Publicado 07/12/2020 14:33CET

Las estrellas de El señor de los anillos y El Hobbit se unen para salvar la casa de J.R.R. Tolkien

Aragorn y Gandalf en la serie de El señor de los anillos
Aragorn y Gandalf en la serie de El señor de los anillos - WARNER BROS - Archivo

   MADRID, 7 Dic. (CulturaOcio) -

   La casa de Oxford de J.R.R. Tolkien ha salido a la venta. Varias estrellas de las sagas de El señor de los anillos y El Hobbit se han reunido para salvar el hogar del autor y han pedido ayuda a los fans. El objetivo de las estrellas es fundar una organización benéfica para comprar la propiedad y crear un centro literario dedicado al escritor que inspiró las exitosas franquicias cinematográficas y la serie que está en marcha en Amazon Prime Video.

   Ian McKellen (Gandalf) y John Rhys-Davies (Gimli, Treebeard) de la trilogía El señor de los anillos, Martin Freeman (Bilbo) de El Hobbit y Annie Lennox, quien interpretó Into the West para la banda sonora de El retorno del rey, ) son algunos de los que han expresado su apoyo a la campaña de financiación colectiva Project Northmoor. Los artistas han participado en un vídeo, dando visibilidad a la iniciativa. "A diferencia de otros escritores de su talla, no existe un centro dedicado a J.R.R. Tolkien en cualquier parte del mundo. Todavía", escribió McKellen en Twitter.

   Derek Jacobi, quien apareció junto a Nicholas Hoult y Lily Collins en la película biográfica de Tolkien el año pasado, también se ha adherido a esta iniciativa. También han participado el ilustrador de El señor de los anillos John Howe; Joseph Loconte; Joseph Loconte, autor de Un hobbit, un armario y una gran guerra; y Cliff Broadway, representante de la página fan de Tolkien TheOneRing.net.

   "Increíblemente, considerando su importancia, no hay ningún centro dedicado a Tolkien en ningún lugar del mundo", agrega Rhys-Davies. "La idea es convertir la casa de Tolkien en un centro literario que inspirará a las nuevas generaciones de escritores, artistas y cineastas durante muchos años", agrega.

   La galardonada autora Julia Golding, quien ayudó a lanzar la campaña, ha negociado un periodo de recaudación de fondos de tres meses con el propietario actual. "No podemos lograr esto sin el apoyo de la comunidad mundial de fans de Tolkien, nuestra comunidad de patrocinadores", dice McKellen.