Una escuela prohíbe los libros de Harry Potter por miedo a sus hechizos "reales"

Actualizado 02/09/2019 12:52:37 CET
Una imagen de los libros de Harry Potter escritos por J.K. Rowling, 'El prisionero de Azkaban' y 'El cáliz de fuego'
Una imagen de los libros de Harry Potter escritos por J.K. Rowling, 'El prisionero de Azkaban' y 'El cáliz de fuego' - GETTY IMAGES

MADRID, 2 Sep. (CulturaOcio) -

El mundo fantástico que ideó J.K. Rowling también estaba lleno de peligros. Que se lo digan a Harry Potter, que tuvo que enfrentarse constantemente a maldiciones y hechizos que, perfectamente podrían haberle matado. Una preocupación que ha llevado a una escuela de Nashville a eliminar de su biblioteca los libros del joven mago por miedo a sus efectos reales y que, al leerlos, sus alumnos "conjuren espíritus malignos".

Así lo ha indicado The Tennessean, que informa sobre la decisión de el pastor de una escuela católica que ha decidido eliminar de la biblioteca las novelas de fantasía de Rowling. Una decisión motivada, según justifica el sacerdote, por la inclusión de hechizos y maldiciones en estos libros que son "reales" y "arriesgan conjurar espíritus malignos" al ser leídas.

El reverendo Dan Reehill explicó su decisión en un correo electrónico a los padres de los estudiantes de la Escuela Católica St. Edward en Nashville, declarando que había consultado el asunto con exorcistas en los Estados Unidos y en el Vaticano antes de eliminar la historia del joven mago de Hogwarts y su cruzada contra Lord Voldemort de las estanterías de la biblioteca.

"Estos libros presentan la magia como buena y mala, lo cual no es cierto, pero es, de hecho, un engaño inteligente. Las maldiciones y hechizos utilizados en los libros son maldiciones y hechizos reales; que, al ser leídas por un ser humano, pueden conjurar espíritus malignos en la presencia de la persona que lee el texto", sentenció el preocupado pastor después de llevar a término su decisión.

UNA EXTRAÑA MEDIDA CENSORA

Rebecca Hammel, la superintendente de escuelas de la Diócesis Católica de Nashville, confirmó al medio que el reverendo Reehill tiene la última palabra sobre el asunto, ya que la Iglesia Católica no tiene una posición oficial sobre la serie escrita por J.K. Rowling.

"Cada pastor tiene autoridad para tomar tales decisiones en su escuela parroquial. Es decir, está dentro de lo posible que actúe de esa manera", explicó. "No queremos censurar nada, sólo queremos asegurarnos que lo que está en nuestras escuelas públicas sea un material adecuado a la edad de los alumnos", sentenció Hammel.

La saga literaria de Harry Potter, escrita entre 1997 y 2007, fue llevada al cine entre 2001 y 2011 en una saga de ocho películas que superó los 7.700 millones de dólares en taquilla. Además de la franquicia principal, la historia del joven mago continúa la ampliación de su universo con Animales fantásticos, que ya prepara su tercera entrega en los cines, protagonizada por Eddie Redmayne como Newt Scamander.

Contador