Eddie Redmayne: Grindelwald es más peligroso y aterrador que Voldemort porque es más seductor

Cargando el vídeo....
Actualizado 16/11/2018 18:10:07 CET

   MADRID, 16 Nov. (CulturaOcio) -

   Los hermanos Scamander, Newt y Theseus, o lo que es lo mismo, Eddie Redmayne y Callum Turner, han visitado Madrid para presentar Animales Fantásticos: Los crímenes de Grindelwald, la nueva entrega cinematográfica del universo mágico creado por J.K. Rowling que llega a los cines este viernes 16 de noviembre.

   Un filme que cuenta con dos fichajes estrella: Jude Law, que encarna a la versión más joven del mítico profesor y futuro director de Hogwarts, Albus Dumbledore; y Jonnhy Depp, que interpreta a Gellert Grindelwald, el peligroso y "seductor" nuevo gran villano de la franquicia. Dos personajes muy unidos antaño por el amor, pero que ahora están en bandos diferentes.

   "Grindelwald es de algún modo encantador", afirma Redmayne en una entrevista concedida a CulturaOcio.com en la que destaca que es precisamente su capacidad para "seducir" y "manipular" a los demás, explotando sus miedos y diciéndoles exactamente lo que quieren escuchar, lo que convierte al personaje de Depp en un villano "tan convincente" y puede que incluso más peligroso que Voldemort. El mago oscuro líder de los mortífagos, gran antagonista de la saga Harry Potter, no tenía esos dobleces y era, recuerda el actor, "abiertamente malo".

GRINDELWALD Y LA ESTRATEGIA DE LOS DICTADORES

   Por contra, el villano encarnado por Depp blande un discurso radical y excluyente basado en el miedo y el odio con el que va ganando adeptos a su pérfida causa: conseguir que los magos sometan a todas las criaturas no mágicas. "Recurre a las inseguridades de la gente, les habla de una forma directa y sencilla, capaz de llegar a ellos como si estuviera en posesión de la verdad. Eso es lo extraordinario de este tipo de maldad, que consigue manipular y sacar a flote los miedos de las personas. Y eso es aterrador", expone el actor británico ganador del Oscar en 2015 por La teoría del todo.

   Una visión que comparte totalmente Callum Turner, su hermano en la ficción, que asegura que "cuando consigues infundir el miedo, tienes la llave para muchas cosas". "Muchos dictadores a lo largo de la historia han hecho exactamente lo mismo, han usado esa misma táctica. El miedo es un arma muy poderosa", advierte sobre el villano, uno de los puntos más aplaudidos de esta segunda entrega y también de los más polémicos.

   Y es que hace unos meses no fueron pocos los fans que protestaron por la presencia de Depp en la saga y, a través de las redes sociales, pidieron a Rowling que no contará con él tras las acusaciones de maltrato a su ahora ya exmujer Amber Heard. "No creo que fuera algo injusto. Todo el mundo tiene derecho a tener su opinión y a expresarla. Pero tal y como yo lo veo... Johnny y Amber ya han hablado públicamente del tema y respeto lo que han dicho", se limita a comentar Redmayne al ser interrogado sobre si los fans fueron injustos con Depp.

EL REGRESO A HOGWARTS

   Lo que sí pide a los seguidores más acérrimos de la saga, auténticos estudiosos del universo Harry Potter y que conocen todo al dedillo, es que no olviden que este es un arco narrativo de cinco películas y que tengan "absoluta y todal confianza y fe" en Rowling, tal y como la tiene él, por que tiene muy claro hacia donde va la saga.

   "Todo viene de ella, es su mundo y está todo en su cabeza. Tiene la visión global de hacia donde va toda la historia y nosotros nos amoldamos a ella lo mejor que podemos", señala Redmayne que reconoce que tiene algunos celos de su hermano en la ficción ya que esta nueva entrega vuelve a Hogwarts... pero su personaje no estaba incluido en las secuencias. No al menos en su versión adulta, aunque el joven Newt sí aparece en algún flashback. "No estaba invitado, pero sí que me colé para sacarme un selfie", dice entre risas.

   Por los pasillos de Hogwarts sí desfila en algún momento del filme Theseus Scamander algo que, confiesa Turner, fue "como un sueño". "Es un lugar muy especial. Rodamos en los corredores en los que Harry, Hermione y el resto iban por ahí con sus togas y sus buhos... fue un día bastante genial", recuerda emocionado.