 CET

El final de Code 8 (Código 8), el thriller de Netflix, explicado

Code 8, la película que triunfa en Netflix
Code 8, la película que triunfa en Netflix - NETFLIX

   MADRID, 21 Abr. (CulturaOcio) -

   Code 8 (Código 8) está arrasando en Netflix. La película protagonizada por Robbie y Stephen Amell propone un futuro alternativo en el que el 4% de la población posee superpoderes, pero son tratados como marginados y perseguidos por las autoridades. Una historia culmina en su escasa hora y media de metraje con un final que merece la pena analizar... y que deja la puerta abierta a expandir su universo.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILER ))

   Code 8 cuenta la vida de Connor Reed (Robbie Amell), un joven con poderes sobrenaturales capaz de controlar la electricidad que intenta ganarse la vida como trabajador en la construcción mientras cuida de su madre enferma. Pero pronto será reclutado por el criminal Garrett (Stephen Amell) y se verá envuelto en un mundo de delincuencia y conspiración en torno a una droga conocida como Psyck.

   Aunque las intenciones del protagonista son nobles, solo busca dinero para ayudar a su madre, se ve envuelto en una maraña de traiciones que le harán replantearse el mundo en el que vive e incluso el tipo de persona que quiere ser

En el tercer acto de la película muestra un final abierto y que, dado el éxito del filme, es más que posible que dé pie a una secuela de Quibi, ya sea en formato serie, segunda película o spin-off.

Un final que merece la pena analizar, personaje a personaje.

EL FINAL DE SUTCLIFFE

   El personaje de Sutcliff se ve amenazado durante toda la película por un grupo secreto conocido como The Trust, y es el responsable de reclutar a Garrett y su pandilla, así como para darle la información de los atracos. Sin embargo, cuando el robo al furgón propuesto por Connor, Sutcliffe decide traicionarles.

   Aunque Connor culpa a la avaricia de Garrett de que el atraco salga mal, todo parece indicar que Sutcliffe se la ha jugado al grupo, en un movimiento muy parecido al del atraco del Joker en El Caballero Oscuro. Finalmente, Garrett mata al traidor, dejando el imperio de la droga de Psyck sin uno de sus principales cabecillas.

EL FINAL DE CONNOR

   Tras la traición de Sutcliffe, parece que finalmente Connor ha tomado conciencia del mundo en el que se ha metido realmente, y decide concertar una cita con el agente Park para revelarle dónde se esconde Sutcliffe. Sin embargo, su plan era que el criminal escapase para estar esperándole junto a Garrett, algo que no contó a la policía.

   En realidad, el plan de Connor era guiar a la policía hasta el traidor como un señuelo para tenderle una emboscada. Esto define muy bien al personaje, ya que le sitúa en el lado de la criminalidad, en lugar de hacerle parecer un héroe. Aunque Connor decide en el último momento aplacarse de Nia, las consecuencias de sus actos son nefastas, ya que su madre finalmente fallece y el termina en la cárcel por sus delitos.

EL FINAL DEL AGENTE PARK

   Durante toda la película el personaje de Sung Kang se muestra taciturno, e incluso parece rehusar la medalla que le otorga el cuerpo por acabar con el imperio de la droga de Sutcliffe. Sin embargo, Connor ha sido el verdadero héroe, ya que sin su información no habría sido posible el plan, pero también será la persona que irá a la cárcel.

   La película también revela que la hija de Park también tiene poderes, y como se explica que los poderes son hereditarios, existe la posibilidad de que Park también los tenga, aunque lo mantiene en secreto.

EL FINAL DE NIA

   En lugar de centrarse en Connor y Garrett, la última secuencia se centra en Nia, la sanadora que casi muere intentando salvar a la madre del protagonista. La joven se encuentra visitando a su padre en prisión, ahora que la deuda que éste mantenía con Sutcliffe está saldada. La última escena pretende dar un poco de esperanza final, ya que ahora Nia y su padre son, en cierta parte, libres.

EL FINAL DE GARRETT

   Lo que más deja la puerta abierta a la secuela es la última reunión de Garrett con el jefe de The Trust. El personaje de Stephen Amell se ha revelado como un tipo ambicioso que siempre busca más poder, y ahora que Sutcliffe ha sido eliminado está buscando hacer nuevos pactos con los capos de la droga.

   Garret de hecho queda libre al final de la película, a diferencia de Connor, dando a entender que en el mundo de Code 8 el sentido del honor es dudoso, y es fácil que los justos paguen por los pecadores.

Para leer más